Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
25 abril 2014 5 25 /04 /abril /2014 07:40

intemperie-9788432214721.jpg

 

Nuevamente he de vencer mis recelos hacia una primera novela de la que se escribe: "'Intemperie' se ha consagrado como uno de los debuts más deslumbrantes del panorama literario internacional". En el último año he tratado de lidiar con cinco, CINCO, "debuts deslumbrantes" y apenas se salva uno y éste con algunos "peros" y bastante esperanza en que no será la flor de un día. Leeré sin acritud y hasta con entusiasmo al autor que no permita esas exageraciones y confiese paladinamente que es su primera novela, que está seguro que es mejorable y que sólo aspira a ganarse la benevolencia de sus lectores. Pero eso es utópico en esta sociedad literaria vendida a la mercadotecnica..

Así que leo "Intemperie" bajo la entusiasta recomendación de un par de amigos, de mi librero y de los plumíferos que han publicado reseñas sobre ella. ¿Cómo oponerse a esa corriente de halagüeños pareceres? Pero he de reconocer que, sin llegar a lo hiperbólico acostumbrado, la novela me parece una muy buena novela. He disfrutado con ella, me ha gustado la eficacia narrativa, el empleo de voces, términos y palabras del mundo rural con una brillante ejecutoria literaria, el trasiego de personajes sólidos, bien descritos, la trama dura, sin pretensiones, lineal y afilada como una navaja, la sencillez y justeza de las descripciones, la eficaz nervadura de la tensión hacia un final abierto. He comprobado cierta bisoñez --tal vez lo más débil de un conjunto bastante equilibrado-- en el diseño de los diálogos y algunos detalles argumentales no demasiado coherentes con el tono y la andadura de los hechos. Pero todo ello defectos menores de un conjunto asombrosamente sugestivo.

Es el tipo de novela que abre un paréntesis de atención hacia un autor al que uno, ya de entrada, pone en un listón alto de exigencia. Lo cual es un arma de doble filo, un desafío y un interrogante. "Intemperie" tiene una inesperada solidez, precisamente debido a la sencillez del encuadre que nos propone. Esa violenta metáfora de la crueldad, de la pérdida de la inocencia, del miedo pero también de la entereza, del valor, de la bondad, de la rectitud, de los personajes de una pieza --quizá demasiado, lo que los convierte en símbolos-- como el cabrero o el alguacil, toma caracteres trágicos de corte clásico, como en "Los santos inocentes" de Delibes, por citar un drama rural en la línea del que nos cuenta Jesús Carrasco. Un niño abandona su hogar y se escapa. No sabemos por qué. Hay un secreto ominoso que se nos revelará más adelante. El niño huye y se esconde. "Notó que los hombres ya estaban cerca y se dispuso para el sigilo. Escuchó su nombre multiplicándose entre los árboles como gotas sobre una lámina de agua. Agazapado en su escondrijo, pensó que esta sería toda su recompensa: oir como le llamaban una y otra vez entre los olivos al despuntar la mañana" (pág. 11). Con esa prosa tensa con secos tonos poéticos avanza una historia que parece una emanación de una tierra mísera, ancestral, "Delante de él, el llano se sacudía el sufrimiento que el sol le habia causado durante el día, desprendiendo un olor a tierra quemada y pasto seco". Una tierra tan dura e inclemente como las normas bajo las que vivían sus míseros oradores "En su casa, las piedras de las paredes imponían una ley ancestral que dictaba que los niños debían mirar al suelo cuando eran sorprendidos haciendo algo inconveniente. Debían mostrar la nuca, dóciles como ofrendas o víctimas propiciatorias" (pág.27). Para acentuar esa dureza existencial no conoceremos los nombres de ninguno de los protagonistas de la historia. El viejo, el niño, el alguacil, los guardias. Y deleita la brillantez narrativa de algunas páginas, como las que dedica (111 y sgtes.) a contarnos los apuros del niño para tratar de ordeñar a una cabra. 

La economía narrativa y sencillez de medios de los que se vale este joven autor  extremeño (nació en 1972) logra una profundidad de foco que eleva a mítico el ambiente que nos describe y los personajes que viven o malviven en él, mientras que la falta voluntaria de datos geográficos, temporales o políticos, elevan el nivel de leyenda a lo general, a lo simbólico. Aunque es un niño el protagonista de una historia narrada en tercera persona o narrador omnisciente, con lo que no se despega el autor de los modos clásicos de novelar, la historia no se narra en clave de novela de aprendizaje, "bildungsroman", o de itinerancia picaresca de la miseria tipo "Lazarillo de Tormes", sino que se acerca más a la visión trágica demoledora de una narrativa del abuso sexual, la ofuscación de la crueldad y el desatino violento.

Hay calidad profunda en esta narrativa que nos ofrece Carrasco con una sencillez y falta de pretensiones intelectuales o estéticas que sorprende en un autor primerizo.

 

FICHA

INTEMPERIE.- Jesús Carrasco.- Seix Barral.223 págs. 16,50 euros

 

.

Compartir este post
Repost0
22 abril 2014 2 22 /04 /abril /2014 14:01

Adiós mamá. Tu magnífica discreción ha dado su última nota de calidad. Ayer por la mañana te marchaste en silencio, sin llamar la atención, sin sufrimiento, sin duelo. Un compasivo ataque al corazón o tal vez un ictus, como un relámpago bondadoso, sin nublar tu gesto relajado. Te dejaste caer blandamente. Antes de llegar al suelo, nos dijo el forense, seguramente ya estabas muerta. El domingo, el día anterior, habíamos estado a tu lado. Comimos juntos. Los tres hermanos y Anna. Hablamos del pasado, de papá, de nuestra infancia. Nos hiciste reir con tus ocurrencias y tus recuerdos, con ese amor de la vida y al placer, a la sensualidad y a las buenas cosas, a lo correcto, a lo bello y a lo compasivo. Incluso recitaste un poema popular y después nos cantaste una vieja tonada zarzuelera, mientras nos mirabas con los ojos chispeantes, desde la  pícara atalaya de tus noventa y tres años recién cumplidos, llena de gracia, de humor y de sentido lúdico y travieso de la vida.  Eras una gran mujer, una madre plena y una potencialidad permanente de ayuda, compañía y cariño que no paraba de ejercerse a sí misma para los demás y que ha presidido con presencia firme, segura e inigualable todo el escenario de nuestra vida infantil, adolescente y adulta. Por tanto, desde el amor, bienvenida mami.

En menos de treinta y seis horas todo se ha consumado. Tu cuerpo ya no está entre nosotros. Tres hijos, ocho nietos y catorce bizniestos, numerosos amigos, vecinos, familiares de uno y otro lado, todos han  mostrado, con una unaminidad no debida al tópico, su mensaje de cariño, dedicación, bondad y profunda humanidad de los que te hemos sido deudores. Las anécdotas de tu dilatada vida, tan plena y al final, tan cumplida y feliz, han florecido en sonrisas en todos cuantos formaban los corrillos de apenados pero también afortunados y agradecidos seres que te hemos disfrutado en muchos momentos. Ahora, mamá, mami, mamuschka, "ayi", abuela, viejita, vuelves al lugar más íntimo de cada uno de nosotros, de nuestra alma, nuestra memoria y nuestros sentimientos. Formas parte de cada uno de los que te quisimos. Por tanto, desde la complicidad, bienvenida mami... 

Compartir este post
Repost0
19 abril 2014 6 19 /04 /abril /2014 08:29

max-aub.gif

Novela inconclusa del gran Max Aub (1900-1972)  que ha sido recuperada, junto con las documentadas vivencias del escritor desde su infancia en Paris, hasta su vida en la Valencia prebélica, la guerra civil, el exilio americano y la muerte tranquila y súbita en México.  De padre alemán y madre francesa, Max Aub se convierte en uno de los grandes narradores en lengua castellana y uno de los más imaginativos e inquietos de todos los tiempos. Fascinado por el poder de la ficción, Aub nos lega dos o tres novelas sobre personajes "apócrifos" que además de ser el fiel reflejo de la época en la que viven, crean unas realidades que confunden a los propios contemporáneos reales de sus personajes ficticios. Hay que bucear en las "biografías" de Luis Alvarez Petreña, el escritor, o del artista Josep Torres Campalans ("amigo" de Picasso y de Mattise, cuya existencia "real" fue reconocida por el primero, poco antes de que el novelista diera a conocer su genial impostura literaria: hasta los cuadros reproducidos en la "biografía" los pintó Aub. con notable habilidad artística). Pues bien, Aub se atrevió con una biografía de Luis Buñuel que era también un recorrido por las vanguardias artísticas y de la interesante época de entreguerras, guerra civil y postguerra. Todo queda reflejado en este trabajo prodigioso de la investigadora Carmen Pairé que durante cuatro años ha ordenado el ingente material de casi 5.000 páginas de contenido diverso sobre la novela "in  progress", que se guardaban en la Fundación Max Aub de Segorbe. La editorial granadina "Cuadernos del Vigía" ha publicado --en una edición preciosa-- el voluminoso libro de casi 600 páginas que compendia todo el trabajo que Max Aub había realizado en su --frustrado por la muerte--, proyecto de novela.

En este libro magnífico, aparte de las paginas escritas por Aub, se presenta un índice onomástico con un millar de nombres citados en el texto y se adjunta un DVD con grabaciones de algunas de las conversaciones que Max Aub mantuvo con su biografiado.

Aunque Aub murió en 1972 cuando trabajaba en esta biografía encargada por la editorial Aguilar, en 1986 se publicó un extracto de las conversaciones entre el novelista y el director de cine. Al parecer Aub estaba empeñado en escribir el libro antes de morir, ya que consideraba que Buñuel y él habían tenido "vidas cruzadas", muy semejantes en algunos puntos, con amigos comunes, experiencias parecidas y un destino igual de exiliados.

El escritor trataba de lograr con esta "Luis Buñuel,novela", una hazaña semejante a la que hizo con Josep Torres Campalans o Alvarez Petreña, pero en lugar de inventarse un personaje para insertarlo en el mundo real, coger a un personaje real y convertirlo en un personaje en un mundo de ficción que, al mismo tiempo, fuera el análisis de todo su mundo personal y de la época que le tocó vivir, es decir su obra magna, el resumen y cierre de su fascinante vida de escritor.

La obra está dividida en dos partes. En la primera leemos los prólogos escritos por Aub, más la biografía de Buñuel desde 1900 hasta el periodo 1960-72 con las estancias del aragonés en París, Madrid y México, varias semblanzas del cineasta, un análisis de su figura y de sus influencias políticas, religiosas, educativas y artísticas. Se incluyen en ella transcripciones de algunas de las conversaciones entre Aub y Buñuel. La segunda parte, de aire más teórico, analiza el arte de su época y las principales  corrientes que dinamizaron una época muy fértil para el arte.

 

FICHA

LUIS BUÑUEL, NOVELA.- Max Aub.-Cuadernos del Vigía.- 604 págs. Se adjunta DVD con conversaciones entre Aub y Buñuel. 42,75 euros

Compartir este post
Repost0
18 abril 2014 5 18 /04 /abril /2014 08:15

siempre-supe-que-volveria-a-verte-aurora-lee-9788415996002.jpg

Ensayista y profesor de literatura en Nueva York, Eduardo Lago es uno de nuestros ilustres intelectuales radicados en el extranjero, flores esquivas de una cultura nacional muchas veces cainita, que mantiene desde hace veintinco años una actividad digna de elogio y dedicada a temas que hacen sonrojar de placer a los amantes de la literatura y la metaliteratura (como en "El íncubo de lo imposible" donde analiza las diferencias entre las traducciones existentes en español del "Ulises" de Joyce o en su novela "Llámame Brooklyn" que se alzó con el Premio Nadal en 2006) y mantienen a la mayoría del público lector en la perplejidad.

Quizá en esta última incursión de Lago en la novela, "Siempre supe que volvería a verte, Aurora Lee" no puede evitar rizar el rizo de la complejidad referencial o literaria. Nos las vemos aquí con una trama barroca y sugestiva que gira en torno a algo real, la publicación hace muy pocos años --en el 2009-- de una "última" novela del gran Vladimir Nabokov, "El original de Laura", inconclusa y en cierta forma enigmática y absurda con personajes y tramas sólo en estado de plateamiento, embrionarios caracteres pergeñados en fichas, mas de un centenar, donde el escritor entomólogo anotaba  los elementos de sus novelas.

Lago ha entrado a fondo en el texto carencial y esquemático de Nabokov escrito cuando ya estaba a punto de morir en 1977 y que no fue publicado hasta 32 años después por su hijo Dmitri Nabokov, tras recibir un millón de dólares de adelanto (a pesar de que VN dejó bien claro antes de morir que el manuscrito debía ser destruido). El texto fue bastante apaleado por critica y lectores y ya casi nadie habla de él. Entonces Lago lo convierte en "leith motiv" de su novela en la que nos ofrece a dos personajes casi dignos de figurar en una obra de Becket, Stanley Marlowe (un escritor especializado en escribir para otros autores, como "negro" o "fantasma") al que un escritor profesional, Benjamin Hallux contrata para preparar un informe sobre el libro de Nabokov e investigar sobre la trama oculta de esos papeles. Al mismo tiempo Marlowe (ninguno de los dos nombres de los protagonistas es el auténtico, trabajan ambos con pseudónimo, uno de Chandler y otro Hallux, el nombre que Nabokov da a su propio dedo gordo del pie) acepta escribir la "autobiografía" de un millonario medio agonizante encargado por su joven esposa. Ambas historias se van entrelazando de forma misteriosa, en un juego donde la realidad y la ficción, la vida y la presencia ansiada de la muerte, lo falso y lo verdadero, configuran un juego insólito en el que, al final, el lector contempla asombrado cómo Lago ha logrado insertar en su "ficción" incluso elementos reales de la vida de otro famoso escritor real norteamericano, su esposa y su hijo.

Novela de altos vuelos, enredos constantes y juegos metaliterarios o de estilo (como las páginas donde el diálogo entre los dos escritores se desarrolla entre el texto de la pagina  que lee el lector ("arriba") y el de las notas a pie de pagina ("abajo") y referencias filósoficas y psicológicas que atañen a la muerte, al suicidio o "formas de desaparecer" como dice Marlowe ("morir es divertido" escribió el real Nabokov en su obra inconclusa). La destrucción, la propia y la del mundo literario. es una constante en esta inacabada obra de Nabokov y está perfectamente reflejado por Lago que cita en varias ocasiones la ficha numero 138, la última, en la que Nabokov escribió siete sinónimos de destruir.

En suma un texto atractivo para lectores muy motivados, amigos de lo metaliterario y con un buen sentido del humor. A pesar de su complejidad estilística y argumental, Lago pasa con buena nota el examen crítico, con algunos deslices o descuidos (o quizá no son tales) en los diálogos entre Hallux y el chandleriano Marlowe (aunque, siempre juguetón, Lago explica que es más conradiano, por el Marlow de "El corazón de las tinieblas") y algunos excesos narrativos provocados por la obsesión de relacionar conceptos, ideas y figuras literarias, enredar a personajes de Nabokov con los propios y buscar los ecos que este juego de novelas provocan entre ellas. Audaz hasta el delirio, dotado de un humor irónico, a veces cáustico, al estilo de Jonathan Swift o Lawrence Sterne. Lago ha escrito una sátira brillante sobre el mundo de la literatura, los autores, los agentes literarios, los best seller y las grandes editoriales. Desde Cervantes a Flaubert, pasando por Robinson Crusoe, David Foster Wallace, Thomas Pynchon o Paul Auster y su esposa Siri Hustvedt, Eduardo Lago ha jugado con sus citas y sus obras, reflejándolas en una novela que gustará a unos pocos, disgustará a muchos y mantendrá alejados a la mayoría (y ellos se lo pierden).

 

FICHA

SIEMPRE SUPE QUE VOLVERIA A VERTE, AURORA LEE.- Eduardo Lago.- Narrativa Malpaso.- 22 euros.



Compartir este post
Repost0
12 abril 2014 6 12 /04 /abril /2014 08:20

3155.jpg

Con el sello de Kairós aparecen tres libros singulares dedicados a la presunta dialéctica histórica entre Ciencia y Consciencia, es decir la via científica a la espiritualidad,  facilitada por los ultimos descubrimientos de la Fisica Cuántica, que tiene asombrados por igual a científicos, a pensadores y a meditadores. La ya casi tópica relevancia de las tradiciones espirituales hindúes, chinas y japonesas sobre sus milenarias intuiciones poéticas que describen de forma literaria o filosófica la realidad cuántica descubierta por la ciencia en los ultimos cincuenta años, es analizada por un profesor de física cuántica norteamericano, Amit Goswami , por un orientalista español, Fernando Díez, y en tercer  lugar por el físico y filósofo británico Peter Russell. Los tres comparten no sólo una formación técnica acrisolada sino una dedicación intensa al estudio de la espiritualidad e incluso una práctica meditativa que de alguna manera completa el cuadro y les autoriza a hablar en primera persona de sus propias experiencias.

Quizá el más teórico y más complejo, una información más difícil de decodificar, sea el volumen "Ciencia y espiritualidad" de Amit Goswani, mientras "Ciencia y Consciencia" de Fernando Díez y "Ciencia, conciencia y luz" de Peter Russell comparten una misma vocación, lúcida y de sencilla exposición de ofrecerse como manuales prácticos para entrar en los procesos de la conciencia, un elemento fundamental para conocer la realidad de semejante --y sorprendente-- importancia como el tiempo, el espacio y la materia. Quizá el más ilustrativo --y creativo-- de los tres interesantes volúmenes sea el de Russell, en el que se nos ofrece el elemento de la luz como un puente que une a la ciencia y al espíritu en la conformación del mundo que llamamos "real". Quizá el orden con el que leamos estos clarificadores libros sea importante para completar el escenario de una nueva visión del mundo, un nuevo paradigma del conocimiento. Sugiero empezar por el libro de Díez, una introducción clara a la física cuántica y su relación intima con la nueva espiritualidad, seguir con el de Goswani, que ofrece un mayor nivel de conocmiento de esa dialéctica y acabar con el de Russell, que aporta un concepto nuevo y enriquece el conjunto. Esencial lectura para todos los que creen en la dimensión espiritual de la vida.

FICHAS

CIENCIA Y CONSCIENCIA.-Fernando Díez.-204 págs.; CIENCIA Y ESPIRITUALIDAD.- Amit Goswami.-Trad.Antonio Fco. Rodriguez, 241 págs.- CIENCIA, CONCIENCIA Y LUZ.-Peter Russell.- Trad.Silvia Alemany.129 págs.- Los tres editados por Kairós.

Compartir este post
Repost0
11 abril 2014 5 11 /04 /abril /2014 09:11

la-habitacion-oscura-9788432215728.jpg

Isaac Rosa, que ya nos sorprendió con la carga irónica de "Otra maldita novela sobre la guerra civil", "El país del miedo" o "El vano ayer" busca en el símbolo lúdico y erótico de una habitación oscura donde se encierra ocasionalmente un grupo de jóvenes durante un período total de quince años, una metáfora sobre las actitudes, sueños, represiones, carencias y comportamientos de una generación (la del autor, nacido en los setenta) que ha entrado en la madurez con la sensación de que les han  engañado, que viven un fraude generalizado y que hagan lo que hagan, la vida "de fuera" siempre será más negra y falta de esperanza  que el desafío de la oscuridad buscada en el ámbito confuso pero intenso de la habitación, el reducto íntimo y paradójicamente privado de identidades donde las cosas tienen siempre el remedio voluntario de abrir la puerta y salir.

Como en su anterior novela "La mano invisible", Rosa nos sitúa frente a un grupo de personas, mas o menos de la misma edad --en la novela anterior es un grupo de doce trabajadores, en ésta doce amigos, seis hombres y seis mujeres-- que a través de la dinámica individuo-grupo, soledad-sociedad, van afrontando los problemas sociales y económicos, políticos y de represión o rebelión de la época actual, de esta crisis  que ha supuesto un rotundo mentís al estilo de vida de toda una generación, a la que el capitalismo imperante había prometido un paraíso de cuentas corrientes bien surtidas, empleos seguros y libertad protegida. Novela de denuncia social sustentada al mismo tiempo por la poderosa metáfora de una habitación oscura donde los protagonistas van liberándose de sus propios fantasmas sexuales en un ambiente de impunidad y anonimato donde todo está permitido.

Pero no se confundan, Rosa no nos ofrece una novela erótica, una narración de orgías permanentes. Hay un sexo ingenuo y sin esperanza, reiterativo y cansino a la postre, pero tanto los personajes, María y Raul, Sergio y Olga, Jesús y Pablo, Víctor y Susana, Sonia y María, Silvia, que nos van relatando --a través de un narrador coral o también con la voz de alguno de los personajes-- sus vidas, pero también el proceso de degradación de éstas empujadas por la paralela degradación de los sueños, la pérdida de la ingenuidad, la ruptura de la seguridad. Los primeros capítulos rememoran desde la reunión final, la historia desde sus comienzos, "¿Quién propuso construir una habitación oscura? Qué mas da, cualquiera de nosotros". Las risas y las emociones de los inicios dejan lugar a un despiadado relato de la caida irremisible de las ilusiones,  el dominio oscuro  del desasosiego y la desesperación.

Los capítulos dedicados a ese proceso de deterioro van siendo acompañados por otros, titulados REC,  donde se nos cuenta el contenido de las grabaciones espía que efectúa Jesús a través de ordenadores para poder chantajear a grandes ejecutivos, una forma de venganza social que quizá sea, a mi entender, lo menos acertado de una novela densa, bien construida y realzada por un estilo austero y directo, una estructura narrativa bien trabada y de una sugestiva complejidad. Una novela social, al estilo de las que se escribían en España a partir de mediados del siglo pasado, con el espíritu de denuncia de las grandes novelas del siglo XIX pero adecuándose a una formulación crítica de los conflictos sociales muy actual, de estos comienzos del siglo XXI. Novela moral asímismo  que se estructura dentro de los principios sociales en boga, la solidaridad de clase, la rebelión frente al poder, pero también mostrando sus aspectos negativos, la desunión entre los que sufren esos abusos del poder y la escasa y fácilmente olvidada conciencia social de las clases menos favorecidas. La habitación oscura resulta ser un medio idóneo para "olvidar" una realidad negativa y agobiante, "Mientras follábamos el mundo se desmoronaba", escribe en la página 158. Pero eso no era suficiente y la ruina exterior llega a contagiar el ámbito cerrado para llevarlo a un final abrupto provocado por la traición, las delaciones y las mentiras. De una forma alambicada pero inevitable, el poder político o empresarial apenas se ha inmutado por los ataques, pero se toma cumplida venganza. Un dilema moral que la novela explicita de forma cruda. No es posible la esperanza y somos responsables de ello. Novela social que retrata a la generación nacida con la democracia, nacida entre los algodones de una falsa prosperidad, una generación que no ha tenido que luchar por sus derechos, que no ha tenido causas que salvar, una ética para vivir y una razón para mejorar. A la que se la ha engañado con promesas y con el espejismo del consumo irresponsable. La generación perdida del siglo XXI.

 

FICHA

"LA HABITACIÓN OSCURA".- Isaac Rosa.- E. Seix Barral. 248 págs.

 

Compartir este post
Repost0
5 abril 2014 6 05 /04 /abril /2014 15:59

la-parte.jpg

Soy un lector empedernido del autor mejicano radicado en Barcelona Rodrigo Frésán. A sus cincuenta años, Fresán domina como pocos ese tipo de novela que siempre linda con lo metaliterario y  lo gozosamente autoreferencial en el dominio exclusivo y candente de la creación literaria. Es el tipo de escritor  que demuestra con su sola existencia, y con su obra surgida de ella, que la Literatura goza de una mala salud de hierro y hablar  de su muerte es un contrasentido porque ella es Vida descrita. Y mientras algo aliente, alguien lo describirá y le dará una historia y un reflejo en una página como constatación natural del genio y el alma del hombre. Y es que "La parte inventada" es una defensa total de la lectura, de los libros y de la literatura como arte existencial y necesario. En ella resplandece la riqueza de la inspiración de Fresan y la soberbia regurgitación de tanto, tantísimo, como ha leido ese hombre y ha disfrutado de una existencia, la suya, surcada por miles de venas literarias, pero no sólo en las citas de tantos escritores, mayormente anglosajones, sino en la recia urdimbre de los relatos y bocetos, propuestas de relatos y temas variados, incluso una novela insertada en la trama, como en "Los monederos falsos" sin que suene a impertinente como acuñó Cervantes. Y en lo general un análisis de los retos estructurales del libro, de la eclosión de un mundo y una cultura --la nuestra de hoy mismo-- pendientes de pantallas más que de páginas, de visualizar más que de pensar, de resumir más que de reflexionar, de copiar más que de crear... y el camino  de la narrativa como el muñequito de hojalata, incansable, que simboliza el mensaje de esta novela de novelas: el tipo --parece más un viajante que un viajero-- con un maletón en la mano que se desplaza gracias a un mecanismo de relojería. Un recorrido que va transcurriendo por la música y los libros, autores como Fitzgerald, Bourroughs, Kurt Vonnegut o John Irving y músicos como Pink Floyd o Bob Dylan. Y todo ello con una rabia y un ocasional mal humor que dan a esta vigorosa novela el sello de lo obvio: hay que enfadarse un poco con un mundo que reniega de la forma más banal de la literatura y los libros, y simepre parece dispuesto a celebrar el fin de la narrativa.

 

FICHA

LA PARTE INVENTADA.- Rodrigo Fresán.- Random House.-576 págs. 22,90 euros.

Compartir este post
Repost0
4 abril 2014 5 04 /04 /abril /2014 12:59

butchers.jpg

Después de leer "Stoker", uno queda prendado de John Williams, el  --en Europa casi desconocido-- autor norteamericano muerto en 1994. Y esa impresión se queda confirmada por la novela que hoy les recomiendo encarecidamente. Si "Stoker" era una magnífica novela de ambiente universitario, a la altura de "Adios mr. Chipps" o las novelas de Barnes y McEwan, "Butcher's Crossing" es una especie  de correlato entre el que existe entre Melville y su "Moby Dick" respecto a las novelas del mar, la pesca y los marineros y en el caso de Williams con las novelas del oeste a las que supera por lo elevado de su estilo y temática, hasta el punto de crear un nuevo género del western crepuscular que no tiene nada que ver con el tópico del género y se enroca en las historias de supervivencia en la Naturaleza al estilo de "Jeremiah Johnnson" o el "Walden" de Thoureau.

Un relato duro, sin concesiones, de un realismo minucioso y a veces brutal, pero con extraños y vivificantes rasgos de una cierta trascendencia de la miseria y la mezquindad de un mundo enraizado en la supervivencia . Y así, en varias ocasiones, el narrador abre la ventana a una visión distinta, espiritual, filosófica y tan hermosa como una oración. "EN MEDIO DE LOS CAMPOS Y EL MONTE, ÉL NO ERA NADA; SE SENTÍA RECORRIDO POR LA CORRIENTE DE UNA FUERZA SIN NOMBRE...SE SENTIA PARTE INTEGRANTE DE DIOS, LIBRE Y NO CONTAMINADA...Y ALLÍ, DURANTE UNA FRACCIÓN DE SEGUNDO, CONTEMPLÓ ALGO TAN BELLO COMO SU PROPIA Y DESCONOCIDA NATURALEZA" (PÁG.62)

Se trata de la dramática  aventura del joven Will Andersen, un universitario de Harvard recién licenciado, junto a tres compañeros, un cazador de bisontes, un desollador y un cocinero manco, en un lugar sin límites, en las montañas rocosas de Colorado. Finaliza el siglo XIX y apenas quedan bisontes en las praderas. Pero hay un lugar donde el soberbio Miller, un cazador ya maduro pero fuerte, seguro y experimentado (uno de los retratos más acertados del temple de un héroe anónimo de la supervivencia en la naturaleza hostil) sabe que hay manadas de búfalos listas para ser sacrificadas.

He disfrutado las 358 páginas de esta novela con un placer que me recordaba al niño que fui cuando me abismaba en la lectura de Zane Grey, James Curwood y Feminore Cooper. Quizá lo más relevante de esta novela es su tono decadente, nostálgico apenas, pero triste y realista, una visión descarnada y a veces demoledora y cruel --recuerda mucho al Cormarc Mc Carthy de "En el camino"-- de la agonía del oeste americano recorrida  a veces, como hemos visto, con observaciones inspiradas por el trascendentalismo de la naturaleza de Emerson y el estoicismo de William James.

La Naturaleza pura, salvaje, inclemente, hermosa hasta el arrobo y tan peligrosa como una víbora, mostrada con un estilo austero, unos personajes de contrasres duros, sacrificados, que se curten con los desastres y mantienen una entereza sobria y sin emociones visibles. Perdedores que asumen los riesgos, criaturas desoladas y mezquinas que adquieren una grandeza de héroes clásicos griegos sin darle importancia alguna. La perdecta descripción de los modos de vida de los cazadores, de sus instrumentos y habilidades, de su lucha contra la adversidad o contra la salvaje brutalidad de vendavales, tormentas o fatalidades del camino, hacen de esta novela un extraño documento que en ningún momento es áspero o superfluo. Todo nos interesa y todo tiene un sentido. Esa es la maestría de Williams.

En la pag. 116, el narrador nos decribe como ve Andrews al cazador, Miller, en un momento del viaje a las montañas: "En su silla de montar, Miller parecía una extensión natural del caballo que montaba; caminaba como si el mero desplazamiento fuera una caricia que le hacía al terreno; y su forma de contemplar la pradera le parecía a Andrews tan abierta, libre e ilimitada como el paisaje que contemplaba". Sin duda alguna, una gran novela.

 

FICHA

Butcher's Crossing.- John Williams. Ed Lumen. Traducción de Luis Murillo Fort.-358 págs. 18,90 euros.



Compartir este post
Repost0
28 marzo 2014 5 28 /03 /marzo /2014 08:00
Compartir este post
Repost0
27 marzo 2014 4 27 /03 /marzo /2014 09:53

 

 

La trama argumental de esta novela es original y apasionante: gira en torno a personajes históricos reales, alrededor del año 1599. Un dia de octubre de ese año, a las doce del mediodia, se dirime un duelo tenístico en las canchas publicas de la romana Plaza Navona. Los adversarios son un pintor y un poeta. Jóvenes ambos. Uno se llama Caravaggio y el otro Francisco de Quevedo (ahí es nada). Pues con estos hilos  el escritor mejicano Álvaro Enrigue teje la urdimbre de un tapiz ambicioso lleno de referencias históricas y literarias, con el desenfado de un narrador sin complejos y con buena pluma. Pero ¿qué tipo de novela es esta? El lector deambula por un universo ensayístico y novelero que nos habla de la historia del tenis desde sus comienzos --y de las pelotas o pellas del tenis-- de la conquista de América y las aventuras  sanguinarias de Hernán Cortés en Mexico, de la historia de la pintura y la revolución que protagonizó un pintor doblado en asesino, Caravaggio, de las andanzas procaces y brutales de un escritor y poeta aun en ciernes, Quevedo, en compañía del noble que le protegía, el duque de Osuna, por cierto casado con la nieta de Hernán Cortés y de una larga partida de tenis en busca de la "muerte súbita" o cuando la victoria de uno de los dos contrincantes en tenis depende de un solo punto, o de las pelotas de tenis de entonces cuando se confeccionaban con pelo humano y de la tétrica y misteriosa identidad de la dueña del pelo que formaba la pelota de aquel apócrifo encuentro entre dos hombres que tenían alguna muerte a sus espaldas, las trenzas rojizas de Ana Bolena, robadas tras su ejecución por el verdugo francés que le cercenó la cabeza.

Con una erudición tan desenfadada, erótica y deslenguada como la de su personaje, el mexicano Álvaro Enrigue se llevó el premio Anagrama de novela con "Muerte súbita" aunque yo creo que también se hubiera llevado el premio de Ensayo que da esa misma editorial. Pero una vez aceptado que el libro que tiene el lector en sus manos es más que una novela y más que un ensayo, o mejor, que es otra cosa ambigua e indefinida, lo cierto,es que se lee bebiendo las páginas, en plena fascinación por ese partido grotesco y brutal entre los dos feroces adversarios. El partido, un desafío cuyo planteamiento e inicio conocemos a mitad de la novela, va mostrando los progresivos parciales, alternándolos con episodios de la vida de Francisco I, Enrique VIII y Carlos I, con los fastos y perplejidades del Concilio de Trento, con la conquista del México asolado por Cortés, con la vida novelesca de Caravaggio --de novela negra trufada de genialidad artística-- en una época creativa para el pintor --bajo la proteccion economica del cardenal Francisco María del Monte, pederasta tétrico-- en la que se libra de la condena a decapitación por un asesinato. Nos cuenta que el pintor lombardo trata de  conmutar su pena pintándose a si mismo como degollado en dos cuadros célebres, David con la cabeza de Goliat y Salomé con la cabeza de Bautista y al final casi de su vida, con Judit cortando la cabeza de Holofernes en una explosión de erotismo y muerte.

Una novela irreverente y procaz con los sólidos cimientos de una erudición literaria e histórica de bastante enjundia que se debe contemplar como un juego de matriuscas metafóricas; la metáfora del tenis, engloba las "partidas" entre la reforma europea renacentista y la oscura contrareforma española, entre la conquista genocida española y el nuevo mundo, entre la metáfora de la Utopías de Tomas Moro y el intento de llevarla a la práctica que protagoniza en el mundo real mexicano Vasco de Quiroga, entre el revolucionario realismo de Caravaggio y el abrupto conceptismo quevediano...y de vez en cuando, entre tanta maravilla y horror, la voz actual del autor metiéndose en la narración para contarnos los entresijos de lo que está escribiendo.

Aunque Enrigue no se oculta de nada y  ya finalizando el libro, nos va desvelando la urdimbre de ese gigantesco tapiz de sangre, violencia y desatada sensualidad, en algunos momentos rozando la pornografía explícita, y al tiempo que se nos informa de la identidad del misterioso profesor y matemático que ayuda a  Caravaggio en su partido contra Quevedo, -- una buena sorpresa apócrifa pero posible -- nos recuerda que

"como todos los libros, este viene mayormente de otros libros". Y es que mucho antes nos ha reconocido: "no se, mientras lo,escribo, sobre qué es este libro....no es excaxtamente sobre un partido de tenis...ni sobre la integración de America en lo que llamamos con desorientación obscena el mundo occidental...tal vez sea un libro de vaivenes como un juego de tenis...ni un libro sobre el nacimiento del tenis...ni sobre la Contrareforma..." Y termina aclarando: "Se que escribí este libro muy enojado, porque los malos siempre ganan. Tal vez todos los libros se escriben solo porque los malos juegan con ventaja y eso es insoportable". En definitiva una inclasificable y gran novela...o ensayo histórico..o literario...o artístico. Pero qué mas da. Vale la pena leerlo. Y eso es lo único cierto.

 

FICHA.-

 

MUERTE SÚBITA.-Alvaro Enrigue.- 257 págs.-17,90 euros. Editorial Anagrama.

Compartir este post
Repost0

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens