Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
29 noviembre 2022 2 29 /11 /noviembre /2022 12:03

Logoi 280

SEÑORÍAS, ¡A LA ESCUELA!

Nuevo bochorno parlamentario. Cada vez parece más evidente que estamos en un estado de desecho, no de derecho. Tenemos un ejemplo en las broncas infectas, groseras, insultantes y muy alarmantes y peligrosas que sus señorías del  Congreso se empeñan en protagonizar. Dirán ustedes que eso comienza a ser el pan nuestro de cada día en muchos Parlamentos de nuestro mundo actual. Es un triste signo de que la democracia se pudre por exceso de permisividad, por falta de educación y cortesía política, por instigación de los nostálgicos de dictaduras y totalitarismos populistas. La ley debería sancionar las menciones y llamadas a la violencia, a las pistolas y gestos de matones. No hacerlo, no es por  virtud de la libertad de expresión, sino algo peor que un defecto del sistema: un error involutivo. Vuelve la mierda conspirativa a ensuciarlo todo; en muchos medios y en la red, vuelve el bárbaro “si no estás  conmigo, estás contra mí”, vuelven los insultos soeces, las consignas eliminatorias y en la multiplicidad cotidiana de pantallas las palabras queman con amenazas de muerte y discursos de odio y exclusión, racismo, sexismo cavernario, ninguneo humano de razas y creencias.

¿Es que aún no hemos tenido bastante de todo eso?  Un poco de memoria, humor y amor. Gila llamaba al enemigo por teléfono: “Oiga, ¿es el enemigo? Que se ponga. Oiga, que he pensado que porqué no paramos la guerra y nos vamos esta tarde a la escuela. Dan una clase de urbanidad, cortesía y educación que es la monda. Me dicen que hace reír a todo el mundo. Y ya nos irían bien unas risas, que está la cosa muy chunga. Todos los de nuestros partidos van a venir, tráigase usted  a los suyos. Después habrá un buen vino y chorizo de primera.”

Aristóteles  pedía que los que se dedicaran a la política estudiaran el arte de la retórica y supieran hilvanar discursos como obras de arte de la convicción y la razón (en los que estaban prohibidos insultos, amenazas y groserías). Deberíamos exigir a nuestros gobernantes que antes de jurar el cargo pasaran un curso obligatorio de ética política, oratoria, cortesía y lógica argumental. Y que se expulse  a los que trasforman las Cámaras en asambleas  tabernarias. Los políticos son el reflejo especular de nuestra sociedad. Dijo Churchill, “un político se convierte en estadista, cuando piensa y actúa por y para las próximas generaciones y no por las próximas elecciones”. La política es cuidar del presente de manera que evolucione hacia un futuro mejor.

 

ALBERTO DÍAZ RUEDA

 

Compartir este post
Repost0
23 noviembre 2022 3 23 /11 /noviembre /2022 13:57

TEXTO PUBLICADO EN LA COMARCA 221122

El analfabetismo humanístico  que afecta a la sociedad  española y sobre todo a los jóvenes y adolescentes, preocupa no sólo a un amplio sector del profesorado, sino a todos los ciudadanos interesados en la Educación: los que no ignoramos que el cultivo de la cultura es una garantía de futuro para el país.

Una carta pública de profesores dirigida al Ministerio de Educación protesta ante el borrador de los cambios que éste ha previsto en las pruebas de acceso a la Universidad  (las EvAU). En ellas se reducen los contenidos  de Lengua, Literatura y Filosofía. Aunque el Ministerio que dirige Pilar Alegría aún no ha fijado fechas de aplicación, el profesorado está dando alas a su descontento. La Lomloe apuesta, tal vez exageradamente, por un aprendizaje competencial que tiene sus ventajas, puesto que sintoniza con la sociedad digital que nos condiciona,  pero olvida o desvaloriza conocimientos y técnicas de aprendizaje que en absoluto están superados u obsoletos: desde la lectura analítica, la reflexión y argumentación lingüística como medio esencial comunicativo y la  interpretación, valoración y análisis de los textos literarios o filosóficos. Ellos nos deparan un mejor conocimiento de la vida humana “real” y su entorno social y natural.

La Real Academia Española (RAE) ha divulgado una nota mostrando su preocupación por estas cuestiones y se pregunta cuáles son las competencias que se consideran “esenciales” y  los criterios con las que se definen. En la redacción del nuevo borrador  intervienen los técnicos del  Ministerio y equipos escogidos de profesores de las 17 CC.AA. Aún así, parece ser que el proyecto alarma a la comunidad de enseñantes, que ya había protestado por la nueva y no consensuada  LOMLOE.

 Ese cambio ambicioso pero tal vez innecesario, con vestiduras tecnológicas  a la moda  y con escaso respeto a las necesidades de una educación humanística que se encuentra en caída libre (cosa perceptible cada día en el nivel cultural ciudadano sobre arte, historia, filosofía, ética o literatura clásica), constituye un problema de calado que no se ha estudiado con rigor.

¿Creen ustedes que se mejora el nivel de nuestra enseñanza bajando el nivel de exigencia en las pruebas, eliminando la reflexión y el análisis, ignorando el respeto a la tradición literaria y filosófica, cargando las tintas en un utilitarismo competencial,  sacrificando la necesidad memorística y la lectura o simplificando las pruebas de lengua extranjera y otras dejaciones culturales? Esos alumnos definirán la sociedad española del mañana.

Alberto Díaz Rueda

Compartir este post
Repost0
16 noviembre 2022 3 16 /11 /noviembre /2022 13:02

Publicado en "La Comarca" 15XI2022

Uno siente que se le rompe el corazón. ¿Exagerado? Quizá una pizca de exceso sentimental, pero justificado, al menos para el que suscribe. Las librerías Alibri (Herder), Bosch, Bastinos, la antigua Casa del Libro, Carroggio de Caspe-Paseo de Gracia, la de la cafetería del Drugstore del citado Paseo que permanecía abierta toda la noche y donde llegaban éxitos literarios de Francia y el Reino Unido o lo último de Argentina o México… todas han cerrado, forman parte del pasado añorado. La Alibri de Balmes (ex Herder, en Barcelona, desde principios del siglo pasado) se cierra a falta de tres años para celebrar sus cien años. En Barcelona, una de las ciudades más amantes del libro que conozco, junto a Paris, Londres, Nueva York o Buenos Aires, entre otras, las librerías están desapareciendo (como en todas partes, por desgracia). Desde mi lejana adolescencia ir “de libros” por las calles barcelonesas fue una de mis actividades más preciadas. Y puedo decir que éramos legión los peregrinos del libro. En mis tiempos de Universidad, la librería Herder (que muchos años después se convertiría en Alibri, manteniendo su alta calidad y un fondo espectacular de clásicos y de filosofía) era el paradigma de lo que debía ser una librería. No sólo por la seguridad de tener o conseguirte cualquier título que necesitaras o desearas, sino por la soberbia formación de los dependientes que podían competir contigo en conocimientos especializados de filosofía, filología o  literatura clásica. Tanto es así que la Universidad de Barcelona le otorgó el título de librería académica.

¿Entienden mi pesar? Es como si de un plumazo se tachara una gran parte de mi vida y de la de incontables “lletraferits” más. Para muchas personas los libros son los testigos y hermanos que siempre han acompañado tu existencia. Cuando una librería se cierra, significa, entre otras cosas, que están desapareciendo los clientes, los lectores, la fraternidad misteriosa, pero viva y dinámica, de las personas que leen y que prefieren, con mucho, el papel a la pantalla digital. ¿Signos de los tiempos? Con todo mi respeto por los ebooks y las compras de libros por internet, permítanme lamentar el hecho de que con las librerías desaparece una de las más profundas y vivas vertientes humanas del interés cultural. Y quien lo probó lo sabe. ¡Socorro!

ALBERTO DÍAZ RUEDA

Compartir este post
Repost0
9 noviembre 2022 3 09 /11 /noviembre /2022 17:27

ARTÍCULO PUBLICADO EN "LA COMARCA" EL 081122

Hoy se celebran en los Estados Unidos  las “midterm”, las elecciones legislativas tradicionales a mitad de mandato presidencial. Se renuevan los 435 escaños  de miembros de la Cámara de Representantes y 35 del Senado. Las encuestas favorecen a los Republicanos en la Cámara e igualan a los Demócratas en el Senado. Estas son las primeras elecciones tras el bochornoso asalto violento de los trumpistas  al Capitolio en enero del 21. El problema es que a pesar de ello los republicanos no han perdido el pulso y Trump ya ha hecho saber a sus seguidores que presentará su candidatura en las presidenciales. La más sólida democracia de los tiempos modernos parece tener los pies de barro. Biden ha hecho un llamamiento dramático a la población del país para “salvar la democracia”.

Los siguientes movimientos del “virus Trump” muestran una inequívoca voluntad de hacerse con el poder, a través de los medios que sean precisos. De momento Trump está apoyando a más de 100 candidatos republicanos que sostienen que en las elecciones del 20 no las ganó Biden. De ellos, al menos tres, formarán parte del pequeño comité que supervisa el recuento de los votos en las presidenciales del 24. Si además el señor Musk, el reciente nuevo dueño de Twitter, decide dejar sin efecto la anulación de la cuenta del ex presidente, el “virus” tendrá un campo abonado para desinformar y contaminar (Trump llegó a tener 80 millones de seguidores  en su cuenta).

Cuesta entender el agresivo primitivismo tribal de Trump y sus partidarios, la falta de la más básica ética, del respeto al juego limpio y de la aceptación de las reglas democráticas, que son el sustento estructural del nacimiento y la historia de esa nación. Si es anulado todo lo que hay en marcha legal y penalmente en contra de Trump, los norteamericanos darán un “Gran salto atrás” tan obtuso, inhumano  y descomunal como el “Gran salto adelante” de la China de Mao en los cincuenta del pasado siglo.

El “virus Trump” afectará a los asuntos pendientes de Biden: la subida de impuestos a las petroleras, la lucha contra el cambio climático, la regulación del aborto, la prohibición de armas de asalto en manos privadas, los derechos de voto o la política fiscal e incluso cambiará el “statu quo” político internacional, la relación con Europa, Rusia y China y la apertura hacia los extremismos políticos populistas.

ALBERTO DÍAZ RUEDA

Compartir este post
Repost0
2 noviembre 2022 3 02 /11 /noviembre /2022 19:04

(Publicado en La Comarca 011122)

¿Cómo se entiende que un acto de protesta sobre algo correcto, justo y necesario se haga de tal manera que se lo despoje de toda razón y se convierta en un símbolo de justamente lo contrario de lo que se reivindica? Eso es la lamentable moda de los “activistas” ecológicos que atacan obras de arte. No hay coherencia lógica entre la acción y el motivo por la cual se ejecuta. El impacto de un acto no siempre equivale a éxito en los objetivos justos que se persiguen.

Pues bien en octubre sumaron cuatro los actos de protesta de activistas poco racionales. Han consistido en lanzar sopa de tomate al cuadro de Van Gogh “Los girasoles” en Londres, puré de patatas contra un Monet en Postdam, poner la cabeza manchada sobre “La joven de la perla” de Johannes Vermeer, en La Haya o pegar las manos de los jóvenes protestatarios en el cristal que cubría un cuadro de Picasso en Melbourne. Ninguna de las acciones hizo daños serios a las obras de arte, pero llamaron la atención y despertaron una polémica crítica contra la validez de esos actos. Unos jóvenes pertenecían al grupo ecologista “Ultima generación”, otros al grupo “Just Stop Oil” (“anticapitalistas” financiados por la nieta díscola del magnate del petróleo Getty) y los australianos, no citan nombre. Uno se plantea si no sería más lógico y coherente que los activistas, como los de Greenpeace en las protestas que lideran, llevaran a cabo sus acciones directamente contra la Shell, Iberdrola o Repsol o se colgaran de torres eléctricas o de extracción petrolera, o sitiaran los palacios de los empresarios del petrodólar.

Los medios de comunicación deberían abstenerse de publicar ni una sola línea o foto sobre este tipo de actos de estulticia. No difundir ninguna de estas acciones. Y someter a esos torpes “activistas” a un castigo útil y ejemplar: integrarlos durante una temporada en brigadas públicas de limpieza de calles, letrinas públicas, hospitales y colegios.

¿Será más sostenible nuestro arrasado planeta si ensuciamos sus obras de arte? ¿A quién castigan esas acciones sino al ciudadano que admira esas obras y las disfruta en los museos públicos? ¿Quién, excepto un mentecato, puede sostener que echar salsa de tomate sobre “Los girasoles” va a mejorar la situación de nuestro clima y evitar las emisiones de gases letales? ¿Qué sentido tiene plantear la dicotomía “el arte o la vida”? El arte es vida, es una expresión magnífica de la vida.

ALBERTO DÍAZ RUEDA

Compartir este post
Repost0
25 octubre 2022 2 25 /10 /octubre /2022 18:38

LOGOI 275

 

“NI, NI”; NI, LOMLOE

Parece un acertijo o una broma. Y no es ni lo uno, ni lo otro. Hablamos de una epidemia educacional. Se trata del fenómeno  juvenil “ni, ni”, es decir el preocupante porcentaje de jóvenes que NI estudian, NI trabajan. Fenómeno imputable a varios factores: bajo nivel cultural social, despreocupación de las familias, defectuoso sistema educativo y la confusión que se extiende cuando la libertad y el  respeto se convierten en libertinaje, cómoda vagancia e indisciplina.

Y sumemos al “ni, ni” la LOMLOE, octava –sí, leen ustedes bien- reforma del sistema educativo de nuestra singular “democracia”, tras el franquismo. Veamos: Fin de las calificaciones numéricas. De ahí al “aprobado general político” sólo hay un paso cualitativo. Los méritos escolares, esfuerzo, sana competencia,  disciplina, educación, respeto, no cuentan en el currículo. Hay que igualar al alumnado por lo bajo, no vayan a acomplejarse los que no llegan, porque no quieren o porque no pueden. ¿No están actuando con excesiva “alegría” la ministra Alegría y su Gobierno? ¿Han consultado a los  profesores o sólo a sus asesores bien pagados? ¿Se está haciendo caso de las exigencias del profesorado en rebajar las ratios de alumnos por clase y disminuir de forma razonable la carga lectiva, con más profesores? ¿Se está aplicando la digitalización escolar con criterios prudentes? ¿Se tienen en cuenta los últimos datos sobre los efectos perniciosos del uso excesivo de móviles y tablets? ¿El próximo programa “Código Escuela” de Sánchez tiene en cuenta esos factores? ¿Por qué la FP sigue siendo la cenicienta educativa? Miren: 2,4 millones para la FP de grado medio, 30, 5 m. para FP superior, 50,6 millones para educación infantil en centros privados, 43,4 millones para bachillerato privado, 46,2 millones a 17 colegios  privados…Y esto con un Gobierno socialista.

Por otra parte  la brecha social y económica sigue incidiendo negativamente en las estadísticas de educación, así como en  el abandono educativo temprano, AET, que hace de España la líder en Europa de porcentaje de abandono entre los alumnos (sobre todo varones, un 60% más que mujeres).

Se trata de otra crisis que debería preocuparnos: la de la educación. Estamos cayendo en errores que, como decía Martha Nussbaum, muestran que apoyamos una educación al servicio - y condicionada - por la renta. Y no por la democracia, la igualdad y la solidaridad. Otro punto en el que deberíamos aprender  de Portugal.

ALBERTO DÍAZ RUEDA

Compartir este post
Repost0
19 octubre 2022 3 19 /10 /octubre /2022 18:16

LOGOI 275

DON QUIJOTE

Cuando el pobre y zarandeado don Miguel de Cervantes fue encarcelado durante tres meses en Sevilla en 1597,  por ciertos errores cometidos como recaudador de impuestos para la Armada (y en los que, más tarde, se reconoció su inocencia), se daría ocasión para que allí fuera “engendrada” una historia inmortal, la de don Quijote, a pesar de ser un lugar “donde toda incomodidad tiene su asiento y todo triste ruido su habitación”. Quizá ello promovió la gran capacidad de resiliencia y generoso carácter del escritor, capaz de dotar a su Quijote de una humanidad profunda y noble, a pesar de que ambos, autor y personaje, tuvieron una vida difícil.

Viene esto a cuento a causa de haber tenido noticia de una iniciativa en la que se ensalza ese libro, uno de los mejores, si no el mejor, escrito por un español y en este país, tan poco dado a valorar lo propio (tanto es así, que  el “Quijote” fue más amado en el extranjero que en España, por lo menos hasta el siglo XIX).  Se trata de un curso “on line” para profesores de Literatura que ha realizado  y presenta la catedrática de Lengua Elena Escribano y la editorial Vicens Vives. El curso se titula “Yo también veo gigantes” y por el momento lo sigue ya un millar de docentes. Los videos son visibles en Youtube. El estilo llano, divertido, coloquial y sugerente de Elena, refleja un certero y agudo conocimiento del clásico cervantino.

Para mí constituye un regalo y una eficaz manera de promover el conocimiento del “Quijote”, usando los medios del siglo XXI y con un lenguaje y una estructura de análisis y crítica puesta al día. Y  hacerlo por donde se debe empezar: por los colegios y con los profesores, para que ellos reciban los medios, el desglose técnico literario y la pedagogía más útil y cercana dirigida a los niños y jóvenes de hoy. En mi adolescencia llegabas al Quijote por tu propia voluntad y esfuerzo. En las escuelas, salvo raras excepciones, se vestía su lectura como una exigencia y sin ningún atractivo. Los niños y jóvenes recibíamos al Caballero de la Triste Figura como un elemento poco estimulante de obligación escolar. Algunos afortunados tuvimos, más tarde, un maestro/a  que nos introdujo poco a poco en el imperecedero encanto del vencido Caballero, que ha logrado triunfar para casi todos y para siempre.

ALBERTO DÍAZ RUEDA

Compartir este post
Repost0
13 octubre 2022 4 13 /10 /octubre /2022 12:30

La Onirología (del griego onyros, sueño) es el estudio científico de los fenómenos que intervienen en el sueño, con especial hincapié en el no poder dormir, el famoso y problemático insomnio. Permítanme  parafrasear a Lope de Vega con aquello de  “olvidar el provecho, amar el daño/ creer que un infierno en un cielo cabe/ dar la vida y el alma a un desengaño/eso es insomnio, quien lo probó lo sabe”. Si les digo que un 30 % de la población no duerme bien, que la OMS ha declarado el insomnio como epidemia y que afecta indistintamente a hombres, mujeres, ancianos y niños, sólo arañamos la superficie de una problemática que hay que haberla padecido alguna vez para entender la importancia y la gravedad de sus efectos. En España ostentamos el preocupante récord de estar a la cabeza del consumo en Europa de benzodiazepinas y otros fármacos para inducir el sueño.

Decía el poeta que el insomnio es un infierno del alma, que te convierte en un extraño en tu casa y en tu propio cuerpo.  Los neurólogos afirman que induce a padecer estados alterados de conciencia, desquicia a la persona, provoca somnolencia diurna y causa accidentes, problemas de corazón, hipertensión arterial, diabetes, ictus y tal vez Alzheimer.

Es un tema recurrente en literatura y poesía. Homero, Virgilio o Safo, tienen páginas magníficas dedicadas a los héroes o heroínas que padecen insomnio, incluidos los dioses. Poetas y novelistas de todas las épocas lo han usado argumentalmente. A partir de la Revolución Industrial, entre otras consecuencias, la luz eléctrica cambió la costumbre ancestral del primer sueño (cuando desaparecía la luz del sol)  y el segundo sueño (a medianoche, en la que, tras una actividad breve, se volvía a dormir hasta el amanecer). Entonces se rompió para la humanidad el ritmo natural que vincula la claridad diurna con el trabajo y la oscuridad de la noche con el descanso.

En nuestro tiempo, el insomnio se ha generalizado: las nuevas tecnologías no duermen, nos mantienen activos las 24 horas,  tiempo de sobras para angustiarse con preocupaciones laborales, crisis de todo tipo y en los jóvenes, falta de esperanza. Vivimos un tipo de existencia “líquida”, dominada por el estrés y los problemas  afectivos o emocionales que genera. ¿Quién puede dormir con este panorama? Me temo que todos necesitamos un “reset”.

ALBERTO DÍAZ RUEDA

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir este post
Repost0
4 octubre 2022 2 04 /10 /octubre /2022 18:07

LOGOI 272

OPTIMISMO

 

En varias ocasiones he recibido notas de algunos  lectores sugiriendo que en mis artículos suelo pecar de pesimista. Cuando la temática es la política internacional o las crisis ecológica, energética o educacional, se me acusa cariñosamente de  ser “un poco” apocalíptico. La página mensual que publico en este periódico sobre cuestiones globales son las que más “peros” suscitan sobre mi presunto pesimismo. Aunque se reconoce que lo que apunto “es la realidad”, me censuran el “sesgo pesimista”.

Pues bien, déjenme queridos lectores, que les aclare mi punto de vista al respecto. Básicamente soy un optimista irredento y lo he sido desde siempre y en prácticamente todos los órdenes de la vida. Para mí, un optimista no es el individuo que cree que todo acaba saliendo bien por muy torcido que parezca, que la vida puede ser un camino de rosas y que el género humano es básicamente bueno, solidario y altruista. Eso es ser un inocente bienintencionado que, tal vez, tenga un recorrido vital lleno de desengaños.

Un optimista real es el que, aun sabiendo que todo lo positivo apuntado sobre la existencia y los humanos es una falacia, actúa y piensa “como si” pudiera enderezar lo torcido, aceptar los tropiezos con los que la vida siembra el día a día, evitándolos o tras caer, levantándose con ánimo… pero abriendo los ojos, con un pacífico estado de alerta –sin tensiones- ante el comportamiento de sus congéneres, aceptando que todos podemos ser  buenas personas y algunos incluso lo son. El optimista real sabe que hay una regla humana básica: el gen egoísta o instinto de auto conservación. Lo habitual es “barrer para casa” y nadie debe escandalizarse por ello. El optimista no lo hace jamás, porque lo comprende. Por eso se alegra cuando se producen actos y actitudes de generosidad y altruismo. Y él, si es coherente, procura ser uno de esos “escogidos” que anteponen el interés de todos al suyo. Dejemos de creer en la intocable respetabilidad humana y aceptemos, por ejemplo, la postura de Jonathan Swift, que consideraba a los humanos como “los seres más dañinos de la Creación”…pero estimaba que, a pesar de todo, el hombre era capaz a menudo de buscar el bien para la comunidad. El pesimista ve una sola cara de la moneda y la toma por un todo. El tipo de optimista que proclamo ve las dos y sabe que son distintas y complementarias. Es capaz de ver las virtudes de la civilización humana y la tecnología: también ve que están vinculadas a una cierta degradación si no se las vigila. Y siempre confía en que prevalezca la virtud.

ALBERTO DÍAZ RUEDA

Compartir este post
Repost0
30 septiembre 2022 5 30 /09 /septiembre /2022 17:49

 

LOGOI

 

LANDERO, VERO

 

Fernando, mi amigo extremeño, profesor de inglés, me conmueve por su incondicional y combativo amor a su terruño, Navalmoral de la Mata. A veces, hirviendo de santa indignación me habla de la dejadez, insolvencia y corruptelas varias que han de soportar en su tierra, bajo un yugo de políticos que se creen demócratas. Como muestra me envía una filmación del acto de entrega de la Medalla de Extremadura al escritor Luis Landero, como extremeño de honor (da nacimiento ya lo es). En el mismo acto oficial, con una claridad y rigor asombrosos, Landero se dirige a los políticos de su Comunidad con palabras severas pero llenas de amor y dolor por la patria chica. Muchos aplausos coronaban algunas frases demoledoras, sin abandonar el tono respetuoso de educada y paternal regañina. En Youtube, creo, hay disponible un corto video de la intervención del escritor, a la que doy el calificativo de “vero”, en el sentido clásico de la palabra: dícese de una expresión o discurso que comunica fielmente la verdad sobre el asunto del que se habla.

Landero, con su verbo recio y culto, reclama un tren digno para Extremadura, carencia que tiene casi un siglo de dejadez y pone a los políticos a caer de un burro por ello y “en confianza y cordialmente” les dice que son unos canallas y que irán al infierno; no por haber sido “perezosos, bebedores, puteros o cobardes” (defectos que Dios suele perdonar) sino por “el oprobio, la humillación, la burla y la afrenta” que supone para los extremeños el hecho de que no se resuelvan reivindicaciones y necesidades actuales que colean desde hace decenios y que Extremadura, como el lejano oeste, sea un territorio carencial y abandonado. El problema es que Landero, al articular la situación actual y real de su pequeña patria y de la actuación de muchos de sus políticos –no de todos-,  más interesados en sus propios intereses que en sus obligaciones con la tierra que representan, muestra al resto del país unas semejanzas que nos avergüenza e indigna.

¿Cuántos ciudadanos de Aragón, Cataluña, las dos Castillas, Galicia, Andalucía…en fin,  de toda esta España desdichada que tiene un presente lamentable y un futuro problemático, no opinan de algunos de sus políticos como Landero de los suyos? ¿Cuántos  aplicarían la regañina a muchos políticos de este damero de autonomías, en las que el nivel de vida de la población en general va descendiendo a la misma velocidad que aumentan los precios de todo? Landero, vero. La confianza en cierta política, cero.

ALBERTO DÍAZ RUEDA

 

 

Compartir este post
Repost0

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens