Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
22 diciembre 2021 3 22 /12 /diciembre /2021 12:07

 

Publicado en "La Comarca" el 211221

El politólogo Yazca Mounk dice que en las cosas de la política humana, el alcance y los límites de lo que hacemos o debemos hacer están conectados. Llega la Navicovid y el alcance de esta fecha de origen religioso está insertado en los límites que marca el contagio del virus en su nueva variedad, que tiene nombre de acelerador de partículas. El espíritu navideño se da de trompadas con la actualidad política en todos sus conflictivos forúnculos: desde la situación que emana de Rusia y Ucrania, con cazabombarderos armados con turrón nuclear y el jueguecito de Putin con el grifo del gas como presión política; los Estados Unidos con complejo de guerra civil y disputándose el trono con Pekín y Moscú; la Covid expandiendo su pestífera “nadala”; las extremas derechas formando ariete global para imponer el garrote en demasiados países y la democracia tambaleante como sistema gracias al poder económico y tecnológico que horada sus cimientos. Y eso que no entramos en la cosa hispana, en la que el sinsentido y la violencia políticas –de momento verbal- cubre con su cochambroso mantel problemas endémicos que nos negamos a encarar de forma conciliadora y con sentido común.

El alcance de la Navicovid está conectado con los límites de los quehaceres humanos a todo nivel, desde el negacionista que antepone su egoísmo desafiante a los contagios, hasta los gobiernos y la oligarquía que los controla, que siguen la ruta de colisión entre el crecimiento y consumo permanentes y la escasez de recursos y el calentamiento global.

Feliz Navicovid, pues. Quizá Papá Noel o a más tardar los Reyes Magos, nos traigan una fórmula  para gestionar la frustración que causa la caída de las utopías, de los sueños de igualdad, diálogo y colaboración, de la decrepitud de la forma de gobernar menos mala que existía, la democracia. Tal vez esa aceptación de la realidad, haga reaccionar a la población y nos indique un camino viable para  acercarnos a la disolución del conflicto dialéctico entre intereses, superar las diferencias y aspirar a una sociedad sin clases en la que la dominación y uso del hombre por el hombre quede fuera de la ecuación; rechazo de las políticas identitarias y las patologías culturales. Y, como broche, que todo político que aspire a cualquier nivel de poder, sea sometido a un exigente examen de salud mental. La utopía ha muerto, viva la utopía.- ALBERTO DÍAZ RUEDA

 

Compartir este post
Repost0
14 diciembre 2021 2 14 /12 /diciembre /2021 18:44

LOGOI 231

“1984” ES HOY

(Publicado en La Comarca, 141221)

Zygmunt Bauman y Byung-Chul Han, lo han sabido ver de forma parecida, a pesar de ser dos filósofos a los que separan varias décadas y dos tipos distintos de sociedad (siglos XX y XXI). La “modernidad” de sus análisis y conclusiones son indiscutibles. Desde la falta de solidez, coherencia y continuidad de la “sociedad líquida” del primero, hasta la extrema manipulabilidad de la información, la opinión y la emoción de los ciudadanos actuales, según el pensador coreano. Basta coger un periódico no partidista (los hay) o ver algún telediario objetivo (más difícil) o una revista digital o web informativa honesta (una labor que requiere tiempo y criterio), para observar hasta qué punto la pesadilla literaria profética de  George Orwell, “1984”, y su Ministerio de la Verdad, se está convirtiendo parcialmente en una realidad en muchos países, incluso el nuestro. Inevitable,  dada nuestra tendencia al exceso, la banalidad y la polarización político-visceral.

El protagonista de la novela Winston Smith, es un funcionario que se dedica a reescribir cada día el pasado para que coincida con las líneas políticas y los intereses cambiantes del régimen del Gran Hermano. Así se creaba la opinión que debía servirse a los ciudadanos: se hacía desaparecer las pruebas de lo ocurrido y se promovían actitudes y emociones coherentes con los deseos del poder. La historia era algo fluido que comenzaba cada día, apoyándose en un pasado dinámico que cambiaba a tenor de las estrategias mutantes del Gobierno. Con ello se conseguía compaginar los cambios emocionales en la población, o en una parte de ella, basándose en la reelaboración de los hechos que las justificarían. Así la historia y sus hitos se convertían en piezas ajustables en el puzzle de una situación política deseada.

Es parecido a lo que estamos viviendo aquí: manipulaciones históricas de las piezas del puzzle informativo actual, con el fin de que crear opiniones y emociones. En Cataluña, el País Vasco y ETA, el franquismo, la transición, la corrupción política y financiera, la pandemia, la crisis sistémica capitalista, los refugiados, el cambio climático… Da lo mismo qué líder o qué partido. Aunque no cambien los archivos de nuestra historia reciente… los ignoramos. Y eso nos condenará a repetirlos.

ALBERTO DÍAZ RUEDA

Compartir este post
Repost0
13 diciembre 2021 1 13 /12 /diciembre /2021 13:30

publicado en La Comarca 071221

Dicen los de la OMS que hasta 2030 no se logrará el objetivo de la vacunación global (en 2019 y 20 se calificaba de alarmista e innecesaria). Mientras, tal vez superemos ya los diez millones de personas fallecidas por el virus. ¿De qué nos sirve vacunar a la mayor parte de la población de países desarrollados si en los “otros” apenas llegan al 10%?  Estamos en un mundo globalizado. Y se necesitan 10.000 millones de dosis más. El problema logístico, cómo distribuir los miles de millones de dosis necesarios en circunstancias como las que se dan en el continente más necesitado, África, con guerras tribales, corrupción y desordenes armados, es más pequeño que lidiar con el problema básico: convencer al 25 % de la población mundial (creo que un porcentaje más real se acerca al 50%) que integran un compacto y variado grupo, los socialidiotas.

Ellos forman una ingente población repartida por todo el mundo, formada, primero, por los negacionistas que rechazan la vacuna pues piensan que la Covid es un invento político para terminar con “nuestras libertades” (esos sujetos suelen creer en la necesidad de un dictador o líder carismático) o que con la vacuna nos inoculan un chip que nos convierte en autómatas. Esos son los covidiotas (apelativo aceptado ya por la RAE) y que son sólo una parte de los socialidiotas.

Ese subgénero humano es mucho más antiguo y además no hay vacunas contra su alteración psiquica. Forman parte de una variante basada en la estupidez, la ignorancia, la soberbia pseudo intelectual, la falta de educación personal y psicológica, la grosería psicótica, los que esgrimen el sacrosanto derecho a hacer los que le da la gana pero ignoran las obligaciones relacionadas con tales derechos, los que no han sido educados en el respeto al prójimo, ni en la escuela ni en el hogar familiar. Son los “listillos” que  van desde los que  no respetan el orden en  las colas, ensucian paredes y monumentos, tiran todo tipo de cosas por las calles o rompen papeleras, contenedores, bancos y jardineras, conducen como locos patinetes, bicis o automóviles sin pensar en peatones, jamás recogen la mierda de sus mascotas y dejan sus bolsas de basuras en rincones, hacen botellones y la lían parda para justificarse con el “derecho a la libertad”. Ya sé, de socialidiotas y de locos todos tenemos un poco. ¿Pero y eso de “no hacer a los otros lo que no deseamos que nos hagan a nosotros”?-ALBERTO DÍAZ RUEDA

 

Compartir este post
Repost0
1 diciembre 2021 3 01 /12 /diciembre /2021 10:17

 

Publicado en La Comarca, 301121

Durante más de cuarenta años viví, escribí y me relacioné en Barcelona –y pertenecía al gremio literario y periodístico, fundamentado en el respeto a la lengua- usando un castellano cotidiano y un catalán tímido, pero respetado. Mi “en catalán, si us plau” desternillaba a mis amigos y hacía florecer sonrisas por doquier. Era mi  petición a las personas con las que hablaba, desconocidos o  conocidos, como forma de respeto a su lengua. A algunos les divertía que dijera, “en catalá, si os place”, traducción literal del “por favor” en catalán.

Politizar una lengua es una salvajada indigna del siglo de la globalización. La diversidad de las lenguas, de las razas, de los géneros, en un plano de igualdad, justicia y solidaridad, es una asignatura pendiente del género humano. Utilizar el catalán como arma arrojadiza y justificación de la violencia y del sinsentido por unos y otros, es peor que un error, es un virus de destrucción social, político y económico mutuo. En cuestiones de lengua no hay vencedores ni vencidos, todos sufrimos la falta de razón, inteligencia y comprensión.

En Cataluña el giro crítico no lo marcó la primaria represión franquista –que al final ya era agua de borrajas- sino la instrumentalización política del catalán por el pujolismo y la ERC, contestados por la paralela impugnación españolista que sacaba réditos políticos victimizando, contra toda lógica y realidad, al castellano en las tierras catalanas. Meter a los jueces en el debate –a remolque del Estatut- fue otro error de los redactores del manifiesto catalán, aupados por el Tripartito de Maragall, ya que en principio la judicatura no cuestionaba la política lingüística de la Generalitat.

¿Cuál es el problema en estos momentos? Como gráficamente escribe mi colega y excompañera Susana Quadrado, “el magreo político de un asunto que revuelve las tripas”.  Ni el absurdo “155 lingüístico” del inefable Casado, ni las cretinadas de ciertas asociaciones catalanas y su reflejo especular opuesto entre los ultras más descerebrados, llevarán a buen puerto el asunto. Señores políticos, “seny” (sensatez) y sentido común (cordura); con la que está cayendo entre pandemia, calentamiento y crisis económica, dedíquense a lo que importa y dejen tranquilas y respetadas a las lenguas.

ALBERTO DÍAZ RUEDA

Compartir este post
Repost0
22 noviembre 2021 1 22 /11 /noviembre /2021 19:27

LOGOI 227: LA MAGDALENA

Publicado el 231121 en La Comarca

Más que una cita literaria, es un tópico. La magdalena de Proust. El sabor de un trozo de magdalena mojado en té tibio ocasiona al autor francés un “reencuentro mental son el (su) tiempo perdido”. Pero convertir ese efecto de la memoria involuntaria, de la “reverie” o ensueño o del “dejà vu”, en un  análisis de literatura comparada con incursiones en el cine o la pintura, es el logro cultural exquisito que nos brinda un profesor de la UAB, Lluís Quintana Trias. “El instante recuperado” es el precioso título de su libro (editado por Fragmenta). La lectura de su apasionante viaje literario ha suscitado en mí una reflexión.

Miren, uno de mis pesares es la falta de calado cultural que percibo en adolescentes y  jóvenes. He protestado por una educación sin clásicos, he cargado contra una educación sin ética, sin puntos de referencia, sin inquietud cultural parental (de tales palos estas astillas), sin educación social o vecinal o ciudadana, sin valores, sin reflexión, sin ortografía, sin capacidad de articular un pensamiento o un argumento, casi sin vocabulario y…casi sin sentimientos expresables y emociones no traducidas en emoticones. Ya sé, no son todos así.  Pero cada vez hay más “letrasados”.

La cultura clásica que reclamaba, la afición de leer estimulada y compartida por los padres, el “relato” de una sociedad que crea y favorece el entendimiento profundo y súbito entre las personas que lo comparten, causa uno de los fenómenos  gratificantes de la vida. Un fenómeno basado en esa “memoria involuntaria” preconizada por Quintana: la hermandad instantánea entre dos personas que rememoran casualmente un determinado detalle literario,  el personaje de una obra clásica una escena de película o teatro, la fuerza de una sonata famosa.  Me he encontrado con sujetos que no conocía con los que, con gratísima sorpresa, por un hecho o unas palabras sin aparente relación, rememoraba una experiencia sensitiva del pasado. Y así compartía admiración por un chiquillo travieso llamado Guillermo Brown, por el pirata Sandokan, por un gascón espadachín llamado D’Ártagnan o por el capitán Nemo, por el Pequeño Príncipe o la persecución de una ballena blanca. Ese sujeto desconocido se convertía tras esa casual rememoración en un hermano de emociones compartidas ¿Tienen nuestros jóvenes “magdalenas de Proust” que les acerquen entre sí? ¿Son conscientes del tesoro oculto que nos ofrece cada “instante recuperado”?

ALBERTO DÍAZ RUEDA

Compartir este post
Repost0
16 noviembre 2021 2 16 /11 /noviembre /2021 16:34

LOGOI 227

PERSONA 2.0

Publicado en La Comarca 161121

La Filosofía, esa materia que nos enseña a pensar, tan devaluada y banalizada, ha trabajado desde sus inicios griegos o chinos sobre la mejora de la persona, sus cualidades y defectos, sus principios éticos y sus valores. Características básicas, en un entramado de derechos y obligaciones, que han sido avaladas por la historia y el tiempo. Pero nunca hasta ahora, todo ese “paquete conceptual” que nos hace humanos, ha sido cuestionado tan drásticamente por una amenaza que se cierne sobre la Humanidad: la capacidad de la actual tecnología de “reinventar” al ser humano. No sólo se está produciendo un cambio de costumbres, hábitos y necesidades que alteran la vida cotidiana al ritmo inevitable del progreso tecnológico –impulsado por un capital sin control- sino que, siguiendo su lógica invasiva, la tecnología digital ya propone cambios de tipo anatómico, médico y psicológico que crearán un binomio  persona-máquina integrada. Una persona 2.O que, aún así, no eliminará sus características negativas: ambición, codicia, emociones y deseos incontrolables, envidia y crueldad.

Somos esclavos de la cultura tecno. El móvil es el paradigma de la vulnerabilidad que padece una sociedad controlada por sus aparatos digitales. Somos individuos voluntariamente psico dependientes de nuevas y dinámicas versiones de “juguetes” que no cesa de proporcionarnos un mercado ávido y omnipresente. Se nos seduce con una propagando permanente de ofertas de “información” y “placer”. Tan solo a cambio de nuestra libertad, autonomía, dinero…y futuro.

Sin duda ya existen individuos conscientes y realmente informados que tratan de asegurar los principios y valores de los que hablábamos y  de encontrar un equilibrio entre el uso de las nuevas tecnologías y una evaluación humana de la existencia. Van apareciendo denuncias contra los cantos de sirena del Sistema, diseñado por las Empresas que todos conocemos. Plantean una tercera vía en la que la tecnología preserve los valores democráticos y humanos y facilite un desarrollo auténtico de las personas, basado en el diálogo, la tolerancia, la cooperación y la diversidad.

Atención, pues, al cambio progresivo de los viejos y corruptos Sistemas de poder. Que no nos cuelen uno que establezca como norma el control, el autoritarismo y la dependencia tecnológica. China es una muestra.

Alberto Díaz Rueda

Compartir este post
Repost0
9 noviembre 2021 2 09 /11 /noviembre /2021 15:51

LOGOI 226: METAVERSO

(Publicado en “La Comarca”, 091121)

Antes el futuro lo definían los políticos o economistas, haciendo lo que mejor les va, mintiendo y exagerando a favor suyo. Al chiringuito se unían algunos colegas serios de las secciones de opinión o reportajes a fondo, de periódicos o tv. y éstos devolvían triturada la imagen del futuro que nos  vendían, convertida en papilla por la apisonadora de la realidad y el sentido común. Por fin llegaban los ensayistas y a base de datos y estadísticas o simple olfato histórico nos pintaban un futuro, ora nauseabundo ora utópico. Por eso, el ciudadano necesitaba un profeta acorde con los tiempos que vivimos (que más que tiempo es un espejo desquiciado  que refleja las prisas y la cruel banalidad del siglo XXI). Y apareció el todopoderoso dios del universo digital, Mark Zuckerberg, que reina en los cielos de Facebook. Como dijo el coreano Byung-Chul Han, mi filósofo preferido después de Epicuro, en el mundo existen cosas y no-cosas y las segundas van ganando la batalla. Mark se ha inventado un universo paralelo, el Metaverso, que es una no cosa, diseñada para no individuos (avatares deshumanos) que pasan aventuras fabulosas en un no mundo, en el que no se usan las cosas, sólo las consumimos, pues son no cosas. Vamos a vivir tan contentos en un mundo paralelo, mientras que el real se nos derrumba entre tempestades, pandemias y radiaciones solares sin filtro. Y ese “vamos” es un broma siniestra: serán nuestros avatares los que lo pasarán pipa (según M.Z.): desde viajar al mundo de Blade Runner o al del Mago de Oz, hasta tener un encuentro íntimo con Ambar Anderson o Anna Taylor o con Tom Holland, según los gustos. Seguramente el Metaverso será adictivo y las personas frustradas con la vida real (no daré estadísticas, sería sadismo) podrán apañarse con su éxito planetario en un metaverso hecho a su medida.

Señores, menudo futuro nos vaticina MZ. Todos encerraditos en casa: bastará un cuchitril con cama, lavabo y cocina, qué ahorro. Y salir de vez en cuando a comprar alimentos con el dinero virtual que ganemos con nuestro trabajo digital. Porque eso sí, aunque MZ no lo diga, el dichoso cuerpo físico, el pobre ser desechable, tiene sus exigencias. Hay que alimentarlo, hacer un ejercicio mínimo y atender otras necesidades básicas. Hasta que MZ los convierta en fuentes de energía: seres encapsulados que viven en el universo paralelo de Matrix.

ALBERTO DÍAZ RUEDA

Compartir este post
Repost0
2 noviembre 2021 2 02 /11 /noviembre /2021 13:44

LOGOI 225

MATAR A LOS CLÁSICOS

(publicado en la Comarca, 021121)

Pertenezco a la Asociación Cultura Clásica desde hace años, no por mi dominio del latín y el griego (medio olvidados tras el bachillerato) sino por mi convicción de que griegos y romanos crearon las claves humanísticas de la vida cotidiana europea, sin las cuales la persona se encuentra desraizada y se desvincula de la sabiduría que nos aporta ese pasado, para poder entender y mejorar la percepción del presente que vivimos.

En el nuevo bachillerato, la presencia de la Cultura Clásica queda diluida en una amalgama de materias, entre las que apenas brilla la presencia de la filosofía elemental. El hecho es que las asociaciones de cultura clásica en todo el país convocan una manifestación el próximo sábado ante el ministerio de Educación en Madrid contra el hecho de que las materias de Cultura Clásica no se consideren necesarias para el currículo escolar.

En 1929 Ortega escribía: “en este país se ha mostrado un gran desdén hacia lo clásico: es muy frecuente entre nosotros la creencia de que a la palabra "clasicismo" no corresponde realidad alguna y que es apta, a lo sumo, para fáciles ampliaciones de una retórica extemporánea...sin embargo tras ese vocablo alienta místicamente la realidad más granada y plenaria, pues tengo a lo clásico, no sólo por el embrión de la cultura, sino por el sentido perenne de ella."

¿No olvidamos algo tan lógico como la necesidad de equilibrar los excesos estresantes de una civilización mega tecnológica con la serenidad llena de sentido de sus clásicos? ¿Notan una falta de conexión de la enseñanza con las demandas de la vida personal, unida  a la falta de orientación? Por ello resulta suicida el ignorar la cultura clásica. Abundan los “Letrasados”, analfabetos verticales, el producto de una educación en la cual ha prevalecido el pragmatismo del empleo futuro, la preponderancia de los estudios tecnológicos de informática, comunicación e ingenierías, basadas en las recetas neoliberales de gestión y estudios de mercado

 Como escribía Martha Nussbaum: “en la medida en que se recorta el presupuesto asignado a las disciplinas humanísticas, se produce una grave erosión en las cualidades esenciales para la vida misma de la democracia”. Después de tantos siglos, en el  XXI, al fin, la barbarie y la ignorancia matan a los clásicos.

Alberto Díaz Rueda

Compartir este post
Repost0
27 octubre 2021 3 27 /10 /octubre /2021 18:23

LOGOI 224

ENVEJECER

Publicado en La Comarca, 261021

A pesar de la tentación que supone a la edad de “retiro” seguir el ejemplo de Montaigne y encerrarse entre libros y música, seguir la solitaria senda hasta el final, eso sí con la persona amada junto a ti y buenos amigos de vez en cuando…resulta fácil descubrir que lo que incrementa la sensación de vivir no es eso, sino un tipo de relación directa, intensa, de contacto con el mundo, un sentirse “concernido” con lo que ocurre en su entorno global.

Decía André Maurois que “envejecer es un mal hábito para el cual el hombre ocupado no tiene tiempo”. No se trata de una frase ingeniosa y banal como: “uno pasa a la edad vetusta cuando el pensamiento abundante y la cintura estrecha cambian de lugar”. Ambas frases encierran un par de verdades palmarias que la ciencia neurológica está demostrando. Una, que la persona que tiene siempre ocupado el cerebro logra frenar su deterioro por la edad –salvo patologías- y la segunda, que “el pensamiento abundante” en la vejez, es decir, abierto, curioso y en aprendizaje continuo, es una bendición para el cerebro.

Un informe del “New England Journal of medicine” (sus conclusiones me son familiares de otras fuentes), asegura que de los 60 a 80 años (en casos óptimos de salud, movilidad y no dependencia, por supuesto) suele ser una etapa bastante productiva en los cerebros de esas personas (si se mantienen muy activos). Para ello echa mano de estadísticas de edades promedios: presidentes de grandes empresas, premios Nobel, dignatarios eclesiásticos –incluidos Sumos Pontífices- están en ese arco de edad, en el que algunos logran un alto potencial emocional, psicológico, espiritual y mental.

La razón más convincente proviene de la psico-neurología: en algunas personas aumenta la plasticidad -no la velocidad- del cerebro con la edad y se equilibra la interacción entre los hemisferios cerebrales, lo que amplía la creatividad. Disminuyen las influencias emocionales negativas y el supuesto aumento de la mielina, entre los 60 y 70 años, permite una mayor rapidez de señales inter neuronales, con lo que crece la habilidad para resolver problemas complejos. Pues el cerebro de una persona mayor usa su mayor experiencia para evitar lo innecesario, acorta el camino de resolución de los problemas y llega con más exactitud a la solución adecuada. Como dijo Giordano Bruno: “E si non e vero e molto ben trovato”.

ALBERTO DÍAZ RUEDA

 

Compartir este post
Repost0
19 octubre 2021 2 19 /10 /octubre /2021 07:15

Logoi 223

C.M.M.

Publicado en “La Comarca” 19,10,2021

Verde, morado y rosa. El pasado miércoles, con esos colores, en balcones y ventanas y en los mástiles del Ayuntamiento, se llamaba la atención en mi pueblo hacia el día Mundial del Cáncer de Mama Metastásico. Hoy, día 19,  es el día mundial del Cáncer de Mama. Dedico estas líneas a las mujeres afectadas, como testimonio de apoyo y esperanza.

Cada 15 segundos se diagnostica un cáncer de mama a una mujer en cualquier rincón de este vasto mundo. Según algunas proyecciones estadísticas, este año más de 33.000 mujeres serán diagnosticadas de ese tipo de cáncer en España. La clave de la lucha contra esa enfermedad, dicen los especialistas, es una detección precoz.  Las revisiones ginecológicas se revelan esenciales, así como estilos de vida saludables  y ejercicio físico. En el otro lado de la trinchera, se trata de agilizar los diagnósticos (estudios de marcadores y biopsias liquidas) la aparición de nuevos fármacos, investigar los tumores y aumentar los estudios clínicos. Ciencia oficial y laboratorios están inmersos en una lucha contra ese mal.

Una vecina mía, Marina, padece un CMM, un cáncer de mama metastásico. Me pide que haga una llamada de atención para que la sociedad se mentalice y las instituciones oficiales y científicas piensen en la amargura, el cansancio y el miedo que esas mujeres afectadas viven cada día, con el temor a que las voraces células tumorales se diseminen por otros órganos de un cuerpo ya castigado. El lema de las mujeres tratadas por el CMM es “+ investigación para + vida”. Parece que hay en marcha  una línea de estudios (para pacientes con cáncer de mama HER2 positivo y también negativo en un futuro cercano), que combina un anticuerpo con un fármaco de quimioterapia,  lo que llaman un “conjugado anticuerpo-fármaco o ADZ. Funciona como una especie de caballo de Troya: el anticuerpo se une a las células tumorales e introduce en ellas la quimio, con lo que los tejidos  sanos se ven menos afectados. Es una línea investigadora que está dando buenos resultados en los ensayos clínicos -524 pacientes- que se realizan en Barcelona, en el Valle de Hebrón Instituto de Oncología (VHIO) sobre mujeres que ya habían recibido el tratamiento estándar con anterioridad y resultado nulo. Cerca del 80 % de las pacientes participantes tuvieron una mejora de casi un 50% en la reducción tumoral.

Si estos datos son corroborados y se expanden en eficacia operativa, significa un soplo de esperanza para miles de mujeres angustiadas y sus familias.

ALBERTO DÍAZ RUEDA

Compartir este post
Repost0

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens