Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
6 mayo 2012 7 06 /05 /mayo /2012 08:57

 

 

el-exotico-hotel-marigold-cartel1.jpg

Un magnífico elenco de actores británicos avala la fuerza de "El exótico Hotel Marigold", una comedia dirigida por John Madden, bastante lejos de su soberbio "Shakespeare in love", pero en absoluto desdeñable. Unir a Judy Dench (cada vez más segura en su apacible poder de representación) el soberbio Tom Wilkinson, la siempre apreciable Maggie Smith, Bill Nighy o Celia Imrie, en una deliciosa farsa de enfrentamiento de culturas, de costumbrismo exótico o de profundas realidades humanas que tienen relación con la vejez, la necesidad de afecto, los recuerdos, la bondad o la mezquindad, debería dar como resultado una memorable película.

¿Qué es lo que impide que estos excelentes actores, la localización magnifica en la ciudad india de Jaipur, con toda su enorme carga de pintoresquismo y variopinto color y la historia coral de un grupo de jubilados británicos que se retiran a vivir sus vidas en declive en Jaipur, por distintas y variadas razones, no alcance la fuerza y la convicción que cabría esperar? Ignoro si en la novela "These foolish things" de Deborah Moggach, queda más visible el posible fallo o carencia que limita el valor de la película. Porque es evidente que es un fallo de guión, un desequilibrio facilmente perceptible de ese tenue "tempo" que marca la narración, de esa tensión en lo que vemos y lo que nos cuentan que hace que nos interese todo ello y que esperemos una y otra secuencia para calmar nuestra sed de saber lo que hacen los personajes o los hechos y razones que justifican la trama...

Creo que ese grupo de veteranos ingleses que emigran en busca de una mejor rentabilidad de sus pensiones a un país, antigua colonia del Imperio, donde recuperar ciertos privilegios de raza y clase, es una propuesta interesante de entrada. Pero nos hacen pasar por toda la historia del viaje, el acomodo en el destartalado hotel y las peripecias de los maduritos británicos, de una forma liviana, superficial, amable y poco comprometida, a pesar de algunas pinceladas de compromiso con una visión más seria o crítica que cabría esperar de unj tal choque de culturas con toda su trastienda histórica de abusos, sufrimientos, sangre e injusticias y revanchas como afligió la reciente historia de la independencia de India de la Corona británica. Así la delicada historia de la joven sirvienta de la clase "intocable", la de los "apestados" sociales, que monta una fiesta familiar en su barraca, en uno de los barrios más pobres de la ciudad, a una gruñona y racista clienta del hotel porque cree que la trata con dignidad, cuando en realidad la desprecia. O la relación otoñal entre el juez gay y su amor hindú de juventud al que abandonó en situación dramática, treinta años antes, y trata de recuperar en su vejez por una fidelidad trasnochada y aplazada, como si se tratara de una historia de manual romantico, más que un lamentable episodio de superioridad y abuso étnico y flaqueza moral. Lo único positivo es que ambas historias, patéticas y lamentables, son protagonizadas por los dos actores más capaces del elenco, Maggie Smith y Tom Wilkinson.

Las demás historias de los maduritos excolonialistas rozan en todo momento una crítica suave, no comprometida, tratando de hacer una película de tono amable, en la que incluso la anunciada muerte del personaje del juez gay toma un carácter de "justicia" divina, entre el perdón del amante hindú, la comprensión de su esposa y la puesta de sol sobre la cremación a orillas del Ganges.

Asi que uno sugiere que los que sepan inglés hagan lo posible por ver la versión original dada la altura de los intérpretes y los que no, que disfruten de las interpretaciones por separado, sin tratar de valorarlas en el conjunto de la película, que sabe a poco o a demasiado, segun nos refiramos a la calidad exigible o a la extensión. El joven actor hindú (Dev Patel) gesticulante en exceso y su novia, dan la nota localista, ilusionada y joven, aunque producen, sobre todo él, cierta irritación. Magnífica también la actuación de Penélope Wilton, por el eficaz patetismo que imprime a su papel de odiosa esposa de Bill Nighy. El romance invernal entre éste y la magnifica Judy Dench logra parecer posible a pesar de las excesivas diferencias de edad y talante.

Película que agradará a los nostálgicos del Imperio británico y  la India colonial que aún suspiren por los ambientes de las novelas de Kipling ("fíjate en lo que se han convertido estos hindúes, estaban mejor con los ingleses"), a los aficionados al cine de maduritos que reviven el amor y a los amigos del cine coral con ínfulas humanitarias y buenismo de ong. Y, por supuesto, a los admiradores de los buenos actores británicos, aunque sea en envoltorio de tarjeta postal.

 

 

Compartir este post
Repost0
5 mayo 2012 6 05 /05 /mayo /2012 07:41

 

Antonio-Tabucchi---01.jpg

 

Creo que la desaparición física de Antonio Tabucchi casi coincidió con la primera edición por Anagrama de este libro que no es más que una recopilación de escritos del novelista italiano-portugués sobre los viajes que realizó o que imaginó. o  que vivió primero en los libros y luego quiso vivirlos con los  sentidos y los ojos bien abiertos. Una bellísima recopilación, por cierto. Ya en uno de sus primeros libros, Dama de Porto Pim, el entrañable autor italo-luso nos habla de retazos de libros de viaje, diálogos compartidos o escuchados a bordo de un barco o sabrosos trazos sobre las ballenas que cruzan por el mar de las Azores. En este que comentamos, como en otros de sus libros, Tabucchi va perfilando su obra bajo la influencia de dos conceptos o vivencias, el viaje como extrañamiento de uno mismo respecto al Otro o la otredad y el mundo onírico, donde tampoco es posible controlar la propia identidad o la confluencia del otro en nuestra vida.

No importa pues que Tabucchi nos regale experiencias vividas por él en sus viajes imaginarios, o vivencias imaginadas en viajes reales, el escritor camina o hace caminar a sus personajes los espacios que él mismo transitó viviendo experiencias imaginadas y, quizá, nunca vividas. En cuanto  a los espacios soñados, permiten al autor hacer otras singladuras que se realizan desde la inmovilidad. Y asi a menudo algunos personajes aparecen en sus sueños para narrarle sus propias historias que luego él pasará al papel (caso de Pereira, por ejemplo).

Los viajes que se nos cuentan en este libro, pasan desde el ensueño de la memoria propia (ese familiar que llevaba al niño Tabucchi a Florencia en un gozoso descubrimiento de Giotto), el hallazgo en  la Provenza de un pueblo, Mougins, donde la belleza se ha instalado. O se pierde por Hernani en el Pais Vasco en la casa museo de Chillida (en estos tiempos, cerrada, por desavenencias entre autoridades y la familia del artista)  o nos habla de su pequeña patria adoptada, Lisboa, ciudad legendaria en la que uno puede tomar un cafe junto a Pessoa, en efigie, o puede perderse en una calle maravillosa que nadie visita, la Rua da Saudade. Para concluir, hablándonos de Goa en la India, de Grecia y su Cabo Sunion, de Brasil y sus personajes historicos legendarios, de Paul Valery ante el Mediterraneo  o Cortázar en Paris. Y tambien nos narrará de viajes realizados a ciudades imaginarias gracias a personas interpuestas, los escritores que crearon un mundo propio, como Proust o Faulkner. Para concluir diciéndonos al oido: "tal vez falten los viajes mas extraordinarios. Son los que no he hecho, los que nunca podré hacer. Que permanecen sin escribir, o encerrados en su propio alfabeto secreto bajo los párpados, por las noches. Después nos quedamos dormidos, y levamos anclas."

Y así, como en "La Hispaniola", acompañando a Jim Hawkins y a John Silver el Largo, Antonio Tabucchi logra con su libro de viajes hacernos añorar los imposibles viajes de los libros de aventuras de Strevenson, London o Poe. Esa inquietud creativa que nos hace levar anclas de la realidad y surcar el ancho mar de los Sargazos de la imaginación leída.

 
  .



Compartir este post
Repost0
4 mayo 2012 5 04 /05 /mayo /2012 18:43

todos-los-dias-de-mi-vida-cartel.jpg

De la historia de una persona a la que un trauma cerebral de la clase que sea le quita la memoria de su vida pasada y le obliga a afrontar la existencia como viene sin el bagaje de los recuerdos de su vida anterior, argumento clásico donde los haya, se pueden hacer grandes películas como "Niebla en el pasado", "El enigma Gaspar Hauser", "Recuerda" o "El gran dictador" (el drama paralelo del barbero judio amnésico que es físicamente idéntico al dictador Heinkel-Hitler) o se pueden hacer películas fallidas como "Todos los dias de mi vida", en  la que la banalidad más superficial derrota el dramatismo planteado de entrada.

El guaperas televisivo Channing Tatum y Rachel Adams forman una pareja mas bien indigesta, pero muy "cool", cuyo maravilloso matrimonio casi perfecto se va al traste debido a un accidente de coche en el que ella recibe un golpe traumático en la cabeza que le hace perder la memoria reciente. Y así, de un plumazo, o mejor de un tortazo, se evaporan los años de recién casada y su enamoramiento resultón de su hermoso marido. ¿Hay alguien que dude que todo volverá a ser como antes? Bueno, así será pero habrá que currárselo...y mucho (sobre todo por parte de él). Con su nueva-vieja identidad la joven casada redescubre que era una pequeño burguesa de lo más pijo e insoportable, rodeada por unos padres ultraprotectores que ademas tienen sus inconfesables secretos en el armario, aprovechando de esta manera que la memoria de su hija no registra ya el motivo de un supuesto y olvidado alejamiento familiar.

Michael Sucsy firma ese elemental ejemplo de indigesto cine pretendidamente romántico, en el que al espectador le queda la duda razonable de quién es de verdad esa chica tan mona y tan superficial, si la artista atormentada por el amor y la creatividad o la pánfila que rie las gracietas abominables de las "compas" de instituto y recuerda vivamente su descafeinado romance con el guaperas de turno de pelo cardado y sonrisa de anuncio. Parece que las angustois del marido desdeñado y las previsibles anecdotas de los intentos de re-enamorar a la esposa semidescerebrada (en todos los niveles de la metáfora), han tenido un exito feroz en la patria del bodrio, Estados Unidos. En fin, supongo que tiene su público y no hay nada más que decir. Con tal de que se llenen las salas de cine...

La etiqueta de "basada en un hecho real" no hace más que abundar en la sorpresa y la alarma del espectador consciente de que tratan de darle gato por liebre. En fin, lástima. El asunto sobre el papel merecía tener un mejor producto fílmico. Piensen en lo que hubiera hecho con esto un Billy Wilder, por ejemplo. Y aún mejor, un Ernest Lubicht. Imaginen a Gary Grant en el papel del tontorrón e inexpresivo Channing Tatum y una Cat Herpburn en el de la tontorrona desmemoriada, con Gary Cooper como su ex novio. Uf, qué delicia imposible.

Compartir este post
Repost0
3 mayo 2012 4 03 /05 /mayo /2012 07:44

excursiones-9635.JPG

 

Pauls, el pequeño y montaraz pueblo dels Ports, a 440 m de altura,  de unos 600 habitantes, junto a la falda del Montsagre, es centro de numerosas excursiones y por tanto objetivo de muchas otras que parten de los alrededores. Esta semana vamos a hacer uno de los recorridos circulares clásicos de Pauls, el que pasando por la Ermita de Sant Roc, la umbría y deliciosa Fuente de Galdiri, el Collado de las Canals, la Moleta (1.071 m) y bajada por el collado de Guasc y la Fuente del Teix  hasta regresar a la zona recreativa de Sant Roc.

Es este un lugar idílico y las veces que he estado, casi solitario y silencioso, aunque en los dias de san Antonio y san Roque se convierte en cita de todas las familias del pueblo, que tienen allí sus tradicionales "corros" o mesas de piedra con bancos, también de obra, sobre las que consumen sus comidas.

En San Roc, origen y destino de nuestra excursión, bajo una rica arboleda de encinas y pinos,  cipreses, arces, álamos, muchos centenarios, conviene llenar algunas garrafas de la rica agua de la fuente de 16 caños que suele manar aun en tiempos de sequía. La ermita de ese nombre no tiene particularidades artisticas dignas de mención y podemos seguir la pista principal de la derecha, que pasa junto a una casa de colonias para subir baranco arriba entre pequeñas zonas de cultivo y almendros.

En un par de minutos dejamos el GR y una pista a la izquierda, siguiendo recto el camino por el fondo del valle hasta abandonar la zona de cultivos e internarnos en un pinar espeso, con el sendero bien dibujado.

En el Mas de Torrat dejamos la pista y continuamos dirección SO hacia un cruce de pistas, seguimos la del centro que es acompañada por el tubo de goma de una conducción de agua. En unos 20 minutos llegamos a la arboleda de la Fuente de Galdiri. Hay un sistema de conducción del agua --no muy abundante en estos dias-- que la envía por entre troncos de árboles vaciados hasta una balsa que nutre de agua los cultivos que hay más abajo. Las encinas regalan una sombra fresca y relajante, en un contexto de silencio y el cercano ruido del agua.

El sendero sube por el eje del barranco en direccion oeste, rodeados de bosque y con algun tramo algo perdedor por la gran cantidad de vegetación. Ojo al cruce de un sendero que va hacia la derecha y nos llevaría al Pla de l´Hedra y por la izquierda al Collado de Guasc `punto donde conectamos con el GR por el que luego bajaremos de la Moleta).

Si teneis tiempo aconsejo la subida al Pla y una vez allí, siguiendo la senda en unos quince minutos llegaréis a un corral antiguo con zona para suministrar sal al ganado (ya en desuso y en ruinas, tras el abandono de los años setenta), las Seleres del Borni o de Can Joana.

Volvamos al cruce. Siguiendo recto llegamos a ver frente a nosotros el Collado de las Canals y se nos ofrece una perspectiva del valle de Pauls. Enfrente destaca la Moleta del Camp (justo encima del collado). Comienza una fuerte subida en forma de lazadas con el paso de pedreras, hasta llegar al Collado, a casi 900 m de alzada.

 Bajamos por la otra vertiente hacia una hondonada cubierta por el bosque, en cuyo fondo hay un camino que lleva al rio Canaleta y el Mas de les Eres, nosotros nos vamos hacia el sendero de la izquierda que comienza la subida que nos lleva a un nuevo collado rocoso. Aqui el camino se pierde y debemos seguir la direccion sur hacia un collado que está en la base de las paredes que rodean la Moleta. Hay que seguir ese camino en la base de la muralla hasta casi el final, donde resulta facil --con una trepada sin complicaciones-- subir hasta la cima de la Moleta.

En ella encontraréis un pilón de cemento y os extasiaréis ante un panorama amplio y despejado sobre el Valle del Ebro, el delta, y puntos como La Espina, Peñagalera. las Rocas de Benet o la Punta del Aigua.Desde la cima bajamos por la cfesta hacia el sur, hacia el Collado del Camp (950 m) donde hay que localizar las señales del Gr-7 (rojas y blancas) y bajar constantemente, haciendo lazadas hacia el Mas del Castillo, junto a las planos amurrados de los Rassos de la Tossa (es zona privada y hay que pasar por dos puertas metalicas de ganado).

Atención, pues en 15 minutos debemos dejar la pista y seguir por un sendero a la izquierda  hasta el coll del Ploron. Por esa zona está la Fuente del Teix y hay que desviarse del sendero para visitarla. Por fin llegamos al collado de Guasc, se baja por terreno pedregoso hasta el Mas de Macia (coll de L' Ametlleral) y desde allí, entre dos pistas, el sendero nos lleva nuevamente hasta San Roc. Sin seguir el desvio del Pla de la Hedra hay que contar con unas cuatro horas y haciéndolo nos vamos a las seis horas.

 

NO SE PIERDA

 

La bellísima población de Pauls, un bello caserio instalado en las faldas de una colina, integrado en un entorno rodeado por sierras y altas montañas y roquedales, por lo que existe una fuerte tradición de caminos con los que se atravesaban a pie o con caballerías los puertos que les comunicaban con Horta, Alfara o Prat del Compte. A Pauls se llega desde Tortosa y Jesús, hacia Xerta. En esta población es donde nace la carretera que va a Pauls. Se puede venor desde Aragón, por la nacional que va de Horta de San Juan a Prat del Compte y desde allí hacia Tortosa, desviándonos como queda dicho en Xerta. De 1168 data la carta de donación realizada por Alfonso I del castillo de Pauls a Guerau de Riu y Pere de Santmartí y Ramón Queralt. En 1205 el señorío pasó a Drogo de Verdeyo y  familia Despuig en el siglo XIII. Esta población fue escenario sangriento de las guerras carlistas entre 1834 y 36, lo cual supuso incendios, matanzas y destrucción. Tampoco salió bien librada de la guerra incivil, ya que la linea del frente de la batalla del Ebro estaba muy cercana. Las casas están construidas sobre fiertes pendientes, por lo que muchos edificios tiene entrada por dos calles a altura diferente. Sobre la colina se encuentran las ruinas del castillo y la iglesia parroquial, gótica, dedicada a la Natividad de la Virgen. Por cierto, en fiestas patronales se baila la jota de Pauls, una tradición que se mantiene de forma practicamente oral. Es una variación de la jota aragonesa cuya musica  original se ha perdido, y cuyos pasos de baile y vestimenta son muy parecidos a los maños.

 

DOCUMENTACION

Aconsejo una visita a Octavi Serret en Valderrobres (y naturalmente en cualquier librería especializada en senderismo) para conseguir uno o varios de estos titulos: "A peu del Massis del Port", Vicent Pellicer (Cossetània edicions). "Lo Port, 52 rutes" de Joan J. Tiron, (Piolet), "Caminades prl massis del Port" de V.Pellicer (Cossetania) "Pel Matarranya en BTT", de Francesc Roig (Cossetania) y el magnifico "Itinerarios por los Puertos de Beceite" de Jordi Bustos (Prames).

Compartir este post
Repost0
2 mayo 2012 3 02 /05 /mayo /2012 08:04

Hay tres grandes principios existenciales en la doctrina budista: la vejez, la enfermedad y la muerte. De alguna manera lógica, pero no única, la secuencia habitual de esos tres elementos básicos de la vida humana está marcada por la decantación desde la vejez hasta la muerte con la enfermedad como elemento hilativo casi indispensable, entrelazados por la causalidad. Sin embargo  todos sabemos que, en demasiadas ocasiones, el primer elemento no es necesario para el encadenamiento de los otros dos. Y así cualquier edad es proclive a desencadenar  la dramática cadena. Cuando esa edad es muy corta y acontece que la enfermedad se declara en los supuestamente dorados dias de la infancia hay como un rechazo radical e instintivo a lo que se califica, muy visceral e ingenuamente, de "injusticia" de la vida, como si la vida se rigiera por los parámetros éticos de los humanos.

Vivir de cerca una enfermedad grave de un niño de muy corta edad es una experiencia desgarradora. Es una prueba de resistencia psíquica --y física, por supuesto: nunca es tan claro el correlato entre la mente y el cuerpo como en estas dramáticas ocasiones, las somatizaciones son evidentes-- y un desafío al equilibrio de la familia a la que tal cosa acontece.

Lo primero que se resiente es la lógica y coherencia del discurso. Hablar a los desolados padres se convierte en un transitar lamentable entre lo obvio y lo inconsecuente. Desde el punto de vista médico la actitud está mejor definida y se han elaborado mucho los protocolos psicológicos de trato a los familiares, aunque ya de por sí, la claridad y el respeto a la persona, mas la contundencia factica de la enfermedad y su tratamiento, lo necesario desde un punto de vista médico, crean de por sí un discurso preciso y escasamente emocional. El problema surge cuando la comunicación es entre miembros de la familia o amigos. Aqui la mezcla entre las emociones y sentimientos y la falta de palabras que reflejen el estupor, rechazo y pesar que se siente al ver a un niño de corta edad, con el que la persona tiene vinculos de familia, asediado por una enfermedad grave, supera toda capacidad imaginativa de un discurso alentador, pero que evite los peligros y los excesos de sentimentalidad (lo que ayuda escasamente a los padres) y las obviedades de rigor que el mismo sujeto ya entiende como innecesarias. Hay quien opta por el silencio compungido y los gestos de empatía y de dolor. Hay quien, absurdamente, se rebela e indigna, buscando la culpabilidad de hados y dioses o, al contrario, buscando su apoyo "mágico" o complicidad (actitud que, si los padres no son creyentes, causa un rechazo fulminante). Hay quien musita una de las muchas generalidades  que los psicólogos proponen como forma de acompañar empáticamente a los que sufren. Lo cierto es que nada de eso sirve de mucho. El dolor de los padres es irreductible a ninguna fórmula de pesar. Tal vez un sentido abrazo y una mirada de amor incondicional y respeto sea la manera más aceptable de afrontarlo.

Al principio de mi ejercicio profesional como psicólogo unos amigos me pidieron que tratara de ayudar a unos padres que estaban pasando por el calvario de un cáncer infantil. Durante casi un mes fui practicamente cada día al Hospital de la Sagrada Familia a hablar con los padres. Creo que no les ayudé mucho. En realidad, ellos me ayudaron a mí. Me ayudaron a comprender la enormidad de su sufrimiento --que sólo se atenúa, paradojicamente, con la aceptación serena de lo que es--, la generosidad del amor hacia el niño, la vaciedad de los discursos presuntamente de consuelo, la fuerza de los gestos si nacen desde la sinceridad y la auténtica compasión, la necesidad y eficacia de un "estar ahí" en silencio, la obligación de respetar las prioridades que establece el niño con sus necesidades y su dolor, la exigencia de naturalidad ante lo que ocurre sin permitir que el sentimentalismo y las convenciones corrompan la claridad y sencillez de una situación que requiere pulso firme y contención emocional.

Yo recomendaría  a los estudiantes de psicología, no sólo a los que van a dedicarse a la clínica, a todos, que hicieran prácticas en un hospital del tipo de San Juan de Dios de Barcelona, bastante modélico en su género. Vivir el drama de los niños enfrentándose a enfermedades graves, es una experiencia humana y educativa de gran eficacia.  

Compartir este post
Repost0
30 abril 2012 1 30 /04 /abril /2012 07:31

mi-hijo-y-yo-cartel.jpg

 

No estamos tan lejos. Me refiero a los padres franceses de jugadores de rugby alevines que dan espectáculos de agresividad, falta de deportividad y educación y de brutal presión hacia los hijos. En parecidas circunstancias he visto a especímenes hispanos en la civilizada, es un decir, Barcelona, machacando verbalmente a un pobre árbitro infantil o a jugadores contrarios a sus hijos, que no levantaban un metro del suelo y miraban con horrorizado estupor como aquellos adultos desconocidos les insultaban por una jugada.

Hay un subgénero del cine que es el supuestamente deportivo, al que los norteamericanos son muy aficionados. Rugby, beisbol, equipos en linea de desastre que se salvan milagrosamente y ganan al lider por obra y gracia de un jugador que logra superar el desastre personal y deportivo o un entrenador borrachin que vuelve a la dignidad del deporte o un grupo de gamberros juveniles que de pronto deciden jugar de maravilla o...o... una familia de legendarios jugadores de rugby en una zona rural francesa cuyo ultimo representante, el hijo de un ex gran jugador, se siente tan agobiado por la presión de su padre que decide dejar de jugar al deporte familiar.

Cójase este comienzo argumental de muy previsibles desarrollos y consecuencias, adobemoslo con los sencillos y buenistas pero muy humanos personajes de la clase media de un pueblo francés, un par de historias paralelas, el amigo del prota, tonto pero bueno y entrañable , y como guinda el CAMBIO, la milagrosa transformación de un equipo sin garra en el lider de la competicion con un último partido en el que se juegan el titulo y que mantiene la intriga del resultado hasta el ultimo momento, ¿quién ganará? ¿Pero todavía lo dudaban? Los buenos, por supuesto. Y el chico se lleva a la chica y todos tan felices.

Pues bien, esto es, a grandes rasgos, "Mi hijo y yo", comedia de ambiente deportivo rural de Philippe Guillard, con un inexpresivo y supuestamente feo-atractivo Gerard Lanvin, interpretando a la ex estrella fracasada de rugby y con Jertmie Duvall como su frustrado hijo. El primero menos maduro que el segundo, y bastante mas irritante. Es como un "Invictus" en tono muy menor y sumergido en la melaza picante del costumbrismo francés, sin pizca de critica, autocomplaciente y orgulloso de haberse conocido.

En fin, película para ver en familia, en la que el tono blandengue y buenista no obstaculiza mucho un final previsible y unos personajes- tipo que intentan por todos los medios sernos simpáticos y a veces lo consiguen..

 

 

Compartir este post
Repost0
29 abril 2012 7 29 /04 /abril /2012 07:55

battleship-cartel-1.jpg

Es que no tienen remedio.Cuando un norteamericano se pone en plan barras y estrellas hay que correr a esconderse o colrrer el peligro de toparse con el 7º de caballería, los marines desneuronados o, en este caso, la Armada en plan "La Marina te llama". Peder Berg podía haberse sacado del coleto un "Transformer" en plan guerra naval y todos los que aman estos videojuegos estelares pues ,!hala!, a disfrutar con el cerebro en estado de reposo y las palomitas invadiendo con sus grasas sobresaturadas nuestra panza. Pero no, tenía que dedicar un asombroso numero de miles de dolares en diseñar una producción que si no fuera por el despliegue de efectos especiales y los siempre resultones planos de los buques de guerra surcado el azul del mar, debería ser catalogada en el apartado de bodrios supermillonarios que de vez en cuando da a luz el inconstante Hollywood.

"Battleship", amigos, es un sonrojante producto masivo destinado a los jóvenes que quieran alistarse en la Navy. Prescindiendo de esa minoría muy localizada, no interesará a nadie más, excepto los consumidores obsesivos de palomitas, los que van al cine con su novia o similar y los que quieren comprobar a qué nivel de estulticia poueden llegar los guionistas y su reflejo en los diálogos que mantienen los supuestos actores.

Taylor Kitsch es el protagonista, joven alelado, estúpido y hortera (espero que solo sea su papel) de este engendro patriotero que podría haberse salvado con un poco de humor y otro poco de sentido del ridículo. Brooklyn Decker, la hija del almirante Liam Neeson (te apuntas a todo Liam, no siempre es una buena idea) pasea su palmito estilo playboy de una forma tan obvia que uno llega a añorar a Gracita Morales. El supuesto mensaje universalista, tan caro a este cine cuando nos plantea la lucha contra la destruccion de la raza humana,ahí es nada, se salda con algunas rafagas de telediarios en distintas lenguas, porque en la pelicula solo queda clara la presencia de Japón (y con la mayor desverguenza la cosa sucede en Pearl Harbour, ¿lo pillan? El enemigo ha dejado de ser el hermano nipón, ahora gastan cataduras más bien desagradable aunque antropofórmica y proceden de otra galaxia.

Y asi pasamos del interés que nos producen los muy buenos efectos especiales, al aburrimiento y verguenza ajena al conocer a los  protagonistas y al desarrollo de la historia intima paralela a la bélica. Todo es un juego de mesa, aquél de la guerra en el mar, tocado, hundido. El problema es que el espectador resulta tocado ya en el inenarrable comienzo de la película y resulta hundido total cada vez que la cámara pasa a los personajes humanos y se olvida de la batalla. En fin, hay bastante buen cine por ahí...¿lo pillan?, busquen y encontrarán.

 

 

 

 

    .

Compartir este post
Repost0
28 abril 2012 6 28 /04 /abril /2012 07:55

extraterrestre-cartel-1.jpg

 

La verdad es que uno se siente muy bien cuando visiona una película española que, a pesar de la penuria de medios, no tiene absolutamente nada que envidiar a otras producciones foráneas en las que los medios algunas veces  (no en exceso) van en consonancia con una cierta calidad madura en la presentación de trama y personajes. En esta ocasión, conociendo al director, Nacho Vigalondo, por su pelicula anterior, "Los cronocrímenes", una película gamberra, divertida e imaginativa, cabia esperar que dado que no se prodiga, el joven director nos saliera con alguna cosa sorprendente. Y así ha sido.

"Extraterrestre" es, por encima de todo y a pesar de ciertos pequeños defectos en el guión y en el desarrollo de algún personaje, una película diverida, imaginativa, en algunos momentos desternillantes y en esencia una dinámica travesura en la que nos las vemos con marcianos, a los que no veremos jamás y nos bastará con algunos planos de la supuesta nave alienígena. Todo lo demás es cómo lo vive una pareja con dos hombres añadidos más, una historia de tres hombres y una mujer encerrados con un solo juguete: la supervivencia ante la supuesta presencia de marcianos en un contexto de rivalidad amorosa, de infidelidades y de humor erótico-festivo. 

 Tanto Julián Villagrán (el amante) , como Michelle Jenner, la casada infiel, bordan sus respectivos, frescos, naturales y espontáneos personajes, desde un principio gamberro y magistral, mientras Raúl Cimas (el marido) y Carlos Areces (el vecino enamorado de la casquivana mujercita) dan una despiporrante réplica a la fogosa pareja protagonista.

La supuesta invasión marciana es el "mcguffin" de la película, es decir el pretexto, cuyo desarrollo no tiene la menor importancia, para que esos cuatro personajes nos revelen el mensaje humano, lleno de agudeza y de humor, que suele rodear a todo lo que tiene que ver con las relaciones amorosas y su compleja casuística.

No hay heroicidades, efectos especiales, imagenes apocalípticas...un poco en la linea de "Monsters" de Gareth Edwards, todo va discurriendo de una forma lánguida y sin imágenes de desastres o violencia. En "Extraterrestre" hay que sumar el elemento del humor y de detalles llenos de malicia y mala uva facilmente  reconocibles por cualquier espectador en su vida cotidiana. Es decir, ni una invasión alienígena que busca acabar con la vida humana, es suficiente para sacarnos de la gozosa y divertida contemplación del ombligo amoroso de la especie, entre la mezquindad y el descontrol emotivo. Comedia híbrida entre la scfi y el costumbrismo amoroso de nuestros días, "Extraterrestre" tiene en su propia indefinición el sello de su calidad y también el peligro de cara a espectadores poco sensibles a estas sutilezas de género.. Hay muchos espectadores que no aceptarían como "lógico" el hecho de que a ese grupo de treintañeros sin excesivas luces, les preocupe más llevarse a la chica a la cama que encontrarse con un marciano liquidador. Pero no hay aquí ni recursos faciles a la comedia bufa o al mal gusto, ni secuencias sexuales de alta tensión, todo es --y ese es su principal mérito-- como si viviéramos la trama en el piso del al lado, viendo por un agujero como se lo montan, con un poco de envidia y otro poco de divertida sorpresa. "Con lo serios y buenos chicos que parecían"...

 

 

Compartir este post
Repost0
27 abril 2012 5 27 /04 /abril /2012 06:41

LA_SEN-1.JPG

 

Esta tierra nuestra, el Bajo Aragón, el Matarraña, la aledaña Terra Alta de Tarragona, els Ports castellonenses, el Baix Ebre, durante tantos años olvidada por tirios y troyanos, es la cuna de una especie de "renacimiento" cultural magnífico y sorprendente que ya dura algunos años. Alguna que otra vez me he hecho eco de autores y obras que han nacido por aquí, por esta Comarca amplia, rica y diversa que nos une a todos saltándose los limites geográficos y políticos, propiciando la eclosión de autores y obras que nos hablan de un talante muy parecido y una manera de integrar paisaje y humanidad tan peculiar como la tierra que les sustenta.

En esta ocasión vamos a hacer un breve repaso de las últimas novedades surgidas en el panorama literario, gracias a las facilidades e informaciones que el librero Serret de Valderrobres ha puesto a mi disposición.

Empecemos por Francesca Aliern Pons, originaria del Baix Ebre, concretamente Xerta, que ostenta más de veinte obras publicadas, desde el 95, entre obras individuales y colectivas, hasta  "La senyora Avinyo", (Cossetania edicions)  que hoy nos ocupa. Se trata de una prolífica autora que une al costumbrismo y reflejo de la sociedad de su tierra --tanto en la actualidad como en épocas más o menos recientes-- a un cierto arte en describir la psicología de los personajes con una habilidad notable, que los hace fácilmente reconocible para la gente de aqui y muy interesantes para los de fuera. En los avatares y problemas que viven los personajes de "La senyoira Avinyó" y en las circunstancias politicas y sociales que les rodean --cubre un arco desde la dictadura de Primo de Rivera hasta la Guerra in-Civil-- se imprimen las pèculiaridades de estas tierras y sus costumbres con bastante maestrtía. Curiosamente la señora Aliern se expresa literariamente con gran precisión también en castellano (muchas de sus obras lo atestiguan) lo que nos revela que pertenece a una generación madura (los catalanes obligados a crecer con su lengua prohibida), cosa que tambien es fácil de percibir en el estilo y la forma de presentar su temática psicológica y social.

Hablemos también de "Los crimenes del Matarraña" de Isidro Garrido, publicada por GB en su serie negra. Es un autor que se autopresenta con una desternillante muestra de su humor, un escritor cincuentón de vocación tardía, tocado por la gracia de la naturalidad y el cachondeo vital. Su foto de contraportada con un jamón entre los brazos, premio del campeonato de guiñote de Valderrobres, nos habla a las claras de la sencillez de este autor novel que busca un humilde hueco en la atestada republica de las letras. En esta novela que se desarrolla en Valderrobres y de la que es protagonista un brigada de la Guarda Civil, Silva, muy en la senda que marcó Lorenzo Silva (¿lo pillan?) y la Giménez Bartlett. Tras un comienzo provocativamente obsceno se desarrolla una trama que va serpenteando por el pueblo y los pueblos de alrededor permitiéndonos conocer a algunos de sus habitantes reales. Divertida y simple como un "casquete" (no piensen mal, es el nombre de un magnifico dulce matarrañense), se come rápido, se digiere bien y no deja ningun mal recuerdo.

Vayamos a otro.  J.Rovira Climent nos habla de "La gent del Matarranya" (ed.Cinc Club)  en una serie de reportajes literarios sobre personas y hechos de estas tierras, escritas con galanura y respeto. Me ha encantado la historia del fugitivo y la del "moquet" de Valjunquera. Este escritor busca la humanidad de sus personajes y los describe mostrándonos de forma sencilla y directa sus historias. Rovira es de Cinctorres (Morella) y acompañaba de niño a su padre, tratante de "matxos" por estas tierras de Teruel a las que ha vuelto de adulto con su vocación notarial-literaria de levantar actas de la humanidad  matarrañense.

Y, por fin, "Molles per no perdre'm",(Petrópolis) de ese excelente escritor llamado Jesús M. Tibau, uno de los más interesantes de la zona. Se trata de un dietario en el que, a modo de migas de pan que marcan un sendero para no perderse y poder volver al origen, se recogen una serie de breves reflexiones, compartidas a través del facebook, el twiter y su blog. Tibau es un escritor de hoy de la forma rabiosamente técnica que marca internet, la red social y todas sus posibilidades. Es el dietario de un escritor sensible a su oficio y a la vida, que vive su vocación literaria como un hermoso privilegio, nos habla de sus amigos escritores, de las citas y actos que van sucediéndose, de sus esperanzas y expectativas como escritor, de su hijo y su ternura, de detalles y  reflexiones sobre cuestiones cotidianas, sencillas y humanas. Todo en píldoras breves pero gustosas. Como él mismo dice "la brevedad es el espacio donde me muevo más a gusto". Se nota.

Seguiremos. 

 

 

Compartir este post
Repost0
26 abril 2012 4 26 /04 /abril /2012 07:20

flauta.jpg

 

Divertido montaje de Els Comediants de Joan Font para el Liceo de la ópera magna de Mozart. "La flauta mágica", ese cuento iniciático de superación de peligros y dificultades por el amor en los que las claves "secretas" masónicas son tan evidentes como el romanticismo algo ingenuo que las anima. Como suele suceder en la mayoría de las óperas la música y la voz de los cantantes tiene un superior interés al de los argumentos, casi siempre obsoletos y escasamente complejos y profundos. Y este caso no es muy distinto a despecho del interés añadido de la ingenua masonería mozartiana.

El coliseo de la Rambla presentaba un lleno absoluto, aunque el público era más variopinto que el que suele ser habitual y seguramente por ello más complaciente (dos o tres fallos menores en las voces y en la ejecución orquestal no dieron muestras de haber sido percibidos). Aparte de esas asumibles anécdotas, la representación, muy enriquecida por el colorista montaje con sus surrealistas atrezzos y las vestimentas oníricas (muy a tono seguramente con el aspecto de juego que Mozart imprimió a su obra) se desarrollo de una forma placentera con algunos momentos logrados por cantantes y musica. Me parecieron innecesarias ciertas complicidades de Papageno (Joan Martin Royo) hacia el público en busca de la risa fácil que rompían el clima mágico de la obra y eché de menos un punta más de dominio de la difícil aria de la Reina de la Noche (Erika Miklosa) que en un par de momentos quedó escasa de voz (disculpable quizá por la genial complejidad y exigencia que Mozart creó para la célebre pieza).

Georg Zeppenfeld compuso un Sarastro imponente y rotundo, Pamina (Susanna Philips) bordó sus intervenciones, Tamino (Pavol Breslik) se mantuvo en una fría normalidad y Papageno y Papagena(Ruth Rosique) sobreactuaron con algunos detalles gestuales irreverentes de cara  a la galería que cosecharon risas y un poco de estupor en quien esto escribe (aunque me parece percibir la mano traviesa de Joan Font, el disculpable y divertido aire infantil y algo obsceno de los Comediants). Algunos momentos, como el de los animales --magnífica el avestruz-- llenaron de excitante colorido al escenario venerable del Liceo. Dos horas y media de la lírica y excitante musica del genio de Salzburgo.

Pablo González dirigió la Orquesta Sinfónica de Barcelona y Nacional de Cataluña (OBC).

Compartir este post
Repost0

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens