Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
31 mayo 2015 7 31 /05 /mayo /2015 19:21
Oficio de lector

~~A la serie insigne de los poetas-profesores del 27 que llevaron muy alto la crítica literaria (Pedro Salinas, Jorge Guillén, Dámaso Alonso) podría seguir otra, esta vez de la generación del 50, formada por poetas no profesores que han ejercido esporádicamente la crítica o el ensayo literario, y a cuyo frente cabe situar a Gil de Biedma, Valente y José Manuel Caballero Bonald. Este último reúne aquí las semblanzas, apuntes críticos, artículos de homenaje o reseñas varias que ha ido publicando desde 1955 hasta «Santos y milagros» (2012), que reunió 144 textos de Cunqueiro y que me parece su reseña más reciente. La ventaja que tiene la crítica de los poetas no profesores es que no están tan ceñidos a la condescendencia con el canon establecido que propicia la cátedra. Lo que más me ha gustado de este libro es que no ha evitado la desobediencia y muestra a un Caballero Bonald muy contestatario, no siempre bien avenido con los parabienes de la crítica oficial hacia poetas o novelistas que a él como lector se le han ido cayendo de las manos conforme pasaba el tiempo. Eso, unido a un nervio irónico que rebaja estatuas con lapidarias sentencias de lector exigente. Por ejemplo, le vemos reaccionar contra la moda reciente de sobrestimar la poesía de Manuel Machado apoyándose en «ciertas agobiantes frondosidades andaluzas» y algunos «perifollos meridionales» que inventaron los viajeros románticos. Sentir las averías del lenguaje Es una gozada la precisión léxica de Bonald para sus desacuerdos. Otras veces, como ocurre con León Felipe, no deja de reflexionar sobre cómo a su poesía se le ha echado el tiempo encima con indiscreta celeridad, lo que, según dice, suele ocurrirle a la lírica demasiado maridada con la Historia y que queda por eso depositada en rescates de cantautores. En otro momento anota cómo en su relectura de «Tiempo de silencio», de Martín Santos, ha sentido las averías de un lenguaje y la significación muy de época, que fue la que provocó la sobrevaloración que la crítica académica le propinó, al llevar a su autor más allá de donde podía. Se acerca a Clarín desde «Pipá» y a Dostoievski desde su libro menosconocido Este libro tiene por tanto esa primera y saludable condición de estar escrito al margen de los tópicos historiográficos y serlo de un lector que relee además mucho de lo que ayudó a conformar su imaginario. Es acertado no haberlo titulado «ensayos críticos», sino «oficio de lector», porque no deja nunca de enfrentarse a los poemas, novelas o ensayos de los autores siguiendo sobre todo la inquieta pesquisa estética de un lector impenitente y lo que depara la relectura muchos años después. Por eso, de algunos escritores hay tres o cuatro entradas, todas fechadas, en las que el lector actual puede apreciar los cambios que el mismo Caballero Bonald, para mejor o para peor, ha ido percibiendo en la obra de quien habla. Así, no deja de notar en Alberti ciertas «rutinarias destrezas de factoría», pero siguen vivas para él las impresiones que le causaron «Marinero en tierra» y «Sobre los ángeles». La justicia y el gusto Otra excelente condición de este libro es que no ha ahorrado Caballero Bonald la confesión de cómo fue accediendo a algunas de sus lecturas. Por ejemplo, adquirió ediciones muy precarias de los poemas de Mallarmé a un «bouquiniste» del barrio latino de París, pero cuenta cómo esas ediciones baratas le sirvieron para descubrir, sin comprender todavía mucho, que algo fundamental había en un poeta que le llevaba a lugares que no conocía. No elude hablar de autores que se le han caído de las manos con el tiempo También es muy significativo que no siempre se refiera a la obra cumbre del poeta o novelista del que habla, sino que acceda a él desde otro lugar que parece lateral. Es proverbial que el libro se abra con la extensa y muy documentada crítica que el último de nuestros premios Cervantes hace del Cervantes poeta, pero también que vaya a Clarín desde el cuento «Pipá» o se acerque a Dostoievski hablando de su libro menos conocido, «Memorias del subsuelo». De Antonio Machado valora sobre todo su «Juan de Mairena». Eso nos dice que este volumen no contiene un canon, sino una crónica de sus aventuras de lector reflexivo y exigente. No busque el lector que en sus valoraciones haya siempre la justicia que coincida con su gusto; lo que sí puede esperar es que el juicio sea siempre veraz y agudo. La obra permite trazar una línea de sus preferencias tanto por lo que dice cuanto por lo que no hay. A Cervantes le sigue San Juan de la Cruz; y cierra Claudio Rodríguez: junto con Valente, el poeta de su generación que más valora. Es impagable lo que el libro va reflejando de aventuras vitales o de perfiles como el que traza de Jorge Guillén en Colombia. O que nos descubra la poesía de artistas como Picasso u Oteiza. Detrás de un poeta exigente hay un inquieto lector no menos riguroso. Oficio de lector josé manuel caballero bonald Seix Barral. Barcelona, 2013. 608 páginas, 23 euros. Libro electrónico

Compartir este post
Repost0
30 mayo 2015 6 30 /05 /mayo /2015 08:38
La ética del pensamiento

Michel Foucault es una figura señera del pensamiento, la filosofía y la psicología en Francia. Fallecido en 1984 a los 58 años, ha dejado una obra capital para entender el pensamiento creativo en el siglo XX, así como años de ilustre docencia en Estados Unidos y Europa que han fructificado en la dirección del pensamiento en toda la filosofía y sociología posterior (Ricoeur, Derrida, Deleuze, Castoriadis, Onfray, Ferry, Compte-Sponville y otros. Foucault es un punto de referencia en el ámbito de las ciencias sociales y las humanidades. Libros como "Historia de la locura", "Vigilar y castigar", la oscura y difícil "Las palabras y las cosas", "Historia de la sexualidad", " Nacimiento de la clínica", "Arqueología de una pasión", muestran la variedad y sesgo de los temas escogidos que informan toda su obra y su pensamiento.

Foucault, como él mismo reconoce en la ultima obra citada, mantuvo toda su vida una "estética de la existencia" que se basa en el trabajo intelectual cuyo ultimo fín se cierne sobre el hombre que lo realiza, la transformación de uno mismo por el conocimiento. Y añade: "No se debe a obstáculo alguno el que los hombres permanezcan en la situación de menores de edad (ética e intelectual) sino a su pereza y cobardía en asumir el "sapere aude" (atrévete a saber en Kant, rompe tus límites en Foucault). Lo cual pertenece a uno de los tres ejes del sistema de pensamiento de este autor: el saber, el poder y el sujeto. Donde la ética no es otra cosa que la práctica de la libertad, que es la condición del sujeto para introducir una impronta en su situación y por ende en el discurrir de su historia.

El libro que recomendamos, editado por Biblioteca Nueva bajo la dirección de Jorge Alvarez Yágüez, que también escribe el estudio introductorio (magnífico y bastante lúcido), es una recopilación de 19 textos, alguno no editados con anterioridad en español así como entrevistas, todos con la intención de analizar puntos del corpus foucaultiano que a veces adopta una difícil textura y requiere un esfuerzo y conocimientos considerables para su cabal comprensión. Foucault es uno de esos autores a los que se cita (a veces mal) y no se lee o al menos no se familiariza uno con la obra. Sin embargo en este ocasión los textos y entrevistas escogidos no requieren demasiado esfuerzo y son expuestos de manera clara y sencilla

Por ejemplo, el texto "La Parresía" , desconocido para la mayoría de los especialistas de su obra, fue una conferencia pronunciada en la Universidad de Grenoble en 1982, y que se publicó en una revista de difícil acceso(Anabases. Traditions et receptions de l"Ántiquité, 16/2012) publicada por la Universidad de Toulouse.

En suma un libro indispensable para profesores y estudiosos de filosofía, sociología y personas ocupadas y pre-ocupadas) por la deriva del individuo en la sociedad del siglo XXI.

FICHA

LA ÉTICA DEL PENSAMIENTO.- Michel Foucault.- Edición de Jorge Álvarez Yágüez.- Ed. Biblioteca Nueva. 396 páginas.- 23 euros

Compartir este post
Repost0
29 mayo 2015 5 29 /05 /mayo /2015 12:03
Elogio del papel

En estos tiempos de agobio cultural y de indecisión ante las nuevas tecnologías que tratan de seducirnos que se publique un alegato a favor del libro y los periódicos y revistas de papel y viniendo de persona tan principal y adecuada como el filósofo Roberto Casati, director del Centro Nacional para la Investigación Científica en Paris, resulta esclarecedor. Habría que recordar la frase de San Ignacio que recomienda "en tiempos de tribulación, no hace mudanza". Así pues, apoyo a Casati en su brillante volumen y aconsejo "no dejen de leer y si es posible en formato de papel".

No se trata, no obstante, de un romántico ataque a los medios digitales, sino una inteligente y astuta muestra de las incontestables limitaciones de esos medios frente a las ediciones en papel, donde la reflexión, la lectura profunda y anotada, resulta ser uno de los ejercicios cognitivos más recomendable para el propio desarrollo intelectivo. Así pues no se trata de desacreditar los medios digitales sino de ensalzar el ejercicio intenso que presupone una lectura profunda, un ejercicio de concentración y atención selectiva que tiene correlatos cognitivos y que no suele propiciar el medio digital.

Y nos advierte sobre algo que ya llevamos algunos años percibiendo de forma gradualmente intensa: la dificultad de los jóvenes en general de embarcarse en lecturas extensas (y atentas). Casati nos advierte sobre esa suerte de "colonialismo digital" que afecta a las nuevas generaciones de forma preocupante y asegura que son precisamente los libros los que podrían equilibrar la balanza, sin condenar a los medios digitales, cuyas grandes ventajas también reconoce el autor. Hay que volver a la lectura atenta, a las notas de lectura, a la reflexión dejando la inmediatez brillante pero superficial del mundo digital para otros menesteres. Las ventajas de la lectura en papel es incuestionable y debe ser convertida en un recurso educativo en el amplio sentido del término: desde la escuela (uno de los puntos en los que mas insiste Casati) hasta el hogar, desde el trabajo al ocio. Recomiendo esta frase (que subrayo sin reservas): “Acceder a la información no es leer, leer no es entender, y entender no es aprender”.

Aboga por reciclar “las tecnologías, utilizándolas de manera diferente a la imaginada por su diseñadores y productores” . Campaña quijotesca pero abrumadoramente necesaria en la que todos los que pensamos así deberíamos seguir. Es un grito de esperanza (y advertencia) hacia la supervivencia de los libros y el uso generalizado de ellos.

Muy recomendable para todo lector amante del libro de papel, para los profesores (y alumnos) y para políticos, filósofos y escritores. En fin, para todos.

FICHA

ELOGIO DEL PAPEL.- Contra el colonialismo digital". Roberto Casati.-Ed. Ariel. Trd. de Jorge Paredes. 223 págs.

Compartir este post
Repost0
28 mayo 2015 4 28 /05 /mayo /2015 19:00

No está mal esta película australiana de ciencia ficción, con un comienzo magnífico aunque algo agobiantes y un desarrollo en plan tobogán, hasta llegar a un final inteligente aunque abierto. Se trata de un filme de bajo presupuesto y se nota en la ambientación y los escasos efectos especiales. Intriga la historia desde el principio y después de un aturdidor e impactante desfile de imágenes y diálogos técnicos que dejan al espectador bastante frío, la cosa va oscilando entre el Thriller, el gore, la cinta de terror o la ciencia ficción más pura y referencial, "Blade Runner", los Alien, Atmosfera Cero, en fin, la tira.

A pesar de su modestia, se trata de una película interesante, con una buena dirección de Shane Abbes y bastante buenas interpretaciones de Daniel McPherson, Grace Huang, Bren Foster, Luke Ford...vamos, de todos (dadas las exigencias del guión). No hay nada nuevo (que no hayamos visto en algunas de las clásicas citadas y otras). Seduce el buen diseño de los personajes, los diálogos sencillos pero serios y los planteamientos moderados y nada infantiles, a pesar de su tono apocalíptico y de su final conservador y políticamente correcto (o no).

Compartir este post
Repost0
18 mayo 2015 1 18 /05 /mayo /2015 09:49
El exilio imposible

Impresionante análisis documental, literario e histórico sobre los últimos años de vida del genial escritor austríaco Stefan Zweig, escrito por un genial George Prochnik, un ensayista y profesor judío que estudia en paralelo el exilio de su propia familia y el que realizó y sufrió uno de los mejores escritores en lengua alemana de entreguerras. Un escritor que debía haber recibido con justo merecimiento el premio Nobel de Literatura pero por las cosas de ese tiempo malsano de la guerra mundial acabó suicidándose en un pueblecito brasileño injustamente olvidado de todos, mientras la tenaza nazi destrozaba Europa.

Era un 22 de febrero de 1942 y el suceso apenas llamó la atención de un mundo claudicante ante la amenaza de la cruz gamada. En el último libro publicado de ese autor archifamoso en todo el mundo y luego ignorado, "El mundo de ayer" el lector se siente invadido por ese errático sabor de la nostalgia imposible que fue uno de los motivos que llevó a Stefan y su esposa Lotte a ingerir un veneno para morir juntos en la cama de un modesto chalet

El soberbio libro de Prochnik estudia el duro proceso del exilio y en la suerte variada, esquiva y generalmente dolorosa que sufrían los que debían abandonar pasado, bienes, nombre y raíces para enfrentarse con un futuro casi siempre indeciso y problemático. Una suerte muy diferente a la de otros escritores en lengua alemana como Thomas Mann, Hannah Arendt y Bertolt Brecht que supieron convertir el exilio en una forma de afirmación, resistencia y defensa de sus valores personales y los de su tierra lejana. Zweig, con un corpus literario de enorme fuerza y valor, se rindió a sus 60 años en una depresión que le llevaría a la muerte. George Prochnik, profesor de Literatura inglesa en la Universidad Hebrea de Jerusalén, no realiza una biografía al uso, sino un apasionado y personal desafío para desentrañar las causas psicológicas y ambientales, la m ala fortuna también, que llevarían a Zweig a su dramático final. El escritor, también descendiente de judíos alemanes que huyeron de los nazis, viaja a Brasil, Viena y Westchester, en busca de elementos causales que aclararan la sorprendente decisión de Zweig, aunque también muestra la dificultad inherente a un intelectual de esas características siempre escudando su interior tras las páginas de su obras (algunas de la cuales como las biografías de Descartes o Freud, parecen jugar con elementos concomitantes con la actitud del escritor. Y define: "Zweig, el exiliado fracasado por excelencia, ofrece una fórmula precisa para la emigración tóxica, lo que podría llamarse 'síndrome de la mujer de Lot': no podía dejar de mirar atrás por encima del hombro hacia un pasado feliz e irremediablemente perdido, desdeñando y descuidando el presente y el futuro" (pág.24). Y nos ofrece un retrato preciso y poco complaciente el escritor “acaudalado ciudadano austriaco, un incansable judío errante, un autor magníficamente prolífico, un infatigable defensor del humanismo paneuropeo, un anfitrión impecable, un histérico en casa, un noble pacifista, un populista barato, un hedonista remilgado, un amante de los perros, un aborrecedor de los gatos, un coleccionista de libros, un dandi, un depresivo, un adepto a los corazones solitarios, un ocasional donjuán que se comía con los ojos a los hombres, un sospechoso de exhibicionismo, un adulador de los poderosos, un defensor de los desvalidos, un cobarde frente a los estragos de la edad, un estoico ante los misterios de la tumba” Pág. 18).

El libro ahonda en todo ello y trata de encontrar una razón suficiente que explique el drama. Hay fuerza en esta narración de curso a veces errático, apasionado, con páginas llenas de exaltación (el lector se encontrará con párrafos sobre el amor a los libros, una de las razones de vivir de Zweig que conmueven). La nómina de amigos célebres y conocidos de Zweig resulta abrumadora (Einstein, Freud, Theodor Hertz, Karl Kraus, Jules Romains, Joseph Roth,Hendrik van Loon...) que pasan de forma fugaz y errática por el trabajo de Prochnik (lamentamos la falta de un trato más claro y documentado o reflexivo) Falta una estructura y un sistema, pero eso no es un defecto, dada la apasionada visión que nos ofrece el autor de un novelista por sí errático y poseedor de las mil caras. Ojalá sirva para volver a recuperar sus excelentes libros (Acantilado comenzó hace tres años a publicar sus mejores títulos).

FICHA

EL EXILIO IMPOSIBLE.- George Prochnik.- "Stefan Zweig en el fin del mundo". Ed. Ariel.-Traducción de Ana Herrera.- 413 págs. Ilustrado con numerosas fotografías.

Compartir este post
Repost0
15 mayo 2015 5 15 /05 /mayo /2015 12:15
Invasión

David Monteagudo ataca de nuevo. Este escritor sigue adelante con su estrategia de enganchar al lector con situaciones angustiosas y ligeramente absurdas o irreales que sumergen sus textos de un ambiente tenso, variable, claustrofóbico y a veces intrigante o simplemente rozando el terror. Fiel a la fórmula kafkiana de meter al - o los- protagonista, junto al lector en una pesadilla cotidiana que desafía y desequilibra el sentido común de ambos. Si Kafka convierte a Gregorio Samsa en un escarabajo o somete a su protagonista a una detención arbitraria que en ningún momento es aclarada, aquí va creando en el lector una angustia real aunque parece onírica debido a las "alucinaciones" que padece García, un empleado de seguros, casado y con una vida plácida, que comienza un buen día a ver gigantes en torno suyo sin que nadie más parezca darse cuenta de esas presencias (que no solo ve él, pero sólo él parece verlos como realmente son). El comienzo es magnífico y la tensión es llevada con habilidad por el autor que sabe manejar los resortes de la intriga y domina el arte de los diálogos. Nuevamente, como ocurrió en "Fin" Monteagudo deja ver su faceta de novelista visual, creador de imágenes casi cinematográficas (no es casual que "Fin" fuese llevada al cine, como espero que esta también goce de tal honor) con personajes episódicos, sin profundidades metafísicas, ni consideraciones de mayor profundidad que la brillante superficie de lo que nos cuenta.

Como en "Fin", el final de la novela y su coherencia o su verosimilitud no es lo que cuenta. Con Monteagudo no es importante el lugar adonde nos lleva, sino la forma de mostrarnos el camino. Como en el "Viaje a Itaca" de Kavafis, lo esencial es hacer el camino y disfrutar con él.

FICHA

INVASIÓN.- DAVID MONTEAGUDO.- ED. CANDAYA.-189 págs. 16 euros.

Compartir este post
Repost0
15 mayo 2015 5 15 /05 /mayo /2015 09:29
La señorita Julia

Liv Ullman, la guapa actriz bergamiana (tuvo con Ingmar Bergman una hija y rodó nueve películas, muestra aquí los modos y maneras de su mentor, con su impecable estilo, su afición a losprimeros planos emotivos y una cierta frialdad que contraresta de forma muy curiosa los volcánicos y desmedidos sentimientos y emociones de los tres personajes unicos. Se trata de una versión cinematográfica notable de una obra teatral universamente conocida, "La señorita Julia" de August Strimberg. Un drmaade proporcionaes agónicas que narra el amor salvaje pero sujeto a las convenciones y a los limites de la época entre la señorita noble de una casa y uno de los criados. Carga de profundidad sobre la lucha de clases, las jerarquías inamovibles, la represión sexual, la moral femenina y la figura trágica de la señorita Julia esclava de sus deseos pero condicionada por su clase social y los prejuicios de todo tipo. El universo torturado y trascendente hasta la náusea de Bergman --que ahora parece haber pasado de moda-- solo es aludido a remolque del argumento de Strinberg y la poderosa vena poética y emocional de la Ullman (que,. como decía, también ha heredado la firme frialdad de Bergman). Liv Ullman dirigió ya en 2000 un duro guión de Bergman sobre un triangulo amoroso en "Infiel", con un éxito notable., En LA SEÑORITA JULIA, Liv Ullmann ha contado con unos entregados Jessica Chastain, Colin Farrell y Samantha Morton, aujnque sin llegar a traspasar la obra teatral a una obra fílmica, no logrando vender la sensación del espectador de estar viendo una obra de teatro excepcionalmente bien filmada. El traslado a Irlanda de la pasión destructiva entre Julia y su criado durante la noche de San Juan, no se refleja sino en escasas pinceladas poco significativas del lluvioso paisaje irlandés. El escenario unico es la mansión de la familia noble y las dependencias de los criados. Son 130 minutos de recorrido a traves de los tres personajes, principalmente de Julia, Una Chastain contenida y un Farrell de amplio registro, que logra perfilar un ambivalente y contradictorio personaje que va cambiando sus más caras con la potencia canallesca de un arrbista ingenuo e inseguro peses a su indudable fortaleza.

Compartir este post
Repost0
11 mayo 2015 1 11 /05 /mayo /2015 15:02
Good Kill (Ataque letal)

Excelente película dirigida por Andrew Niccol sobre los militares entrenados para pilotar drones de ataque selectivo, al servicio de la Fuerza Aérea norteamericana o de la CIA. Guerra oculta, ataques en los que es imposible evitar los daños colaterales. No es una loa patriotera a favor de la tecnología militar letal de los drones y sus "justificaciones" después del 11 S. Es una morosa, lenta y detallista visión de lo que semejante "guerra a distancia" puede llegar a ocasionar en las mentes de los encargados de llevarla a cabo. Ese poder enorme en manos irresponsables éticamente puede llegar a constituir una pesadilla y una trampa moral para muchas de las personas encargadas del trabajo "sucio" o de esa equívoco que supone "no mancharse las manos" con muertes a distancia vistas en una pantalla de televisión en tiempo real, con la "limpieza" y "virtualidad" engañosas de un juego de consola y ordenador. Lo que de forma tan discutible apadrinó Clint Eastwood con su "Sniper americano", pero aún más siniestro. Con un Ethan Hawke en estado de gracia interpretativo, lleno de matices y de sutilidad en los gestos del rostro y las miradas mostrando un paulatino y doloroso derrumbe moral. January Jones, Jake Abel, Zoe Kravitz, Bruce Greenwood, Stafford Douglas, son los secundarios, solo tratados episódicamente, con un final en el que el director trata de soslayar la tragedia personal del protagonista. A pesar de su lentitud y de su contención, la película tiene diálogos honestos encuadrados, eso sí, en la peculiar estructura moral militar en la que la ética en muchas ocasiones es un elemento discordante.

Compartir este post
Repost0
10 mayo 2015 7 10 /05 /mayo /2015 17:51
Esta canalla de literatura

Para un viejo periodista como yo que se ha paseado a menudo por estos mundos de Dios como enviado de su periódico y además ha flirteado con mayor o menos (mas bien lo segundo) fortuna con la literatura, el dilema identitario de Moses Josep Roth (de origen judío, nacido en Brody, en el antiguo Imperio austrohúngaro (Galitzia, hoy dividida entre Polonia y Uncrania), en 1894 y fallecido en París, en 1939) entre ser un novelista o un periodista austríaco carece de relevancia. Publicó obras tan notables como "Fuga sin fin", "La leyenda del santo bebedor", "La cripta de los capuchinos", "La rebelión" o esa joya que fue "La marcha Radetzky". donde siguiendo la estela de los Budenbrooks de su detestado Mann, nos describe la deriva de una familia durante el ocaso del Imperio austrohúngaro, logrando un cierto paralelismo entre la imparable decadencia de una cultura y una sociedad en paralelismo con el de los miembros de esa familia. Es uno de los pilares de la llamada "literatura del exilio" junto a Stefan Zweig. Pertenece a la misma casta literaria centroeuropea del siglo XX, que integraron Hermann Broch, Robert Musil o los hermanos Mann, aunque con mucha menos fama y reconocimiento.

Acantilado publica la original biografía de Joseph Roth en una especie de florilegio de ensayos que van tocando diversos aspectos y circunstancias de su vida, con un ingente aporte documental. Eduardo Gil Bera, novelista, ensayista y traductor navarro (entre sus autores traducido se encuentra el propio Roth) se enfrenta a un autor poco conocido en su privacidad, contradictorio, sumamente irónico, sarcástico a menudo, crítico y algo soberbio y orgulloso. Con una infancia de abandono (su padre les abandonó antes de nacer él), los datos fiables son escasos y sus aportaciones biográficas a través de sus relatos dan lugar a numerosos contradicciones y falsedades. Hizo estudios universitarios, en literatura y filosofía. Durante la Primera Guerra Mundial parece ser que sirvió en el ejército austríaco, aunque en este apartado la imaginación de Roth crea detalles imposibles de verificar. La caída del Imperio de los Habsburgo en 1918, marcó su vida, su literatura y su sensibilidad y de eso sí hay múltiples muestras en su obra, por su correlato de pérdida de patria y de identidad nacional (que unido a sus pérdidas familiares componían un conjunto psicológico austeramente deprimente). Sus comienzos como hombre de letras fueron como periodista. Tras la guerra, publicó en Der Friede y Der Neue Tag, en Viena. Neue Berliner Zeitung en Berlin (donde publicaría muchas de sus novelas en entregas con enorme éxito popular). Se casó y comenzó a trabajar para el Berliner Börsen-Courier y el liberal Frankfurter Zeitung. Fue corresponsal para el Frankfurter Zeitung lo que le permitió viajar por toda Europa, viajando por toda Europa. La enfermedad mental de su mujer y su internamiento provocaron una crisis psicológica depresiva que tiñó su obra y condicionó su vida. Muy conocido como novelista a través de los periódicos, el éxito le llegó a partir de 1930 con "Job" y "La marcha de Radetzky" (1932). La llegada del nazismo en 1933 le obligó a abandonar Alemania (donde sus obras sufrieron un salvaje "auto de fe" y fueron quemadas). Roth se trasladó a París y comenzó a vivir una existencia precaria que el alcoholismo acabó de degradar, hasta su muerte en 1939.Toda su familia fue exterminada por los nazis.

Pero los ensayos biográficos que nos ofrece Eduardo Gil no dan cuenta somera y puntual de toda esta vida patética sino que analiza a través de sus obras, cartas y artículos, incluso de referencia de otros escritores, todo el proceso de esa existencia marcada por la desgracia, pero rebosante de esa lucidez sarcástica de Roth y su sentido del humor, como cuando le hace una "entrevista" a Dios ("un señor mayor con atuendo extranjero") en la Rusia post revolucionaria, donde sus funciones las ha tomado el Partido Comunista "y su ubicuidad y omnisciencia las ha heredado la policía soviética. Su descripción crítica de aspectos de Rusia es fenomenalmente certera: "Tras el terror rojo, extático y sangriento de la revolución activa, vino en Rusia el terror de despacho, sordo, callado y negro de la burocracia".

Una obra interesante para todos los nostálgicos de la literatura europea de entreguerras y obligatorio para todos los admiradores de Roth.

FICHA

ESTA CANALLA DE LITERATURA.- Quince ensayos biográficos sobre Josep Roth.- Eduardo Gil Bera.- Ed Acantilado.206 págs..

Compartir este post
Repost0
7 mayo 2015 4 07 /05 /mayo /2015 09:38
La batalla por Sebastopol

"La batalla por Sebastopol", dirigida por Sergey Mokritskiy está realizada siguiendo la estela de otra superproducción rusa, "Stalingrado" con una técnica fílmica notable, secuencias muy bien rodada, uso de tecnologías de la imagen que no tienen nada que envidiar a los productos semejantes rodados en Estados Unidos o Europa. Las interpretaciones son, como suele suceder en el cine ruso, muy notables, aunque no la de la protagonista, una "sniper" o francotiradora interpretada por la hermosa aunque no muy expresiva Yuliya Peresild. El resto del elenco, sobre todo Evgeny Tsyganov o Anatoliy Kot, están magníficos. Trata de la lucha contra los nazis invasores y se limita al episodio de la pérdida de Sebastopol en manos del ejercito alemán (un mes después fue vuelto a rescatar por las tropas rusas. Sin embargo hay algo que a un espectador europeo le asombra: que las dos películas citadas se hayan inspirado de manera tan excesiva en una película realizada por el director francés Jean-Jacques Annaud, "Enemigo a las puertas" . En la primera se trata de la misma ciudad y era comprensible . En esta resulta un tanto excesivo (aunque el resultado no es ni mucho menos, malo) pues hasta copia el duelo final entre dos francotiradores, la muchacha rusa y uno enviado expresamente por los nazis (que aquí, vaya por Dios, luce el ridículo bigotillo hitleriano y carece de dramatismo visual).

A pesar de todo se deja ver y hay secuencias "políticamente" interesantes en los momentos de la trama en que aparece la señora Truman, la primera dama norteamericana, cuando en los inicios de la guerra ambos países eran aliados.

Compartir este post
Repost0

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens