Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
14 febrero 2015 6 14 /02 /febrero /2015 09:13
Alma salvaje (Wild)

Basada en el libro "Wild" donde la autora Cheryl Staryed nos cuenta su agónico viaje a través de 1700 kms de la costa Oeste de los Estados Unidos desde el desierto de Mojave hasta el Puente de los Dioses en Cascade Locks, recorriendo una parte del famoso sendero del Macizo del Pacífico (SMP) que tiene una distancia total de 4.285, sin experiencia caminera, con una mochila de más de 30 kg de peso, a la que llama cariñosamente "Monstruo". El motivo, si es preciso de que haya alguno, es semejante al de muchos caminantes que recorren el Camino de Santiago, es decir una especie de superación personal con trasfondo espiritual, del que se esperan cambios y revelaciones (y pocas veces se consiguen).

El director Jean-Marc Vallé logra conjugar la intimidad solitaria de la caminante con la excelencia de la Naturaleza, no siempre amable, que debe recorrer como un modo de escapar a una vida autodestructiva que está acabando con ella a base de drogas, promiscuidad y alcohol.. Para hacernos parrtícipe del viaje y de la historia personal se apoya en una excelente Reese Whiterspoon.

Recuerda un tanto el esquema de narranos una historia a través casi en exclusiva de los ojos y las sensaciones del protagonista.personal de "127 horas" de Danny Boyle con un James Franco continuamente en primer plano. Conseguir que uno no despegue la mirada de la pantalla con esas condiciones narrativas es un reto que logra superar -a veces- el director y la actriz, ofreciéndonos en oportunos flash backs la tormentosa vida de la muchacha que a la postre justifica y ennoblece el reto..
La escena inicial es de un simbolismo doloroso: el grito desesperado de la muchacha al ver que una de sus botas se precipita por un barranco dejandole con el pie ensangrentado y desnudo, tras perder una uña por andar con botas demasiado pequeñas. La habilidad de la película consiste en lograr a menudo la identificación empática del espectador con los avantares, necesidades y peligrpos que amenazan a la muchacha.
Grandiosa Reese Witherspoon, quien dejando atrás todo glamour, nos acerca a una muchacha vulnerable pero fuerte y motivada. Laura Dern realiza también una notable interpretación como la madre de Cheryl. En el apartado negativo, un ritmo no siempre bien mantenido, secuencias enteras poco relevantes e innecesarias (y al contrario, elmentos sobre todo en los flash back solo apuntados y dejado sin más desarrroolllo) y una interpretación del paisaje en la que falta la poesía que Sean penn, por ejemplo, imprimió en "Haciia rutas salvajes".

Compartir este post
Repost0
13 febrero 2015 5 13 /02 /febrero /2015 09:47
Un paseo invernal

Dos trabajos cortos del gran Henry David Thoreau, el poeta y ensayista norteamericano de finales del siglo XIX que tratan del arte de caminar, "Un paseo invernal" y "Caminar" editadas conjuntamente en un solo volumen por Errata Naturae, pequeña pero excelente editorial habituada a dar a conocer exquisiteces literarias.

Como en algún momento de sus dos ensayos asegura, Thoreau es el paradima del anhelo por lo salvaje, la Naturaleza, una amable lejanía social y una evidente y combativa actitud de rechazo hacia la burocracia estatal, el autoritarismo y las exigencias gubernamentales. Durante dos años este poético narrador y consciente ciudadano libre y sin ataduras vivió en una cabaña en el medio de un bosque y junto a un lago (Walden). La obra resultante es uno de las más apetecibles sinfonías literarias en favor de la autonomía y la libertad del individuo. Sin embargo la que hoy nos ocupa no le va a la zaga, aunque es más sencilla y menos ambiciosa en cuato a la teoría del pensamiento y el concepto y estructura de una forma de vida alejada de las ciudades y las exigencias burocráticas.

Para los que amamos a la Naturaleza y ejercitar el bello deporte sereno de la caminata por montes y bosques, leer fragmentos como éste (pág.16) resulta de lo más evocador: "...todo lo que encontramos en los lugares fríos e inhospitos como las cumbres de las montañas, merece nuestro respeto: está dotado de la inocencia más rotunda, de la verdadera firmeza". ¿Quién no ha sentido en alguna ocasión lo que nos cuenta en la,pág.22 : "En la profundidad del bosque, completamente solos, miengtras el viento sacude la nieve de los árboles...nuestras reflexiones adquieren una riqueza y una variedad muy superiores a las que ostentan cuando estamos inmersos en la vida de las ciudades".

En el opúsculo "Caminar" que ocupa el resto de librito, Thoreau afirma que el don de caminar debería conocerse con el término "sauntering" (saunter en inglés es"deambular, pasear") y nos cuenta con bastante humor que es la forma como los niños medievales llamaban a los holgazanes que con el pretexto de que iban a Tierra Santa, con la Cruzada, pedían ayuda y limosna para dirigirse a la "Sainte Terre", deformado en "saunterer", es decir peregrino. Thoreau aprovecha para decirnos a ,los caminantes que en definitiva todos somos "saunterers" porque vamos a la conquista de una especie de Tierra Santa en nuetsro interior, la paz y la armonía.

"Ambulator nascitur" (el caminante nace no se hace) advierte Thoreau y reclama como riqueza interior del senderista "la independencia y la libertad que constituyen el capital de esta actividad que requiere un tiempo y una disponibilidad que "no hay dinero que lo pueda comprar".

Librito, pues, muy recomendable para los que buscan en los caminos la belleza y la paz y se olvidan de marcas y desafíos. Como xdescribe en un poema: "...alojado en la soledad,// de pie sobre aquello que importa"// donde la vida es grata".

FICHA

UN PASEO INVERNAL.- H.D. Thoreau.- trad.de Marcos Nava.- Ed. Errata Naturae.- 117 págs. 14,90 euros.

Compartir este post
Repost0
13 febrero 2015 5 13 /02 /febrero /2015 09:03
Whiplash

Electrizante película sobre el poder de superación y los excesos pedagógicos de un maestro, un director de orquesta de jazz, que busca la perfección aunque sea desollando a sus elegidos. Damien Chazelle nos acompaña en la deriva de un joven virtuoso de la batería que entra en la banda de su conservatorio, dirigida por un duro, implacable, grosero y violento profesor.

Chazelle consigue con esta película mostrarnos los entresijos de una lucha suicida por la perfdección y la durísima competencia que puede hundir a los chicos que buscan el éxito. La cotundencia de los planos sujetos al tamborileo frenético de las baquetas sobre la batería, trasciende el dominio de la música, de la tonada, del ritmo para convertirse en un desafío humano que pone la destrucción y la locura como fronteras. La banda sonora es impresionante. Mientras, Chazelle logra inquietarnos con la batalla brutal entre maestro y discípulo que en algunos momentos recuerdan la proverbia dureza y hasta crueldad de los maestros zen. y consigue que nos veamos inmersos en esa lucha , abandonemos la pasividad del espectador y nos enfanguemos en un duelo peligroso que no parece detenerse ante nada, ante ningun exceso o crueldad psíquica. Los dos protagonistas, un genial J.K. Simmons y un no menos sorprendente Miles Teller nos amarran al asiento y hacen que el pulso se nos dispare en una emoción progresiva.

El montaje de imágenes se sintoniza con el sonido deslumbrante, un ritmo que se te mete en el cuerpo y una tensión que te seduce y te provoca taquicardia y brotes de adrenalina, como si fuera un maestro del terror psicológico. En suma, una obra notable del cine musical en el sentido más noble del término. Al margen de esas consideraciones fílmicas, las que importan desde luego, pero no solo, hay un aplauso evidente a una concepción norteamericana de la existencia como lucha competitiva en la que todo está permitido, la ley de la selva llevada al mundo de la música y del jazz. Apasionante pero filosóficamente cuestionable. La destrucción de lo humano en aras de la perfección técnica. Lamentable.

Compartir este post
Repost0
12 febrero 2015 4 12 /02 /febrero /2015 09:08
Paddington

Hay una notable coincidencia entre el comienzo de esta magnífica película infantil y aquella joya de Pixar que se llamó "Up!". Hay un llamamiento a la aventura con pantalla cuadrada, blanco y negro y una presentación que dará sentido a toda la película, llevándonos en alas de la magia del cine a aquellos días en los que aún quedaban espacios en blanco en los mapas y agerridos y valerosos exploradores se atrevían a hollar las tierras vírgenes para llevar la civilización a todas partes (en Paddington, más que Up se ironiza con salero sobre dicha civilización).

Ambas comienzan de forma parecida aunque luego tienen desarrollos distintos y de gran valía ambas, ya que en este punto se bifurcan por caminos distintos i agualmente sabrosos para la grey infantil pero no sólo para ellos. Como toda obra de calidad notable las fronteras de la edad se difuminan y uno disfruta tano de el viejo cascarrobias en busca de un animal mítico acompañado de un niño explorador o de las aventuras de un posito que sabe hablar y es un considerable trasto (que a alguno que peinamos canas nos recuerda al imperecedero Gullermo Brown..

El hermoso filme de Paul King a pesar de la crítica sonriente, evoluciona sin perder nunca de vista la parte infantil del espectador, la sana, aventurera y divertida parte que muchos afortunados siguen conservando. El poder de evocación infantil de Paddington está en consonancia con su poder de seducción (que casi todos los niños de una determinada edad reconocen gracias a los libros de Michael Bond). En 1958, comenzó a publicarse la serie ''Paddington Bear'', con lo cual estamos hablando de tres generaciones de niños de habla inglesa y alguna menos en nuestro país.

La interacción entre imagen real y CGI’s está notablemente conseguida, con lo que el osito y sus compañeros de reparto humanos logran mantener nuestra regocijada atenci´ón durante toda la duración del filme, con el extra añadido de ver a una Nicole Kidman deliciosa haciendo de maligna científica taxidermista (guardando el secreto de su porfía agresiva pero elegante hasta el final de una hora y media trepidantes).

Compartir este post
Repost0
11 febrero 2015 3 11 /02 /febrero /2015 11:18

 

 De vez en cuando en esta página dejamos un poco de prestar atención a las novelas, a la narrativa y pasamos e comentar algún ensayo que me ha llamado la atención por su agudeza o la frescura del análisis o la temática (como pasó recientemente con el gran Steiner o con Marchamalo, Bloom, Barnes o la visita a una biografía, la del añorado Labordeta). En esta ocasión volvemos a un autor mexicano (que parece tener raíces familiares en estas rtierras) del que ya habiamos comentado algunas de sus novelas.

Se trata de Juan Villoro, un novelista que a menudo se desdobla en ensayista y cuando lo hace logra que el ,encanto de su prosa y su aguda inteligencia encanten al lector más avezado. La materia de sus ensayos es tan variada como la misma vida, viajes, sociología, futbología y, por supuesto, como en este caso, literatura. Ojo avezado a la lectura sus observaciones suelen ser lúcidas e intersantes, mientras que un ácido sentido del humor recorre algunas de sus observaciones.

 

Juaro en esta recopilación de artículos, críticas y reseñas. el lector curioso puede rastrear -es de elogiar la humilde sinceridad de este escritor-- las huellas que "los otros" han dejado en él y en su obra. Y sobre todo habida cuenta de que esos "otros" son firmas del renombre y profundidad de Rulfo o el austriaco Bernhard, su paisano Pitol o el genial y sorprendente Italo Calvino, Alejandro Rossi o Monterroso (el del microcuento del diplodocus). Hay un punto de encomio a la categoría del "outsider" de la propia tradición literaria que emana, según Villoro, de  muchos de ellos y con la que comparte extrañezas y originalidades.Se nos muestra los puntos de inesperada familiaridad entre ellos (para la sensibilidad fértil de Villoro).

 

Para el lector español resulta especialmente interesante el análisis del "Tirano Banderas" donde se nos muestra la tendencia mitificadora y falsificadora del gran Valle en su incursión en territorios geográficos y sociales desconocidos. Sugiero a este ensayits ain pelos en la pluma que haga un repaso de minusvalorado Camilko José Cela en su "La Cátira" donde hizo con Venezuela un intento parecido al de Valle y aún más fradulento. Ello redundaría en ese menja anticolonialista que Villoro ensaya contra la herencia española o mejor contra las acritudes de españoles y ciuidadanos de esos países que un día estuvieron bajo la Corona española.

Textos sobre la función del traductor y las traducciones (y las traiciones) en torno a los tópicos nacionalistas y el entramado del llamado Tercer Mundo y su relación con "los otros" mundos que, en definitiva son sólo uno y bastante desquiciado. Y en ese orden Villoro , al hablarnos de Calvino, resume un poco el tópico central de su ensayo, la pluriforme textura del vientre del escritor y la diversidad que emana --a veces apèsar de la propia cultura del autor-- de elementos  tan distintos como esos "efectos personales" que introducen en la obra en curso variaciones temáticas y miradas tan inesperadas que parecen obedecer a una extraña ruptura con el medio cultural, social y humano en el que existe el escritor.

Efectos personales  evoluciona desde el ensayo litrerario propiamente dicho a la  autobiografía de un lector atinado y sutil que logra realizar con éxito la función alquímica que une los elementos adquiridos con la lectura a la producción original del escritor trasmutada  en un texto distinto en el que casi nunca se perciben los elemtnos adquiridos en la atenta inmersión en la obra de un Otro admirado y digerido con voracidad de dragón. Con la bella prosa elegante y apasionada de Villoro, este libro es una fiesta para el lector avezado y un descubrimiento para los que aún están en edad de descubrir vino nuevo en odres antiguos.

 

FICHA.- Efectos personales.- Juan Villoro.-Ed Anagrama, 249 págs.

Compartir este post
Repost0
11 febrero 2015 3 11 /02 /febrero /2015 10:22
Antes del frio invierno

El escritor francés Philippe Claudel se decide por un thriller cargado de referencias literarias y cinéfilas. Un personaje, el neurocirujano (perfecto, como siempre, Daniel Auteuil, obligado a pasarse de tuerca en algún momento por el guión) que se ha construido una existencia impecable pero previsible, rutiunaria y aburrida, al que le aparece un oscuro objeto del deseo (Leila Bekti) encarnado cómo no en una joven misteriosa de conducta errática y extraña. El perfecto matrimonio del neurocirujano con la gélida pero efectiva Kristin Scott Thomas, una relación cómoda, previsible y educada entre silencios, reservas y fría cortesía, será dinamitado por un ingrediente que no acaba de motivar al espectador, mal definido y poco explicado sin llegar a ser misterioso: la joven dama en cuestión.

Con estos mimbres se construye un triángulo inquietante que ya hemos visto muchas veces en la pantalla y en algunas, mucho mejor resuelto. Y aquí está el problema de esta película: un comienzo prometedor dentro de la modestia y un progreso en esa modestia hasta el final en el que ni siquiera llega a ser coherente. Crisis de madureces que no apasiona a nadie, cine francés semiteológico en modos y semitransgresor en intenciones. Poca chicha, amigos, pero eso sí muchas pretensiones intelectuales y elegancia formal. Casi parece de Antonioni o de Godard, al menos en lo que respecta a su "vejez" de estilo.

Compartir este post
Repost0
10 febrero 2015 2 10 /02 /febrero /2015 08:58
ANDAR, UNA FILOSOFÍA

Frédéric Gros es un profesor de filosofía que compagina la reflexión y el estudio o la enseñanza con el poco valorado arte de caminar, pero por el solo hecho de hacerlo, de pasear y ver la naturaleza, el paisaje, los árboles y las flores y el cielo con sus cambios de humor. Caminar sin competencia, sin marcas o tiempos estipulados, sin retos ni desafío, simplemente andar por esos senderos que el tiempo y el tránsito de hombres y animales han abierto en la piel de los bosques o las montañas. Vivir al ritmo que marca nuestro corazón. Paso a paso, un pie detrás de otro, en un avanzar despacioso y amable, sereno y contemplativo.

Los médicos no dejan de cantar los buenos efectos que ese ejercicio elemental y sin aditamentos artificiales, (un buen calzado y ropa adecuada, si acaso una mochila que pese poco donde llevar algo de agua y alguna cosa para adormecer el apetito, preferiblemente frutas fresca o frutos secos. eso es todo) y también los psicólogos y hasta los religiosos y maestros espirituales (y redundantemente los filósofos) lo aconsejan como una de las terapias más sanas y sin efectos secundarios que el espíritu y la psique precisan para lograr el ansiado equilibrio.

Andar, una filosofía, de Taurus Pensamiento, comienza haciendo una declaración desconcertante: andar no es un deporte. En el momento en que le añadimos una motivación que no sea la concreta y humilde de caminar el camino con el espíritu dispuesto, la mirada atenta y sosegada, el ánimo despierto y el cuerpo paciente y tranquilo, más vale que se dedique a otra cosa más movidita, correr, llevar cronómetro por las metas, saltar, nadar, volar, lo que quiera, pero eso desborda la intención de lo que preconizamos tantos (Walt Whitman hablaba de caminar por viejos senderos, mejor que «trabajar para tener el privilegio de consumir toda esa mierda que en realidad no necesitamos»)

Caminar puede ser una gozosa transgresión, como las que Kerouac, Snyder, Voltaire, Nietzche, Benjamín, Rimbaud, Kant, Bourrougs y hasta el enfermo Stevenson o los ancianos Gandhi y Tolstoi practicaron y nunca dejaron de alabar. Hasta la propia identidad se difumina y pierde importancia, la agenda enmudece, los absurdos cargos y honores, las profesiones, el status social se difuminan, sólo cuenta el placer del cuerpo en el movimiento y el entorno. También la práctica cotidiana de la marcha no deja de ser un mentís a una cultura social alienante, mezquina, corrompida y contaminada. Y no se crean, es un ejercicio tan "peligroso" para muchos obsesos (en realidad es "hacer nada" y eso va contra el principio de nuestra cultura de la competencia, el consumo y el esfuerzo permanente en pos de algo innecesario y superfluo).

Hágase un favor a sí mismo: lea este libro y practique cada día, sin pensar en el tiempo. Solo el rato que le apetezca hasta que vaya encontrando el sabor sutil e inigualable del placer de caminar.

FICHA

ANDAR, UNA FILOSOFÍA.- Frédéric Gros.- Trad. Isabel González-Gallarza.-247 págs. Ed. Taurus.- 19 euros.

Compartir este post
Repost0
4 febrero 2015 3 04 /02 /febrero /2015 18:53
Atrapado

Entretenida cinta del año 67 dirigida por Sidney J. Furie, especializado en cintas de acción. Compleja trama, basada en una novela de la época (guerra fría y espías por doquier). Frank Sinatra hace un papel delicado y muy bien interpretado, a pesar de lo alambicado de las situaciones y el juego de dobles espías, montajes teatralizados y un continuo pasar de buenos a malos y viceversa, en el que el pobre Sinatra, y su hijo, se ven inmersos en una trama al estilo de Hitchcock (incluso con bastante parecido a aquella magnífica cinta interpretada por Doris Day y James Stewart con la trama entre Marruecos y Londres ("El hombre que sabía demasiado"). También aquí un niño se convierte en elemento del chantaje que hará de un diseñador un asesino. Con una absoluta falta de ética, tan obvia en ese mundillo donde todo está permitido bajo la excusa de "cumplir con el deber", el agente secreto británico que lo planea todo aprovecha su vinculación con el personaje de Sinatra para obligarle a eliminar a un espía ruso que ha logrado fugarse de Inglaterra y quiere regresar a Rusia.

La película admite una visión no muy exigente y resulta entretenida. Para cinéfilos y nostálgico de los "felices" sesenta.

Compartir este post
Repost0
3 febrero 2015 2 03 /02 /febrero /2015 09:58
Annie

Innecesario remake y soporíferro musical , nuevamente filmado (ya van cuatro versiones con ésta, si no voy mal informado), sobre un cuento infantil lejanamente smejante en el concepto a la famosa, lacrimosa e infantil Heidi de Johanna Spiry. Niña lista y encantadora abandonada por sus padres, huérfana de hecho, con cuidadora chinchosa y gritona, causalidad de encuentro con un adulto con mucho dinero y posición, convivenvcia forzada al primncipio y proceso de reblandamiento del adulto hasta convertir a la niña y su protector en una tarta de melaza, sonrisas y canciones. Lo único aceptable, la actuación de la niña, un poco repelente pero indudablemente encantadora, vivaracha y atractiva.

De todos los géneros cinematográficos, creo que el musical es el más complicado de abordar. Sí, se puede hacer por relativamente poco dinero y no implica grandes gastos a nivel tecnológico. Pero una película bélica, o una cinta de superhéroes o criaturas gigantescas, se puede solucionar en la postproducción. Con los musicales hay que tener, como poco, algo de idea de lo que se está filmando y además hay que controlar muy bien el ritmo de las secuencias y la forma en la que la coreografía encaja con la letra de las canciones, entre otras cosas. Después de ver "Annie" todo lo anterior asalta mi mente porque quizá sea el peor musical que haya visto en años, un desastre perpetrado por el incompetente de Will Gluck, que es incapaz de mostrar un solo momento verdaderamente rítmico o 'musical' en el que se sienta que la música fluye con naturalidad. El montaje es malísimo en los momentos cantados, habiendo cortes cada cinco segundos, añadiendo primeros planos, o planos generales de la ciudad (?), o contraplanos con caras de asombro para que veamos de forma directa -y arbitraria- el impacto que la letra está teniendo en los personajes hacia los que va dirigida.

Tiene mérito haberse cargado así un material sólido, a todas luces, pues aunque no considero una gran película la "Annie" de John Huston y no conozco el musical de Broadway, en el primer caso es un film que encaja perfectamente como cine musical: secuencias con coreografías y momentos bien ejecutados, con ritmo, cierto sentido, y unas letras aplicadas a un contexto y lugar que funcionan. El "Tomorrow" de la Annie de 1982 explicita el deseo de esa niña de un futuro mejor. En la Annie de Will Gluck, el "Tomorrow" sólo reitera el drama mal ejecutado de la niña protagonista, por cierto de una de las formas más pobres que recuerdo. Vistas en paralelo (yo las visioné el mismo día, por aquello de comparar) se entiende que una sea mala y otra, sin ser buena, al menos sea aceptable y tenga algún momento interesante. Mención al margen merece el casting de esta nueva Annie, con unos niveles de infamia en los que Cameron Diaz brilla como la más hostiable del pack, interpretando a una cuidadora de niños que bien podría ser (y al menos esto es consciente, un personaje lo evidencia en el film) una mujer de la calle. Lo peor es cómo su interpretación está completamente condicionada por dirigirse hacia niños, sobreactuando hasta límites difíciles de soportar.

Lo mismo se puede decir del resto del reparto, que está ahí para reirle las gracias a Quvenzhane Wallis (que va a durar en el cine dos telediarios, por cierto) o para ponerle cara de lástima. Realización pobre, pero pobre de verdad, unas interpretaciones de ver y no creer y lo peor de todo, un guión que se pasa de obvio y que hace que los personajes cambien de motivaciones por motivos azarosos, sin absolutamente ningún trabajo de desarrollo (en el film de 1982 la cosa está infinitamente mejor narrada). Por no hablar del mensaje, claro... que en esta nueva versión es ciertamente peligroso. Lo único que se puede decir a favor del film es que las canciones no son malas, pero claro, son -salvo en tres casos- las mismas que antaño. Y las nuevas, escritas por Sia, personalmente me gustan ("Opportunity", "Who Am I?") porque soy muy blandito pero sus letras son bastante obvias, así que tampoco es que sean piezas extraordinarias. Cada punto otorgado a la valoración final va dedicado pues a cada una de las canciones que me gustan. Un generoso tres para una de las peores películas de 2014. Al menos, una de las peores salidas de un gran estudio.

Compartir este post
Repost0
30 enero 2015 5 30 /01 /enero /2015 08:30

the-master-retrato-del-novelista-adulto-premio-impac-2006-9.jpg 

 

La casualidad ha querido que llegara a mis manos, gracias al librero Serret, un libro del irlandés  Colm Tóibín, sobre Henry James ("The Master", titulado aquí con un evocador y oportunista "Retrato del novelista adulto") editado por el sello Edhasa en 2006. Al verlo, recordé una entrevista al divertido David Lodge cuando en ese mismo año sacaba al mercado español con el sello Anagrama su novela "El autor, el autor". En ella un reticente y algo fastidiado Lodge mencionaba la "maldita casualidad" de que en el mismo año aparecieran en las librerías tres libros, tres, sobre la figura del gran Henry James, un biografía --no traducida-- y dos novelas. Me decanté por Lodge (no conocía entonces al irlandés) y como seguidor, no fanático, de James he aprovechado para leer una, despues de releer la otra, y así exponerles mi parecer. Colm Tóibín se centra en esta novela en una parte especialmente interesante de la vida de Henry James: sus días en Florencia, París y finalmente Inglaterra. No huye Tóibin del tema delicado de la supuesta homosexualidad del amanerado James y su estirada, formal y no carente de humor manera de James de tratar con sus semejantes, mostrándonos las intimidades de ese novelista con sus atormentadas carencias  emocionales. "The Master" fue finalista del Booker Prize y obtuvo el "Los Angeles Times Book Award". Las similitudes entre las dos novelas son inevitables, habida cuenta que su protagonista es el mismo hombre. Pero continuamente da la impresión curiosa de que ambos autores, Lodge y Toilbin, casualmente profesores y estudiosos de la literatura los dos, han utilizado instrumentos de visión y percepción totalmente distintos. Los dos comienzan  con el problemático peírodo de la frustrada carrera de James como dramaturgo, pero mientras Toilbin lo convierte en una anécdota más  de su trama, Lodge se centra en esa época y analiza con habilidad de diseccionador los sentimientos,las filias y las fobias del gran escritor, con su humor soterrado y cáustico y su formidable bagaje teórico literario y documental. Donde Toilbin concentra el foco en la intimidad y la psicología relacional de James, con todos sus altibajos, Lodge nos acompaña en un viaje pormenorizado por la vida externa personal del gran novelista y sus relaciones con el mundo que le rodea. Dos facetas complementarias de un personaje complejo y lleno de zonas oscuras que termina fascinando al lector. Aún sintiéndome más atraido por Lodge, creo que mi comprensión de Henry James ha mejorado sustancialmente con la lectura de los dos libros y en casi todo momento he disfrutado de una visión más amplia que reiterativa de un escritor sobresaliente.

 

FICHAS

RETRATO DEL NOVELISTA ADULTO THE MASTER.-Colm Tóibín.- Edhasa. Trad.María Isabel Butler.-439 págs.- EL AUTOR, EL AUTOR!, David Lodge, Ed. Anagrama. Trad.Jaime Zulaika. 495 págs..

Compartir este post
Repost0

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens