Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
2 mayo 2011 1 02 /05 /mayo /2011 16:57

Estamos en León. El albergue municipal para los peregrinos ha sido invadido, justo cuando llegábamos, por unas hordas juveniles de aspecto poco guerrero pero una vitalidad adolescente a prueba de bombas. Los profesores han repartido habitaciones y la muchachada se ha difuminado entre los pisos y las grandes salas dormitorios, entre algunos gritos y carcajadas estentóreas de signo masculino-juvenil.

Como es procedente dada nuestra edad y gobierno, hemos accedido a una habitación para dos, gracias sin duda a la previsión de mi amigo Jaime,  que ejerce de maestro de ceremonias en esta primera etapa. Mañana madrugaremos un poco, no demasiado, no estamos en la alta montaña (como en anteriores viajes con este amigo)  ni en pleno verano, y uno puede permitirse darse calma y tiempo. Mañana caminaremos unos 21 kilómetros, es una etapa suave y nos llevará desde León al pueblecito de Villar de Mazarife, no exactamente en el sendero tradicional que lleva a Villadangos del Páramo, sino uno habilitado hace algún tiempo que evita la caminata junto a la N-120 y se desvía a la izquierda por caminos de campos y labranzas por Oncina de la Valdoncina, Cozas de Abajo y Villar.

Me encantan los nombres que voy apuntando en mi Moleskine. Santa Olalla de Bureba, La Puebla de Arganzon, Torquemada (de rancia memoria histórica), Sahagún y Santas Martas.

El tren de alta velocidad permite disfrutar de un viaje rápido por espacios naturales de belleza calma y pueblecitos más o menos intuidos que parecen narrar viejas historias de estas tierras antiguas. Pero nada más salir, en el tren que atravesaba desde Sants hacia Tarragona y Lérida, una señora de acento inglés o alemán, esbelta a pesar de la edad, cabello blanco y grandes ojos azules de mirada inocente, nos informaba que iba a hacer el Camino e inquería cuál era nuestra intención, dando por supuesto que estábamos en la misma nave. Nos aclara que el año pasado hizo la Ruta de la Plata y que le pareció bello pero sumamente solitario. "Y claro, dijo, el Camino se hace para conocer gente, para compartir cosas con los demás, ?no? " La miré asombrado. Para mí el Camino es, como escribí ayer, un ejercicio de soledad, si acaso breve y amablemente compartida si se da el caso, poco más que "¿Qué tal vas? y el archiusado "Buen Camino" en cualquier idioma que uno conozca. Como en la vida, en el Camino hay gente para todo. NO hay reglas absolutas.

En el tren, voy mirando el paisaje y lo alterno con la lectura del libro de Douglas Harding "Vivir sin cabeza", un clásico de la literatura zen. Las fechas nos ofrecen un recital de campos verdes, arboles florecidos y colores de una vitalidad rabiosa. El vaivén de mis miradas van envolviéndome en un ambiente de plácida serenidad que en algún momento turba el sonido de los móviles y  el desagradable atentado contra la intimidad que supone escuchar a un sujeto contandole a su interlocutor cuestiones que sólo deberían interesarle a ellos dos. ¿No dice nada de los móviles en público las normas de educación y civismo? Pues debería hacerlo.

La entrada en tierras navarras cambia el paisaje, el color de las tierras, arcillosas, rojas, con montículos aterrazados, largas extensiones de grano, árboles en manadas irregulares. El Padre Rio fertiliza el paisaje, rodeado de un cielo dificilmente azul asediado por nubes blanas de vientre negruzco.

Psaamos por Olite y me qudo prendado unos segundos con la silueta de su castillo y su torre de punta trangular o en Tafalla, el campanario de una iglesia o monasterio, cuadrado, sólido, pardo sobre tejados rojos.

Al atravesar hacia Pamplona, en Izurdiaga, el tren pasa bajo los picachos dentados de una sierra que parecen precipitarse hacia la via, en el fondo, un rio serpentea con aguas turbias socavando la base de la montaña. A partir de allí se levanta una especie de muralla natural, con riscos hasta media altura y el resto bosque espeso. Parece como una inmensa meseta de la que solo vemos el muro que da al valle.

Miranda de Ebro, nudo ferroviario, atrae mi curiosidad, Viejos vagones iluminados por ese arte tan contemporáneo que es el grafitti, los hay de todos los estilos. Mas que un museo de viejos vagones y maquinas, parace el museo del grafitti.

Entramos en las planicies castellanas por Burgos-Rosa de Lima, esa bella ciudad desbordada por un urbanismo excesivo. Palencia se cruza en un santiamén y uno viaja por el páramo, donde la inmensidad verde con toques ocres de vez en cuando, parece unirse en una linea finísima con un cielo preñado de nubes, en las que abre de vez en cuando un tajo el sol. Contados árboles y postes de electricidad que semejan signos de admiración.

De Sahagún me deja boquiabierto--cosa de segundos, claro--la torre cuadrada entrevista sobre el caserío. Una maravilla con cuatro pisos de ventanas ojivales, señorial y poderosa como un samurai.

Con una puntualidad asombrosa (aún guardo el recuerdo vivo de los viajes en Renfe de hace treinta años) el tren hace su entrda en la nueva estación de Leon, estrenada hace dos meses.

Tras tomar contacto con el refugio, Jaime y yo nos permitims un rato de descanso y de escritura por mi parte. El Refugio ofrece gratuitamente el uso de internet. Maravilloso. Luego daremos un paseo por esta bella ciudad surcada por dos rios. Y mañana será otro día.

Compartir este post
Repost0
1 mayo 2011 7 01 /05 /mayo /2011 19:31

camino1.jpgDice el poeta que lo importante del camino no está en su final, en la meta, en el objetivo. El viejo poeta herido de amor, Seferis, hizo su viaje a su particular Itaca y nos sugiere que Ulises, el Odiseo de las mil tretas, cuando regresó a su patria vivió aún muchos años sin que pasara un solo día, qué digo, ni una sola hora en la que su mente no le devolvíera fielmente las mil y una aventuras que sufrió, y gozó, antes de llegar a Itaca, recuperar  a su esposa y a su hijo, y su palacio y sus tierras. Ulises vivió instalado en una nostalgia abrasadora, pues la vida estaba en ese camino que él cumplió con todas sus exigencias. Y ahora solo le quedaba el recuerdo, hasta el fin de sus días. Frodo y antes que él Bilbo se mantienen joven en el seno peligroso y embaucador de la aventura y cuando éstas acaban, dan en envejecer y retirarse hacia la muerte. Como el bueno de don Alonso Quijano, al que muchos llamaron el glorioso, temerario y desdichado caballero de la Triste Figura, don Quijote.

 Para el caminante de raza el sendero que comienza está  lleno de emocionantes preguntas, de una cierta tensión sensitiva, de una percepción sensual e inquieta de los detalles. Cuando el camino a recorrer es legendario, lleno de historia, una especie de autopista histórica de los pueblos hacia lo inexpresable, el reto es muy peculiar. No hay nada que descubrir, miles de miles han transitado por ese camino desde las edades oscuras, superando peligros, incomodidades y avatares que hoy son impensables. El camino está roturado, sobrado de pistas, no hay peligro de pérdida o extravío, cientos de personas lo cuben etapa tras etapa simultáneamente al viajero y su amigo, por lo tanto, ante la certeza y banalidad de su trazo, el Camino adquiere otra dimensión que es hija y consecuencia de esa vocacion multitudinaria: propicia, lo que le convierte en un paradigma de nuestro tiempo, el exilio interior. El Camino de Santiago es hoy en día un camino compuesto por dos vías que rara vez se encuentran o cruzan: la que tantos comparten al mismo tiempo y la que uno lleva en su interior, acicatado por el esfuerzo, el cansancio y los campos y cielos que le rodean en su forzada itinerancia. camino2.jpg

Esta noche velo las "armas" de mi empeño viajero, la mochila preparada y una pequeña maleta que iremos facturado etapa tras etapa como concesión  a la comodidad de estos tiempos y a la secreta convicción de que el esfuerzo que se va a acometer, a mi edad, tiene más de recorrido interior que de descubrimiento externo. Por lo tanto, demos al cuerpo digno descanso, ducha diaria, ropa limpia y buen yantar.

En algunas otras ocasiones, años ha, he recorrido ese largo sendero que auna con tanta justeza lo fisico y lo espiritual. He pasado por albergues repletos, sudorosos y escasamente cómodos, "donde todo ruido y toda molestia tienen su habitación", comiendo poco y mal y durmiendo peor, pero eran otros tiempos y eso formaba parte del aprendizaje personal que me había impuesto. Como punto dinámico y abiertamente positivo casi siempre, nuevas amistades, algunas deliciosas y otras trascendentes, noches de diversión, alguna jornada etílica sin  consecuencias y mucha emoción y cansancio. Entre los veinte y los treinta se juega en otra división, ¿verdad?

Luego, ya en la madurez, vino un viaje mixto entre coche y caminata que diseñé para compartir varios días con mi hijo. Fui feliz y me acerqué a él en una época en que empezábamos a entendernos.

Y ahora llega éste nuevo intento, acompañado por un buen amigo. Ocho dias de caminata, desde León a O'Cebreiro. Tiempo para charlar y callar, tiempo de silencio y meditación andariega, tiempo para ver y gozar, tiempo para escribir y reflexionar.

Si logro encontrar ordenador y conexión, seguiré con esta historia. Si no, llevo mi "moleskine" a mi lado, en un bolsillo, y daré cuenta fiel de este viaje de tal compleja urdimbre, la doble via de un sendero muy especial. 

Mañana partimos a primera hora. Tren hasta León. Y desde allí, el Camino.

Compartir este post
Repost0
30 abril 2011 6 30 /04 /abril /2011 11:27

He aquí una obra muy recomendable. En la Sala petita del TNC de Barcelona no entraba ni un alfiler. Lleno absoluto y esa ligera expectación que acompaña las buenas ocasiones  en teatro o en cine. U n recital de algo más de dos horas y media (con un entreacto de  20 minutos), un escenario minimalista en el que la mesa y los asientos los alzaban del suelo los mismos intèrpretes,  o los escondían según dictara la acción, y dos actores y una actriz en estado de gracia dirigidos espléndidamente por Ramon Simó. Hasta el  5 de junio tienen tiempo para verla.copenh.jpg

¿Qué es "Copenhague"? Es una de las mejores obras del teatro de nuestros días. Su autor, el inglés Michael Frayn, la estrenó en Londres en 1998 y dos años más tarde en Broadway, donde recibió el premio Tony de ese año al mejor texto teatral. Frayn es sobradamente conocido por los amantes del teatro por su soberbia "Por delante y por detrás", la delirante comedia que nos muestra los entresijos e incidentes de un estreno teatral, mostrándonos en un acto, "la cara" de la representación que ve el espectador durante el ensayo general y, en el segundo acto, las bambalinas, lo que ocurre detrás del escenario durante una representación por provincias. Ingenio y sentido del humor a manos llenas.copenh2.jpg

Pero volvamos a la Sala petita, donde dos científicos, físicos especializados en fisión nuclear, el danés Niels Bohr (Lluís Marco) y  el alemán Werner Heisenberg (Pere Arquillué), acompañados de la mujer del primero, Magrethe (Rosa Renom), se encuentran, después de muertos, en un lugar indeterminado y recuerdan su última cita, en Copenhague (Dinamarca ocupada por los nazis) el año 1941, en la que tuvo lugar una misteriosa conversación que acabó con la gran amistad de los dos científicos, ambos galardonados con el Nobel de fisica. En años anteriores habian formulado entre los dos los principios esenciales de la física cuántica y el segundo habia revolucionado el mundo científico con su "Principio de incertidumbre". ¿Qué había ocurrido en aquella conversación? Nunca se supo, ambos dieron versiones opuestas de ella y se llevaron el secreto a la tumba.

De allí los rescata el milagro del teatro de Frayn y les hace cotejar lo que ocurrió en esa cita y todo el pasado que les unió, ante la presencia activa, plena de sentido común, de sensatez y de honestidad analítica, de Magrethe. Un auténtico hallazo argumental ya que los dos científicos se ven obligados a "simplificar" su manera de hablar y sus explicaciones para que la dama pueda entenderlos y de alguna manera juzgar lo que ocurrió.

El científico alemán, enrolado en el equipo nazi que trataba de lograr la bomba atómica pero renuente a entregar los secretos que la permitiría (según sus propias explicaciones, siempre hubo dudas de que realmente no quiso en lugar de que no pudo), acude a Copenhague a ver a su amigo y maestro y le pregunta (quizá. Aqui interviene la fertil imaginación de Frayn), "¿Una persona como yo tiene, como físico, el derecho moral de trabajar en la explotación práctica de la energía atómica?". Bohr, horrorizado, rompe en ese punto su amistad casi paternal con Heisemberg, ambos de origen judío. ¿Cómo platearse proporcionar a Hitler el armamento nuclear? ¿Qué moral justificaría tal cosa?

Como ven, la obra tiene una profundidad temática que rebasa su núcleo argumental y se convierte en una reflexión sobre el pacto fáustico que la ciencia hizo con el poder a partir de la segunda guerra mundial, despropósito que aun estamos pagando y que corre peligro de acentuarse para desastre de la humanidad.

Heisenberg será perseguido por los aliados durante muchos años acusado

de haber intentado ayudar a Hitler, cosa que siempre negó. Bohr huyó dramáticamente de la Alemania nazi y se refugió en Estados Unidos donde formó parte del equipo científico que proporcionó la bomba atómica a Washington.

En la obra se cita todo ese recorrido y se recuerda el dificil camino cientifico que llevó a la mecánica cuántica y a diseñar el futuro que ahora vivimos. Lo que queda más claro de esta perfecta máquina teatral, es que la responsabilidad moral y las verdaderas intenciones de nuestros actos, es una correlación que no obedece a ninguna ley, que es presa de ese principio de incertidumbre que Heisemberg defiende en su vida y su comportamiento.

No se la pierdan

Compartir este post
Repost0
28 abril 2011 4 28 /04 /abril /2011 11:04

Uno declara paladinamente una cierta fascinación por Natalie Portman, no sólo por su belleza delicada y tan versátil que puede pasar de la serenidad más absoluta al sufrimiento más extremo con un simple movimiento de sus cejas. Me fascinó en "V de vendeta", aquella poco valorada pero magnífica película sobre una famosa novela gráfica escrita por Alan Moore, con los dibujos estilizados y fascinantes de David Lloyd.V4V_page_215.jpg

Pues bien, años después de aquella película y tras haberla visto en "Cisne negro" interpretando a una bailarina de ballet clásico obsesionada hasta límites patológicos con su profesión, vuelve a las pantallas con una película de Don Roos, "El amor y otras cosas imposibles", titulo demasiado largo e innecesario para una cinta demasiado larga y con algunas secuencias realmente innecesarias.

Natalie hace el papel de una joven abogada que vivie una historia de amor con su jefe provocando la disolución de un matrimonio anterior de éste, del que aporta un hijo  adolescente.

Bueno, nada nuevo bajo el sol de los melodramas peliculeros -y reales- con niño incluido -un Charlie Tahan, ligeramente indigesto-- una ex de su marido -Lisa Kudrow- que parece haberse atragantado con su propio veneno en la primera escena y nos pasea el gesto avinagrado e histérico por toda la cinta y un desnortado  y denostado esposo -amor-y-otras-cosas.jpgScott Cohen-- que sirve de agobiada lanzadera entre los desequilibrios emocionales de los tres personajes anteriores.

La Portman trata de mantener el tipo aunque el melodrama también se le enquista un poco y sus rostros de sufrimiento permanente acaban creando un cierto mecanismo de defensa en el espectador que termina pensando "bueno, ya está bien, relájate un poco, chica". La confusión psicológica va haciéndose con el control de los personajes convitiéndoles en maquetas dramáticas que acaban cansando un poco al espectador. Natalie pierde a su hija bebé nada más nacer ésta, lleva la carencia afectiva de un padre "culpable" que se ha divorciado de su madre y más tarde quiere volver con ella y se aleja de su propio marido con la ayudita sobreactuada de la rubia ex.

Yo creo que ha habido un error en el título y debió llamarse, "Un amor así es una cosa imposible".

Compartir este post
Repost0
28 abril 2011 4 28 /04 /abril /2011 08:11

cs1.jpgDicen que Pablo de Tarso, el apóstol romano de origen judío derribado de su caballo por el dedo de Dios, un converso al cristianismo al que le avalaba una formación económica de primer orden, creo que era cobrador de tributos, y una energía y empecinamiento en el logro de sus objetivos que desbordaba los parámetros de la normalidad (muy en sintonía con su pertenencia a la raza de las tribus de David e Isaac), recorrió 30.000 kilómetros por tierras de la Arabia profunda, Macedonia, Oriente Medio, Asia menor,  los confines del imperio romano, seguramente incluída nuestra Hispania, hasta recalar en Roma donde fue sacrificado. Se calcula que caminaba unos 30 kilómetros al día, solo o acompañado.

Por tanto y si se me permite, declaro santo patrón de este caminante a Pablo de Tarso, un santo marchoso al que si los romanos no hubieran crucificado, cabeza abajo por petición del reo en un gesto de humildad que le honra y nos sorprende (no quería morir de una forma tan semejante a la de Jesucristo), se le debería nombrar por decreto patrón ideal de todos los senderistas del mundo.

Viene todo este exordio tan excusable a que esta semana que entra, en compañía de mi amigo Jaime, vamos a recorrer durante una semana una de las etapas del Camino de Santiago, exactamente la que une la ciudad de León con Ponferrada (en O' Cebreiro daremos por terminada la etapa). Hemos calculado un total de 156,30 kilómetros, lo que nos da un promedio de 26 a 30 kilómetros al dia.

Saldremos en tren el lunes dia 2 hacia León y tenemos previsto coger el tren de regreso, de Ponferrada a Barcelona,  el dia 9, inch Alà, como diría el bueno de Pablo, conocedor de más de diez lenguas y dialectos de las zonas por donde caminaba, sobre todo las lenguas semíticas.

Tengo el propósito de ir narrando en este mismo blog detalles del viaje, anécdotas y viviencias, lo más puntualmente posible, siempre que logre conectar por wi-fi con la red y con ustedes, mis lectores.

On verrá.

Compartir este post
Repost0
27 abril 2011 3 27 /04 /abril /2011 15:12

NODOFrontal.jpg¿Se acuerdan ustedes de los inefables noticiarios "para todos los españoles", el NO-Do (siglas de Noticiarios y Documentales) que había que tragarse, quieras o no, antes de que se proyectaran las películas en cartel, en todos los cines de España?

Pues ahora lo pueden revivir en una novela escrita por Carles Schenner y publicada por Principal de los Libros.

Carles Schenner es periodista, guionista y director de cine. Estas actividades quedan reflejadas en esta primera novela, escrita con buena factura, donde al lector perspicaz le van llegando la evidencia de esos oficios en la narrativa del autor.

La novela es un acercamiento policiaco a una época especialmente gris en nuestro país. La trama se desarrolla en Barcelona y en Madrid a partir del año 1957, año clave en la capital catalana por los motines universitarios, la huelga y boicot a los tranvías y la espectacular movida política contra el régimen franquista.

En Madrid una ola de suicidios alerta a la policía. Son dos miembros del cuerpo general, Marcos Pueyo, de Madrid, franquista convencido y su compañero Toni Merino, critico y algo desafecto al régimen, que sigue en Barcelona las pistas que a ambos les proporciona su actividad, por cierto, a partir de ciertos mensajes subliminales que aparecen en las imágenes de los reportajes del NODO, "El mundo al alcance de todos los españoles".

La ambientación de la España de esos años en las dos capitales está bien resuelta y se mantiene con habilidad, como no podía ser menos en un guionista, el ritmo y la tensión de la trama. Hay unos desenvueltos diálogos y unas descripciones someras y no muy brillantes, pero lo que atrae mucho en esta novela son sus periodísticos detalles de la vida de la época que, para los que peinamos canas, resulta evocador. Y para los jóvenes, bastante ilustrativo.

Para todos, pues, una entretenida novela que hace esperar mejores logros en este autor.

 

 

 

 

 

 

Compartir este post
Repost0
27 abril 2011 3 27 /04 /abril /2011 12:05

la_hora_de_la_verdad.jpgCon 77 años cumplidos, Rosa Regás se mira al espejo de la vida y nos muestra sus reflexiones sobre algo tan inevitable como la vejez y la cercanía de la muerte. Para ello, agudiza la mirada, repasa a los clásicos que han tratado el tema, calma su verbo apasionado y nos regala comentarios, ideas y vivencias que aunque raramente levantan el vuelo filosófico –ni tiene por qué hacerlo, la Regás es escritora y política, no filósofa ni pensadora—si dejan en el lector un poso de calma y sensatez, de aceptación plácida de algo inevitable, de análisis de un periodo que no tiene porqué ser negativo o simplemente nostálgico y sobre todo de que una actitud activa y optimista enriquece la vida en esos años.

 

La idea recurrente de Rosa en su "Mirada a la vejez", es que la edad avanzada no tiene que ser el límite de nada, que aceptando las inevitables carencias y realidades físicas, si todo va bien en el ya resbaladizo terreno de la salud orgánica y psíquica, tener años, como en el pasado, es un signo positivo que indica experiencia y algunas veces sabiduría.

La autora de títulos como "Azul", "Luna lunera", "la canción de Dorotea", directora de la Biblioteca nacional de 2004 a 2007, cargo del que dimitió abruptamente tras una acusación del recién entrado ministro de Cultura, el poeta y escritor César Antonio Molina de que no había hecho nada en su cargo, aunque logró realizar cosas como la creación de la Biblioteca digital hispánica, el Museo de la Biblioteca, una política de apertura al público con inusitado éxito, aunque también como correlato hubo que lamentar unos oscuros hechos delictivos, como los robos de dos mapamundis del incunable de la Cosmografia de Ptolomeo (1482) y una hoja del incunable de Isidoro Santo, arzobispo de Sevilla, de 1472.

Pero volvamos a la escritora, en 1991 publicó Memoria de Almator, su primera novela, una especie de Casa de muñecas de Ibsen, en la en la cual una mujer extremadamente protegida por su padre, su marido y su amante acaba tomando las riendas de su vida. Tres años mas tarde ganó el Nadal con Azul una historia de amor y de ambiente marino. Al año siguiente, 1995, el Viaje a la luz del Cham narración de la estancia de la escritora en Siria, y Luna Lunera (1999), novela de estilo autobiográfico que transcurre en Barcelona durante la postguerra, que recibió el Premio Ciudad de Barcelona.

En 2001 se llevó el Planeta con La Canción de Dorotea, una novela de intriga científica. Más tarde acometería su Diario de una abuela de verano, que fue adaptada a televisión. 138.jpg

He podido observar que Rosa Regás nunca escribe con más convicción que cuando habla de sí misma, más o menos veladamente. Supongo que es algo natural y le ocurre a muchos escritores. El protagonismo de Rosa, su adscripción a la movida de la transición y a la célebre "gauche divine" barcelonesa, su fino olfato en las cosas políticas y sociales, la convierten en un personaje atractivo que levanta iguales dosis de simpatía y rechazo. En "La hora de la verdad" Rosa se vuelve intima y entrañable, es una abuela muy vivida y bastante inteligente que nos regala sus pensamientos sobre la época que está viviendo y su denodada lucha personal por aprovechar y sacar punta de los años que le queden, a pesar de que como ella misma dice "estamos en una sociedad que desprestigia la vejez y la experiencia". Nos habla de los aspectos positivos y negativos que tiene este época de la vida que los más afortunados pueden llegar a vivir (ella misma cuenta en "Adios a mis muertos", un libro inconcluso, que son treinta las personas muy cercanas que ya no están en este mundo –a los que hay que añadir Oriol Regas, su célebre hermano, que murió hace poco--).

Honestamente Regás advierte al lector que no busque estudios sesudos en su libro, ni aspectos sociológicos, es consciente de que va a reflexionar sobre la vejez pero a través del cristal de la suya, bastante privilegiada y activa (incluso está en las listas de la candidatura para el equipo de Hereu a la alcaldía de Barcelona).

Lo bueno de la vejez, dice, "es vivir y hacer lo que te da la gana y para ello hay que tener una vida intelectual y físicamente activa".

Recetas: vivir inmersos en la inspiración, tener proyectos, propósitos, ideales, intenciones, mantener viva la llama de la curiosidad. El libro se estructura en el análisis de lo que es la vejez, la constatación de que la vejez mental no existe, cuales son los enemigos de esa fortaleza de la mente y un capítulo sugestivo, "Nunca es tarde para las vocaciones ocultas", casi un tratado de autoayuda en el que se especula con las variadas posibilidades de vida que da la curiosidad y el no rechazar cualquier alternativa de trabajo personal y se recuerda al lector que tampoco es tarde para el amor y el sexo. "Hay que aceptar el paso del tiempo, que corre para nosotros igual que para los demás" dice, reconociendo ella misma que tenemos tendencia a engañarnos y pensar que estamos al margen de esa verdad.

Compartir este post
Repost0
25 abril 2011 1 25 /04 /abril /2011 18:33

 

nadaque.jpg

A menudo las segundas partes no son buenas(exceptuando quizá "El Padrino II") porque se trata de insistir en una fórmula que salió mas o menos bien la primera vez, aunque eso no constituye ninguna garantía de que seguirá saliendo bien aplicando una fórmula desoladoramente semejante. El cómico y director francés Dani Boon logró un éxito destacable con "Bien venidos al Norte" cuando un jefe de Correos francés es castigado a pasar dos años en el norte de Francia, Paso de Calais, en lugar de la Costa Azul como pretendía, haciendo trampas.

Las peculiaridades regionales juegan un destacado papel en esta película donde los prejuicios son un motivo jocoso de sorpresas reivindicativas. Confieso haber reido a gusto con algunas de las escenas de esta película con personajes bastante sólidos y un "coro" de habitantes de la remota región de Francia que tienen tanto encanto como los habitantes de la tribu de Asterix y Obelix. Sin embargo el amigo Boom, cuyo simpático rostro pasó de segundo protagonista en "Bienvenidos al Norte" a protagonista primero en "Nada que declarar", no ha dado esta vez con la rentable fórmula que permitió a B.al N. convertirse en un éxito del boca-oreja. Analicemos por qué. ¿El esquema argumental? El mismo. Otra vez chistes fáciles, diferencias regionales, ridículos complejos agresivos entre vecinos, sal gorda por doquier, violencias desmedidas e innecesarias, algún disparo absurdo y demasiadas situaciones humillantes de puro desmadradas. Aquí el racismo emcarnado en  un aduanero belga (un Benoit Poelvoorde, que sobreactúa de continuo), con una inquietante facilidad para apretar el gatillo, y otro francés (Boon), enamorado a mayor abundamineto de la hermana del cerril belga. Romeo y Julieta en versión cutre, la desaparición de fronteras europeas en 1993 como escenario (preludio de la estafa económica-social del euro), chistes fáciles y situaciones ridículas que posiblemente puedan hacer reir mucho a belgas o franceses pero que en estas latitudes no conmueven demasiado.

Dani Boon aplica el mismo esquema, parecida fórmula de su gran éxito de las aventuras y prejuicios de un parisino en Paso del Norte-Calais, en su "Nada que declarar", que haciendo juego con su título nos informa que no hay nada digno de verse en esta película, sobre todo en lo que concierne a ingenio y ese humor limpio, por muy socarrón que sea, que distingue a las buenas comedias.

Compartir este post
Repost0
24 abril 2011 7 24 /04 /abril /2011 11:08

pic.jpgA los cinéfilos, forofos o no de la ciencia ficción,  les encantará esta película, a pesar de ciertas contradicciones y algunos descuidos argumentales (imputables a la complejidad y audacia de la propuesta). Dirigida por Duncan Jones (anécdota: hijo de David Bowie) e interpretada muy convincentemente por Jake Gyllenhaal (cada vez mejor actor, como corresponde al hijo de un director y guionista de cine - Stephen Gyllenhaal-- y de una guionista y productora  --Naomi Foner--), "Código fuente" nos ofrece un guión sóilido e inteligente y una puesta en escena realmente brillante.

Con su dosis bien calculada de misterio y desvelamiento de causas --dentro de una de las hipótesis más recurridas de la CF, los viajes por el tiempo y el papel del cerebro, la máquina más compleja y  admirable que existe en el mundo, en una trama que concierne al modelo básico del cine de aventuras y acción: salvar al mundo o a una parte de él. En este caso salvar a los pasajeros de un tren en el que un terrorista iluminado ha colocado una bomba y más adelante un atentado multitudinario en pleno Chicago. En ese tren despierta de pronto un capitán del ejército norteamericano, Colter Stevens, piloto de helicópteros, frente a una joven deliciosa (Michelle Monegan) que parece conocerle bien y sin saber cómo ha llegado allí y qué está ocurriendo hasta que un fragoroso estallido destruye el tren y a sus ocupantes. En la siguiente secuencia el capitán Strevens vuelve a "despertar" y está en un habitáculo metálico, una especie de núcleo de laboratorio, conectado por tv, a un centro de control y bajo las indicaciones de una dama, oficial del ejército, que le dice que está en una misión experimental --de la que nuestro hombre no recuerda nada-- y que tiene que volver al tren y tiene ocho minutos para encontrar al terrorista que colocó la bomba. Lo hará las veces que sea necesarias, siempre ocho minutos antes de que estalle la bomba.  La lógica cautiva del oficial va disparando preguntas --desde la realidad de lo que ocurre, su situación personal, qué salida tiene todo eso-- que son contestadas poco a poco manteniendo la tensión argumental con un sabio goteo de respuestas e hipótesis.Codigo_Fuente-332725-full.jpg

Se encadenan los fulgurantes regresos al tren, encadenando las esplosiones y la muerte, con secuencias del laboratorio y centro de operaciones y otro fantasmal regreso. Se repite una y otra vez la misma secuencia de inicio, todos los incidentes vuelven a surgir y el oficial descubre que tiene una identidad y un rostro distinto al suyo (el director utiliza un espejo para que el espectador comprenda la cuestión. El espejo nos muestra lo que ven los demás, en el tren. Ya que nosotros seguimos viendo el rostro tenso y alucinado de Jake Gyllenhaal).

Si recordamos que el director es el mismo de "Moon" aquella maravillosa cinta de ciencia ficción cuyo guión constituye uno de los aciertos más inteligentes de la década en el género, no nos sorprende la habilidad de esta nueva vuelta de tuerca que Duncan Jones da a este tipo de cine tan sugestivo.

Y ahora vamos al titulo de este comentario, lo de la marmota y lo de Johnny. Duncan ha usado, estoy seguro, como materias de apoyo argumental dos películas que, cada una en su género, han sido verdaderos aciertos. Se trata de "El día de la marmota" la deliciosa y sugerente comedia protagonizada por Bill Murray, en el que un locutor de televisión se ve atrapado en un bucle espacio temporal en el que repite indefinidamente un mismo día desde la mañana hasta medianoche y coincide con el dia de la marmota, principio de la primavera, en un pueblecito del norte de EE.UU. La otra musa de Duncan es, sin lugar a dudas, la bellísima y estremedora cinta de Dalton Trumbo "Johnny cogió su fusil", que narra la trágica historia de un soldado virtualmente muerto y destrozado por una bomba en la primera guerra mundial, al que unos médicos amorales mantienen artificialmente con el cerebro vivo para usarlo como conejillo de indias.

Y no cuento más, mejor que no se pierdan "Código fuente".

 

Compartir este post
Repost0
23 abril 2011 6 23 /04 /abril /2011 20:06

Cientos de miles de personas salieron el pasado viernes a las calles de ciudades y pueblos de Siria para exigir el fin de la dictadura del clan Assad, cuarenta años de poder omnímodo, sátrapas al servicio de intereses propios que están defendiendo su poder a sangre y fuego contra su propio pueblo, tras el contagio tunecino y sus secuelas egipcia, yemení, libia, marroquí…

¿Qué es lo que se juega en el tablero político de Oriente Medio con esta jugada de ajedrez político que el ansia de libertad y justicia ha planteado entre un régimen autoritario y corrupto y unos ciudadanos envalentonados con el vendaval reivindicativo de los países vecinos que tratan de aprovechar el ímpetu histórico de cambio? Entre 30 y 70 personas murieron el viernes como demostración palpable de que Bachar el Asad está dispuesto a seguir la senda trágica de Gaddafi más que las de Mubarak o Ben Alí.

El Assad se encuentra entre la espada que exige la represión y la pared que imposibilita hacer más concesiones al pueblo, lo que pondrían en peligro el régimen heredado de su padre -- que este mantuvo durante más de 30 años con mano de hierro-- y por consiguiente seguir en el poder. La supresión del estado de excepción que mantenía amordazado al país desde 1963, el pasado jueves, no ha calmado la revuelta. Y son muchos los muertos, doscientos en menos de un mes, miles los detenidos. La medida ha llegado a destiempo y es interpretado más como un signo de debilidad que como una señal de cambio. No hay vuelta atrás. Solo más violencia. Una represión que procede no sólo del ejército sino también las bandas de pistoleros al servicio de Assad, los "shabiha" (tildados oficialmente de "extremistas islámicos" pero que en realidad sirven como excusa para activar a policías y soldados en las matanzas indiscriminadas).

Cuenta mi amigo Xavier Batalla que hace tiempo se narraba secretamente en Siria un chiste en el que Dios enviaba un ángel de la muerte al presidente Assad para castigarle por los crímenes cometidos. Al poco el ángel volvía al cielo con una brutal paliza en el cuerpo propinada por la policía secreta siria y Dios clamaba "Oh no, ¿no les habrás dicho quién te envió?

¿Qué diferencia existe con el Gaddafi de Libia? En lo sustantivo y sociopolítico, escasas. Dos familias de autócratas, amarradas al poder, rodeadas de un enorme y eficaz aparato represivo, sustentadas por el terror y un práctico tablero de intereses tribales. Pero Siria tiene una característica que la aleja definitivamente del modelo libio: es el centro de una madeja de alianzas e intereses internacionales que unen a Egipto, Israel, Teherán y Líbano (a través de Hezbollah y Hamas).

¿Qué ocurriría con un cambio de régimen en un país que mantiene la tensa cuerda del equilibrio de poder entre esos factores de los que depende la precaria salud de oriente medio? Ni Israel, ni Europa, ni Estados Unidos desean un escenario en el que Siria deje de ser el predio de los Assad para convertirse tal vez en otro régimen islámico aliado a Irán y los dos mastines palestinos. ¿Cuánta más sangre será precisa para convencer a occidente de que debe intervenir?

 

Compartir este post
Repost0

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens