Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
28 abril 2022 4 28 /04 /abril /2022 10:48

Publicado en La Comarca el 260422

Dicen que el “plogging” va a arrasar en un futuro cercano entre los deportistas de cualquier edad y condición. En esencia consiste en combinar el jogging con la recogida de basura, tanto en las calles y paseos de las ciudades, como en bosques, playas o senderos montañosos. Es una basura procedente de ciudadanos que van tirando a su paso todos los envoltorios, residuos, botellas o envases que han utilizado para alimentarse. En las más altas cumbres del Himalaya o en el desierto de Gobi, desde  las playas andaluzas y catalanas a las montañas aragonesas o los ríos que atraviesan nuestro país, los bosques de Navarra o las Rías Bajas, el  homo o fémina de la especie, homunculus sorditus (pequeño ser sucio), va dejando residuos personales de desechos allá por donde pasa.

Pues bien, un deportista sueco, Ahlström, ha puesto en marcha este nuevo deporte: plogging, palabra formada por la raíz plocka, en sueco recoger, y jogging, en inglés correr, que va adquiriendo adeptos en toda Europa, no sólo corredores, sino ciclistas, montañeros, nadadores o submarinistas. Sólo es necesario llevar una bolsa sólida y flexible e ir llenándola con lo que encontremos. Los más mentalizados llevan varias bolsas en una mochila y van seleccionando según el tipo de residuo. El sueco aplica la teoría criminológica de los cristales rotos a su cometido: si percibes en una casa signos de abandono y hay un cristal roto, pronto habrá quien romperá todos los demás. Con las basuras ocurre lo mismo. Un sendero cuidado y sin residuos tiene más posibilidades de ser respetado. Los ploggers tienen en nuestro país un amplísimo campo de entrenamiento.

En defensa de nuestro carácter nacional y perdonen por la anécdota personal, les diré que hace treinta años, mi cuñado Jaume, aficionado a las excursiones en familia, enseñó a sus cuatro hijos que, en cada salida, debían recoger todos los residuos que vieran y guardarlos hasta depositarlos en un contenedor al regresar de la caminata. Hoy en día esos chicos enseñan a sus propios hijos a hacer lo mismo. En el curso de los años muy a menudo me he encontrado en montañas y senderos, compatriotas deportistas que no sólo no ensuciaban ellos, sino que limpiaban lo dejado por otros. Como ven, hay esperanzas para llegar a ser un pueblo orgulloso de la limpieza de su propio país.

ALBERTO DÍAZ RUEDA

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens